ANÁLISIS/ ANA MENGOTTI

"Glaciación"

No solo los cubano-estadounidenses y los exiliados en Florida aguardan con expectación los cambios en la política hacia Cuba que anunciará Donald Trump hoy viernes en Miami: muchas empresas, y no solo pequeñas, tienen los dedos cruzados.

Una nueva "glaciación" en las relaciones cubano-estadounidenses afectaría negativamente las cuentas de los cruceros, las aerolíneas, las cadenas de hoteles, grupos tecnológicos, plataformas de la llamada "economía colaborativa" y pequeñas empresas de todo tipo que se han beneficiado del deshielo iniciado a fines de 2014.

Por no hablar de los trabajadores de esas empresas en Cuba o de los cuentapropistas cubanos a los que les llegan clientes en los barcos o los aviones que llegan a la isla desde Estados Unidos.

A diferencia de los partidarios de la "mano dura" con Cuba y los defensores de la apertura, que han reafirmado estos días sus posiciones políticas, en el lado económico se siente un significativo y cauto silencio, salvo algunas pocas excepciones.

La plataforma Airbnb, que conecta a propietarios de viviendas con personas que buscan alojamientos turísticos, ha hecho ganar a sus usuarios cubanos unos 40 millones de dólares desde abril de 2015.

De acuerdo con el Consejo Comercial y Económico EE.UU.-Cuba, las compañías de cruceros Norwegian, Carnival y Royal Caribbean ingresarán más de 422 millones de dólares entre 2017 y 2019 con sus viajes a la isla.

Entre las muchas conjeturas sobre los anuncios que Trump hará en Miami está el de prohibir los negocios de empresas estadounidenses con empresas de propiedad de o controladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba o los cuerpos de seguridad. Si se confirmara, Starwood Hotels and Resorts Worldwide, una filial del grupo Marriott, estaría en problemas, pues desde 2016 tiene un acuerdo para administrar hoteles con la cubana Gaviota, que está controlada por las Fuerzas Armadas.

También han surgido versiones de que el presidente restringirá los viajes que los cubano-estadounidenses pueden hacer a la isla y las cantidades que pueden enviar a sus familias. Al anunciar que estará junto a Trump en Miami, el senador Marco Rubio, quien colaboró con el gobierno en la elaboración de la nueva política, dijo que los cambios van a ser "estratégicos y selectivos". "El objetivo es muy simple: queremos dar poder y reforzar al pueblo cubano sin fortalecer a los militares cubanos, que controlan un porcentaje significativo de la economía".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)