TERRORISMO: ATAQUE AL PARLAMENTO BRITÁNICO

Gestos heroicos en medio del caos

Un diputado intentó salvar al policía herido por el terrorista; cientos de turistas testigos del atentado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El atentado al Parlamento británico sorprendió ayer a miles de londinenses. Foto: Reuters

Un diputado asistiendo al policía herido por el terrorista que atacó el Parlamento británico; una mujer dándole respiración boca a boca a una persona atropellada en el puente de Westminster. Estas dos imágenes recorrieron ayer el mundo, en medio del caos que generó el atentado en Londres y el pánico que ganó a los testigos.

El diputado conservador y exmilitar Toby Ellwood, que perdió a su hermano en un atentado en Bali, Indonesia, en 2002, trató de salvar la vida del policía herido por el terrorista, pero su esfuerzo fue en vano. "Traté de cortar el flujo de sangre y le hice el boca a boca (...), pero creo que había perdido mucha sangre", explicó Ellwood en declaraciones al diario The Sun. "Tenía varias heridas, bajo el brazo y en la espalda", añadió.

Ellwood se convirtió así en uno los héroes de la trágica jornada de ayer en Londres. Unas imágenes tomadas por el fotógrafo de Associated Press Stefan Rousseau inmortalizaron a un Ellwood desconsolado y manchado de sangre tras darse cuenta de que ya no había nada que hacer.

El atacante atropelló con un todoterreno a varias personas que caminaban por el puente de Westminster antes de intentar entrar en la sede del Parlamento y atacar con un largo cuchillo de cocina al agente de seguridad que falleció poco después. Ellwood esperó la llegada de la ambulancia junto con los oficiales de Policía antes de volver a entrar a Westminster.

Ellwood, quien sirvió al Ejército británico entre 1991 y 1996, fue elegido por primera vez en los comicios generales en 2005. Su hermano Jonathan había fallecido en los atentados de Bali de 2002, cuando la explosión de un coche bomba frente a una discoteca mató a más de 200 personas.

El atentado de ayer en Londres dio paso a escenas de caos y pánico. La gente corría por las calles de Westminster, los diputados se encerraron en sus oficinas, y el sonido de las sirenas y los helicópteros se apoderó de todo el centro de Londres.

Una mujer fue rescatada con heridas graves del río Támesis.

La diputada Mary Creagh se dirigía a votar cuando se topó con guardias de seguridad armados y una multitud que les seguía. "Me encontré a 40 personas corriendo hacia mí y gritando: vuélvase, ha habido un tiroteo", narró a la prensa.

"Todo el personal y la mayoría de los diputados están aún encerrados en el edificio. Por lo que sé, lo están inspeccionando planta a planta", explicaba Creagh cuando todavía no se sabía muy bien qué había ocurrido afuera de los muros del Parlamento británico. "Fue muy, muy aterrador", sentenció.

El líder de los demoliberales, Tim Farron, explicó que "la mayoría de la gente estaba muy, muy conmocionada".

"El palacio de Westminster es uno de los lugares más seguros del planeta, pero es también un blanco", dijo Farron, que fue evacuado hasta una comisaría de policía cercana junto a otros diputados.

Los turistas, que se acercan para ver el Big Ben o subir a la cercana gran noria del London Eye, huyeron despavoridos del lugar y luego contemplaron estupefactos el gran despliegue de seguridad.

Quienes se encontraban en aquel momento en la noria, tuvieron que esperar una hora para ser evacuados.

Había también escolares, como los que visitan a diario el Parlamento o la abadía de Wesminster. "Daba mucho miedo", contó Martha Bryant, de 16 años. "Poco a poco nos íbamos enterando de lo que había pasado, y era horrible. Había pasado ahí mismo, podía habernos ocurrido a nosotros".

"El Big Ben, la abadía de Westminster, el London Eye, el cambio de guardia a caballo, Downing Street, Trafalgar Square. El centro político y administrativo de Londres es también el destino de hordas de turistas cada día. La irrupción del terror lo convirtió este miércoles en un laberinto de calles cortadas, coches de policía a toda velocidad, familias desconcertadas, jóvenes tranquilizando a sus padres y periodistas a la caza de historias. Escenas que quedarán grabadas, con un zumbido de los helicópteros y sirenas, en los móviles y las memorias de los turistas que visitaban este miércoles Westminster", decía ayer El País de Madrid en su edición digital.

Homenajes a víctimas de los atentados en Bruselas.

Bélgica recordó ayer miércoles a las 32 víctimas de los atentados yihadistas del 22 de marzo de 2016, un día que Christelle nunca olvidará: "Hace un año conocí el horror en este mismo lugar", dijo Christelle en la estación de Maalbeek, donde murieron hace un año 16 personas. Ella resultó herida. A las 09H11 local de ese fatídico día, Khalid El Bakraoui activó sus explosivos en el metro bruselense, poco después de que su hermano Ibrahim y Najim Laachraoui hicieran lo mismo en el aeropuerto de Bruselas, matando a otras 16 personas.

El doble atentado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico dejó 32 muertos, cientos de víctimas, pero también decenas de familias rotas, como la de Kristin Verellen, cuya pareja Johan, de 58 años, no corrió la misma suerte que Christelle y murió en Maalbeek.

"El 22 de marzo es también mi aniversario. En principio, no hay nada que celebrar, pero el amor triunfa", confesó esta mujer, a quien el amor la ayudó a levantarse "con más fuerzas" de las que tiene su cuerpo.

Unas emocionadas Christelle y Kristin pronunciaron estas palabras durante el acto de homenaje en el metro en presencia de autoridades belgas de riguroso luto, entre ellas los reyes Felipe y Matilde.

En la estación de Maalbeek, donde se inauguró una placa con el lema "Nunca olvidaremos", los asistentes guardaron un minuto de silencio, que contrastó con el minuto de ruido en las calles y en el sistema de transporte público bruselense para homenajear a las víctimas.

A dos pasos de la sede de la Comisión Europea, situada cerca de la estación de Maalbeek, los monarcas belgas inauguraron junto a los presidentes de las instituciones europeas una escultura monumental en recuerdo de las víctimas del atentado de Bruselas, pero también de París, Niza, Bamako ... y desde ayer Londres.

LOS ÚLTIMOS ATENTADOS TERRORISTAS EN GRAN BRETAÑA.

Desde el final de los ataques de los republicanos norirlandeses en 2001, Gran Bretaña ha sufrido al menos cinco ataques con el de ayer miércoles, siendo el más mortífero el perpetrado contra los transportes londinenses en julio de 2005, que provocó 56 muertos.

Transporte.

El 7 de julio de 2005, cuatro atentados suicidas coordinados a la misma hora en momentos de gran afluencia en tres ramas del metro y un autobús londinense provocaron 56 muertos, entre ellos los cuatro kamikazes, y unos 700 heridos. Un grupo que se manifestó como integrante de Al Qaeda reivindicó estos ataques.

Glasgow.

El 30 de junio de 2007, un coche bomba se precipitó contra la principal terminal del aeropuerto de Glasgow (Escocia), muy frecuentada en el comienzo de las vacaciones escolares, sin explotar. Un indio que conducía el vehículo se quemó gravemente tras rociarse con combustible. Falleció un mes más tarde. Su acompañante, un médico iraquí, fue detenido. En 2008 fue condenado a cadena perpetua. La víspera, dos coches Mercedes Benz repletos de bidones de gasolina y clavos fueron descubiertos estacionados en el corazón de Londres. Un problema de conexión en el dispositivo detonador impidió que los coches explotasen, según los investigadores.

Londres.

El 22 de mayo de 2013, dos londinenses de origen nigeriano atropellaron con su auto a un joven soldado de 25 años, Lee Rigby, en el sureste de Londres, para luego acuchillarlo e intentar decapitarlo.

Leytonstone.

El 5 de diciembre de 2015, Muhaydin Mire, de 30 años, nacido en Somalia, hirió con un cuchillo a dos personas, una de ellas de gravedad, a la entrada del metro de Leytonstone, en el este de Londres. Mire fue condenado a cadena perpetua.

Ataques frustrados.

Scotland Yard anunció a comienzos de marzo que los servicios de seguridad británicos lograron abortar "trece intentos de atentados terroristas desde junio de 2013".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)