Elecciones en Estados Unidos

Ganadores y perdedores de la primera prueba electoral

El fenómeno Trump se desinfla y Sanders sorprendió con los jóvenes.

Las elecciones del lunes en Iowa desinflaron el favoritismo de Donald Trump y acrecentaron el crédito para Ted Cruz en el Partido Republicano. En el Partido Demócrata, si bien ganó Hillary Clinton, Bernie Sanders obtuvo un triunfo "moral".

"Que Donald Trump no haya ganado en las caucus (asambleas) de Iowa es una derrota importante para él", señaló a El País Romeo Pérez, doctor en Derecho e investigador del Centro Latinoamericano de Economía Humana (Claeh).

Desde que comenzó la carrera hacia la Casa Blanca, el magnate inmobiliario ha apelado a a un discurso irónico, exitista y agresivo contra sus rivales republicanos. Desde entonces, las encuestas siempre le dieron ventaja sobre el resto de los postulantes. Por consiguiente, los resultados de Iowa fueron un golpe "a su retórica triunfalista". "Para él era importante empezar gananando (...) No era tan avasallador como se pudo pensar", comentó Pérez.

Trump ha convulsionado la política estadounidense. Sus aspiraciones —como crear un muro en la frontera con México o matar a los familiares de los militantes de Estado Islámico— han sido aceptadas por parte de la ciudadanía estadounidense. Esto se debe, según cree Pérez, "a malestares acumulados" con el Gobierno actual. Las adhesiones que ha logrado están fundados más "en la protesta"y no en el hecho de "voy a votar a alguien".

Si no puede ver la infografía haga click aquí

"La retórica de Trump es de un ultraextremista. Se desboca siempre. Es como adherir a Maduro, a Hitler, a Pinochet o a Stalin. Estamos hablando de extremismos", comentó Pérez.

Ted Cruz, un ultraconservador evangelista, es visto como un "rebelde" de la política tradicional. Según una crónica de La Nación, Cruz apeló a hacer política en el terreno, ya que recorrió los 99 condados de Iowa para poder obtener la victoria.

Los comicios republicanos fueron tan cerrados, que incluso Marco Rubio, uno de los primeros hijos de cubanos que se sentó en el Senado estadounidense, tuvo una buena elección. "Rubio es el verdadero ganador. Ha excedido las expectativas. Además se convierte en el preferido del establishment, lo cual cambia toda las dinámica del partido", opinó a la agencia EFE el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Iowa State, Steffen Schmidt.

Segundo ganador.

Hillary Clinton —quien aspira ser la primera mujer en llegar a gobernar Estados Unidos— logró hacerse con un ajustadísimo triunfo en el Partido Demócrata. Su estrecha victoria sobre Bernie Sanders (de tres decimales) "proyecta incertidumbre" sobre su candidatura para su partido, según opinó Pérez. "Hoy no es seguro que sea candidata", agregó.

Bernie Sanders, por su parte, fue uno de los grandes vencedores morales de la noche. Si bien no pudo arrebatarle el primer lugar, este hombre de 74 años consiguió casi empatarle a Hillary Clinton, quien goza de "un enorme aparato propagandístico", comentó Pérez.

Sus "definiciones ideológicas atrevidas para Estados Unidos", y haberse nutrido de donaciones que promedian los 27 dólares por persona para financiar su campaña, fueron elementos que ayudaron a que haga una memorable elección en Iowa.

Su enfoque estuvo en los jóvenes: se llevó el 84 % de los votos entre el público de entre 17 y 29 años.

Al ser el primer estado en abrir el juego electoral, muchos atribuyen su rol clave en la decisión final. Y comparan lo que sucedió en elecciones anteriores: Barack Obama y George Bush ganaron en las internas en Iowa y luego fueron presidentes. En opinión de Pérez, esto solo constituyen "juegos mentales". "Las caucus de Iowa tienen un significado relativo", comentó.

"(Los resultados) van a pesar mucho cuando aparezca el resultado de algunos de los grandes estados, por su gran cantidad de votantes, como Nueva York, California, Texas e Illinois", dijo el experto. Lo que viene es en New Hampshire.

CONSECUENCIAS.

Trump es menos favorito en apuestas.

Las posibilidades del aspirante republicano Donald Trump de convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos sufrieron un revés tras su derrota ante el senador de Texas Ted Cruz en los caucus de Iowa, dijeron ayer dos sitios de apuestas online.

Ayer por la mañana, tanto Ladbrokes PLC como Paddy Power Betfair PLC dijeron que las probabilidades del magnate inmobiliario de ganar los comicios de noviembre eran ahora de 7/1, frente a 3/1 el lunes. Eso redujo sus posibilidades de obtener una victoria a un 13 % desde un 25 % el lunes.

El senador de Florida Marco Rubio se convirtió en favorito para convertirse en el candidato del Partido Republicano tras terminar en tercer lugar en el caucus, dijo Ladbrokes. Sus posibilidades de ser nominado eran de 4/5 el martes, lo que le da una probabilidad de 56 por ciento. Las posibilidades de Trump eran de 11/4, con una probabilidad de 27 por ciento.

"Esta podría ser la primera señal de que la burbuja de Trump está a punto de explotar", comentó a través de un comunicado el jefe de probabilidades políticas en Ladbrokes, Matthew Shaddick.

"Las apuestas apuntan ahora firmemente a un enfrentamiento entre (Hillary) Clinton y Rubio en noviembre", puntualizó el director de la casa de apuestas. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)