VIDEO

El futuro de Temer se juega hoy en tribunales

Abren juicio sobre financiamiento de la campaña 2014.

Para Michel Temer hoy martes puede comenzar la cuenta regresiva de su alejamiento anticipado de la presidencia de Brasil. El Tribunal Superior Electoral (TSE) dará inicio al juicio por el presunto uso de fondos ilícitos para financiar la campaña de 2014, elecciones en las que resultó electo vicepresidente en la fórmula que encabezó Dilma Rousseff, gracias a lo cual ahora está en el gobierno por la destitución de la mandataria de izquierda. Pero esa elección también puede costarle el cargo.

El tribunal electoral no tiene plazo para tomar una decisión y podría demorar semanas, aunque la creciente agitación política que se vive en Brasil, aumentará la presión sobre los jueces para entregar un fallo rápidamente.

Si es encontrado culpable, se espera que Temer apele y retrase el proceso por meses, a riesgo de debilitar aún más a su gobierno. Su principal aliado, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), esperará el fallo judicial para decidir si abandona el gobierno, lo que podría significar un golpe de gracia para el presidente.

La denuncia ante el TSE, paradójicamente, fue presentada por el PSDB, derrotado ajustadamente en los comicios de 2014.

En cuatro sesiones programadas hasta el viernes, el tribunal compuesto por siete miembros discutirá si anula la victoria de 2014 de la fórmula Rousseff-Temer.

Si el tribunal invalida las elecciones, el presidente de la Cámara baja, Rodrigo Maia, asumiría el cargo de Temer y el Congreso tendría 30 días para elegir un mandatario interino hasta las elecciones de 2018.

La mayoría de los analistas espera que un miembro del tribunal pida una postergación para estudiar más el caso, lo que le daría tiempo a Temer para tratar de reconstruir su base política y evitar el éxodo de sus aliados.

Temer, en tanto, busca mostrarse como si este juicio no lo afectara. Ayer lunes el presidente promulgó medidas ambientales y defendió su gestión, sin mencionar el juicio que se inicia hoy. Temer estaba escudado por importantes figuras como el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, el jefe del Gobierno, Eliseu Padilha, o el canciller, Aloysio Nunes.

El juicio que se inicia hoy, que hasta hace poco parecía condenado al fracaso, cobró relevancia tras la divulgación el 17 de mayo de una grabación en la que Temer parecía dar aval a la compra del silencio al exdiputado Eduardo Cunha, preso por la trama de corrupción que destapó la Operación Lava Jato. El que grabó a Temer fue el empresario cárnico Joesley Batista, del grupo JBS que pagaba el soborno. La grabación la entregó a la justicia en el marco de un acuerdo de delación premiada.

Tras su divulgación, Temer pasó a ser investigado en el Supremo Tribunal Federal (STF) después de que el fiscal general, Rodrigo Janot, lo acusara de corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y organización criminal.

Aunque dicha investigación y el juicio electoral no guardan relación, la delicada situación del presidente hizo que las miradas se posaran sobre el TSE como una posible salida para un Temer acorralado y que se niega a renunciar.

La posibilidad de que el fiscal Janot presente cargos contra el presidente antes o durante el juicio en la corte electoral es otro de los fantasmas que merodea los bastidores del poder. "Tenemos indicios de que habrá movimientos e iniciativas de Janot en vísperas del juicio del TSE en un intento para presionar el tribunal a condenar al presidente", denunció el domingo Gustavo Guedes, abogado de Temer, al diario Folha de S. Paulo.

Guedes dijo que llegó información a Planalto de que el fiscal tiene más grabaciones comprometedoras en su poder y podría hacerlas públicas esta semana.

Otra bomba podría detonar de la mano de un hombre de confianza de Temer, el exdiputado Rodrigo Rocha Loures, detenido el sábado. El exasesor, señalado por el empresario Batista como la persona directamente designada por el presidente para recibir sobornos, fue filmado cuando recibía de un emisario de JBS una maleta con 500.000 reales (unos 150.000 dólares). Si Rocha Loures hablara a cambio de beneficios judiciales, Temer se podría ver en serios aprietos.

El presidente de Brasil con su mejor cara ayer en Planalto. Foto: AFP
El presidente de Brasil con su mejor cara ayer en Planalto. Foto: AFP

Economía: moderado optimismo de los analistas.

Los analistas mejoraron ligeramente sus proyecciones para la economía brasileña este año después de que el gobierno anunciara que el PIB creció un 1% en el primer trimestre tras dos años de recesión.

Las proyecciones para el crecimiento económico este año pasaron del 0,49% esperado hace una semana hasta el 0,50% en el sondeo de ayer por el Banco Central. En cuanto a la inflación de 2017, los especialistas redujeron su proyección desde el 3,95% de hace una semana a 3,90%.

Cuestionario a Temer y "donación" a Lula y Dilma.

Las horas previas al inicio del juicio por el financiamiento de la campaña electoral de 2014 que ganó la fórmula Dilma Rousseff-Michel Temer fueron muy movidas en el ambiente policial y judicial.

Por un lado, laPolicía Federal envió un interrogatorio al presidente Temer, dentro de la investigación por corrupción en su contra, que debería responder en las próximas 24 horas, aunque tiene derecho a no hacerlo. El fiscal general, Rodrigo Janot, acusa a Temer de corrupción, organización criminal y obstrucción a la justicia, basándose en las delaciones premiadas de ejecutivos del gigante cárnico JBS. El envío de ese interrogatorio antes del inicio del juicio en el Tribunal Superior Electoral era uno de los temores de la defensa de Temer.

En tanto, el procurador de la República, Iván Claúdio Marx, abrió una investigación sobre una supuesta donación de US$ 80 millones para las campañas electorales de los expresidentes Lula Da Silva y Rousseff. En su declaración ante la justicia, el empresario Joesley Batista, del grupo JBS, dijo que Lula y Dilma sabían de las cuentas en el exterior abiertas para recibir ese dinero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)