VEA EL VIDEO

Fuerzas israelíes van tras el "lobo solitario" de Tel Aviv

Dos muertos y 7 heridos en atentado con el sello de París y San Bernardino.

Si no puede ver el video haga click aquí

El 2016 se inició bajo el signo del terror en Israel. Un atacante abrió fuego contra los parroquianos de un bar ubicado en el centro Tel Aviv, en la calle Dizengoff, justo antes del descanso del sábado (shabat, para los judíos), cuando el lugar estaba repleto para festejar un cumpleaños, matando a dos personas e hiriendo a otras siete.

Cualquiera que sean las motivaciones que llevaron al ataque —la Policía mantenía un hermético silencio sobre la cuestión—, el suceso tiene consecuencias inmediatas para los habitantes de Tel Aviv, que tuvieron que buscar refugio en sus propios hogares, mientras que un buen número de policías inundaba las calles en busca del agresor.

El terror ganó a los comensales del restaurante en Tel Aviv. Foto: EFE
El terror ganó a los comensales del restaurante en Tel Aviv. Foto: EFE

En los lugares de entretenimiento, siempre lleno de gente en la tarde del viernes, se observaban ayer agentes armados y miembros de la unidad de élite, lanzada a la "caza" del atacante.

La sensación de inseguridad —que se está imponiendo en los últimos meses debido a la "Intifada de los cuchillos" lanzada por palestinos— ha vuelto a dominar a los israelíes.

El ataque fue saludado con simpatías por Hamas en Gaza y lugares cercanos —desde donde se lanzaron varios cohetes ayer, además—. Pero, hasta ahora, no hubo una reivindicación o adjudicación de los hechos. El tiroteo comenzó poco antes de las 15 hora local, cuando el agresor, un árabe-israelí se supo luego, entró a un comercio con el rostro cubierto con gafas y con una mochila al hombro.

Después de examinar el entorno con calma, puso la mochila en un carrito, sacó un arma automática (posiblemente un Falcon de producción italiana) y caminó por la calle Dizengoff, disparando al menos treinta balas a transeúntes y clientes del bar Hasimta.

"No parecía que tenía intención de matar a alguien en particular", dijo un testigo.

Para algunos de los presentes no hubo escape posible. Dos personas murieron en el acto, otras cuatro fueron trasladadas en estado grave al hospital y otros tres también fueron heridos alcanzados de lleno por las balas.

Las víctimas no tenían antecedentes penales, lo que excluye la pista de un ajuste de cuentas del mundo del crimen. Por su parte, el alcalde Ron Hulday ha calificado de rumores "totalmente infundados" los que surgieron al principio y que indicaron que se trataba de un ataque contra homosexuales.

Cacería.

La Policía israelí lanzó una intensa búsqueda del presunto culpable. Según varios medios se trata de un árabe israelí de 29 años del norte de Israel, de la zona de Galilea, reconocido por su padre en videos de vigilancia y que advirtió a las autoridades.

La Policía no quiso confirmar esas informaciones, en un contexto de violencia diaria entre palestinos e israelíes y de amenazas yihadistas.

"Se está investigando para saber si se trata de un acto criminal o terrorista", declaró el portavoz de la policía Micky Rosenfeld. "No estoy seguro de que forme parte de la oleada actual de terrorismo" declaró el ministro de Seguridad Interior, Gilad Erdan.

Según el diario Haaretz, el agresor robó el arma a su padre, que trabaja en seguridad.

El hombre empezó abriendo fuego contra clientes sentados frente a un bar, dijeron testigos. Fue allí donde dos personas sucumbieron a sus heridas. Un revoltijo de sillas volcadas y vidrios rotos reflejaba el pánico que se apoderó de los clientes.

Un video de seguridad mostró a un hombre con gafas que compra en una tienda de productos dietéticos y luego saca un arma de su mochila, con la que tranquilamente abre fuego contra el bar de al lado.

"Pensé en París".

"Escuché disparos, me di la vuelta y vi que la gente corría dentro del café. La gente gritaba y vimos al tipo que disparaba. Tenía el cabello castaño, vestía un suéter gris y luego huyó", contó Alexandre Lambez, un turista francés. "Enseguida pensé (en los ataques de noviembre) en París y en el Bataclan", dijo.

La dueña de una peluquería cercana al bar, Osnat David, se negaba a salir porque no quería ver "los cuerpos y la sangre", dijo conmocionada. David se ocupaba de sus clientes cuando escucharon "disparos, gritos y llantos".

"Mis clientes y yo nos escondimos sin hacer ruido. No tuvimos tiempo de cerrar el negocio. Nos tiramos al suelo para que el terrorista no nos viera. Todo duró unos veinte minutos", explicó. "Dos minutos antes estaba fuera fumando un cigarrillo. Es un milagro. Si me hubiera quedado fuera ahora estaría muerta", agregó

Tel-Aviv fue blanco de atentados palestinos durante la Segunda intifada (2000-2005). Pero la ciudad se ha mantenido en una calma relativa desde el inicio de la actual ola de atentados, en su mayoría actos aislados llevados a cabo sobre todo con cuchillos. Israel se ha librado también hasta ahora de ataques del Estado Islámico (EI), pero el grupo ha proferido amenazas explícitas contra Israel en las últimas semanas e incluso publicó mensajes en hebreo. El último fue pronunciado por el propio líder del grupo, Abu Bakr al Bagdadi, hace pocos días.

El EI "no se ha olvidado ni un momento de Palestina", se escuchaba en una grabación audio publicada en internet a finales de diciembre, por Al Bagdadi. Los yihadistas, empero, no han cumplido con estas amenazas. Hasta ahora.

"No está sano", dijo un pariente.

Sami Melhem, un abogado árabe-israelí, dijo a un canal de televisión que el autor de los asesinatos era un pariente suyo, cuyo padre, un voluntario de la Policía, se había presentado para identificarlo ante las autoridades después de que la grabación de seguridad saliera al aire. "Este hombre no está sano", dijo Melhem. "Ha recibido tratamiento. Está recibiendo tratamiento. Recientemente había estado dando vueltas por las calles como un demente". Consultado sobre si el sospechoso tenía tendencias religiosas radicales, Melhem dijo que no sabía. Los árabes, de mayoría musulmana, constituyen el 20 % de la población de Israel. Si bien en términos generales simpatizan con la causa palestina, rara vez toman las armas contra su país o la mayoría judía. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)