Una página de la historia

Francisco está en México por cinco días

El Papa llega a un país herido por la violencia del narcotráfico.

El papa Francisco partió ayer mismo para México tras su histórico encuentro con el patriarca ruso Kiril en el aeropuerto de La Habana, reunión que duró unas dos horas y en la que estuvieron de acuerdo en la posibilidad de cooperación entre las iglesias católica y ortodoxa. El Papa fue despedido en la pista de aterrizaje por el presidente cubano, Raúl Castro, quien también lo recibió a pie de escalerilla tan sólo unas horas antes. Además despidieron a Francisco los representantes de la jerarquía católica de la isla, como el cardenal Jaime Ortega y el arzobispo de Santiago de Cuba y presidente de la Conferencia de Obispos, Dionisio García.

En una breve declaración tras la firma de la declaración, el pontífice destacó que coincidió con Kiril en que "la unidad se hace caminando", mientras que el patriarca ruso señaló que el encuentro sirvió para "entender y sentir" la postura del otro.

El Sumo Pontífice llegó dos horas después a Ciudad de México, donde lo esperaban multitudes. La visita comienza hoy en este país —es la séptima visita que realiza un Papa— donde los fieles se cuentan por millones. Francisco llega a un país herido por la imparable violencia generada por los cárteles de la droga en una guerra que ha sembrado miles de muertos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)