UNA LARGA GUERRA

Francia acusa a Siria de violar el alto el fuego

Un bombardeo mató a 33 personas al este de Damasco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Soldados sirios en calle dañada de un barrio de Palmira. Foto: AFP

Francia acusó ayer al gobierno sirio de violar la tregua vigente en ese país bombardeando a civiles, y de sabotear los esfuerzos internacionales para encontrar una solución política, según una declaración realizada por el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

El ataque del 31 de marzo en la periferia de Damasco, "que apuntó deliberadamente a civiles, demuestra que el régimen (sirio) viola la tregua", declaró el portavoz, Romain Nadal, estimando que el objetivo de Damasco es "aterrorizar al pueblo sirio y sabotear los esfuerzos de la comunidad internacional en favor de una solución política".

Francia "exhorta al régimen a cesar inmediatamente todo ataque contra los civiles y la oposición moderada", agregó.

Al menos 33 personas, entre ellas 12 niños, murieron en los bombardeos del jueves en la región de Ghuta, situada el este de Damasco, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El Gobierno de EE.UU. condenó ayer estos bombardeos. "Condenamos con firmeza esos ataques dirigidos directamente a civiles", señaló el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., John Kirby, en un comunicado de prensa.

Manifestaciones.

Paralelamente a este episodio, en las últimas horas se registraron varias manifestaciones en las calles de distintas zonas de Siria, controladas por grupos armados opositores.

El objetivo era pedir "la caída del régimen y la unificación de las facciones" rebeldes, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La provincia en la que hubo más protestas fue Idleb, en el norte del país y dominada casi totalmente por el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, y otras organizaciones armadas.

Las protestas fueron frecuentes durante el primer año del conflicto en Siria, pero después desaparecieron por el aumento de las hostilidades en el país, donde, según el recuento del Observatorio, más de 270.000 personas han muerto desde marzo de 2011.

Tras la disminución de la violencia por el alto el fuego iniciado el pasado 27 de febrero y aún vigente, los manifestantes han regresado a las calles sirias cada viernes después del rezo musulmán del mediodía en las mezquitas.

Blanco terrorista.

Además del conflicto entre la oposición y el régimen, Siria también cuenta con el Estado Islámico como una gran amenaza.

Tras recuperar la histórica ciudad de Palmira, en las últimas horas milicias progubernamentales sirias hallaron ayer una fosa común con los cadáveres de 40 personas, incluidos tres menores y cinco mujeres, decapitadas por este grupo yihadista.

Fuentes sobre el terreno explicaron a la agencia de noticias oficial siria, SANA, que los cadáveres presentaban signos de torturas.

Los milicianos e ingenieros del Ejército sirio encontraron la fosa cuando llevaban a cabo labores de "peinado" en el barrio de Masaken al Yahizia, en el extrarradio nororiental de Palmira, que se ubica en el este de la provincia central siria de Homs.

La labor de recuperación de cadáveres en esa zona todavía continúa.

Al territorio sirio han llegado esta semana dos tandas de zapadores rusos a petición de Siria para ayudar a las fuerzas armadas nacionales a limpiar 180 hectáreas de la población, donde podría haber minas y bombas dejadas por los terroristas, según informaciones de las que dispone SANA.

El EI se hizo con el dominio de Palmira en el marco de una ofensiva en el este de Homs en la que conquistó varias localidades. Tras combates con el grupo terrorista, Siria logró recuperar las tierras luego de 10 meses de haberla perdido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)