La vida del marroquí de 26 años es investigada a fondo

Francia acusa al atacante del tren de ser terrorista

Ayoub El Khazzani, el marroquí detenido por haber querido cometer una matanza en el tren Thalys Amsterdam-París, fue presentado el martes a los jueces por "tentativas de asesinatos en relación con una empresa terrorista", entre otros cargos, anunció el fiscal de París, François Moulins.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Stone, uno de los marines condecorados en Francia por detener al terrorista marroquí. Foto: Reuters.

En el momento del ataque, llevaba un fusil de asalto AKM con 270 municiones, una pistola Luger y una "botella de 50 centilitros con gasolina", precisó en conferencia de prensa el fiscal.

Además de ese "armamento pesado", el hombre, de 25 años de edad, que había sido señalado por su pertenencia a un movimiento radical, viajó recientemente a Turquía, "vía posible de paso a Siria", agregó Moulins.

Regresó a Europa el 4 de junio pasado en un vuelo procedente de Antakya, ciudad turca cercana a la frontera siria.

Pese a sus declaraciones "fantasiosas" para negar toda acción terrorista, su proyecto aparece "premeditado y de objetivo preciso", puesto que se negó a tomar los trenes precedentes en los que había lugares disponibles, y mostró una "actitud resuelta" durante el ataque en el tren a París.

El fiscal abrió una información judicial por los cargos de "tentativas de asesinatos en relación con una empresa individual o colectiva terrorista(...), detención, porte y transporte de armas (...), participación en una asociación de malhechores terroristas con vistas a la preparación de uno o varios crímenes" contra El Khazzani, que comparecía el martes por la tarde ante los jueces que decidirán sobre su inculpación.

Las investigaciones concernirán ahora "la procedencia de las armas" en su posesión, "su recorrido", "las complicidades de las que gozó y sus fuentes de financiamiento", precisó el fiscal.

El Khazzani fue trasladado el martes por la tarde al Palacio de Justicia de París, al que llegó descalzo y esposado, según imágenes televisadas, para ser presentado a los jueces.

"Estar preparados".

El presidente François Hollande, que pronunció el martes un discurso ante los embajadores de Francia reunidos en París, estimó que ese fallido atentado demuestra "que debemos prepararnos para otros ataques y por tanto protegernos".

"Seguimos estando expuestos y la agresión que se produjo el viernes hubiera podido degenerar en una matanza monstruosa sin la valentía de varios pasajeros, entre ellos militares norteamericanos", agregó. Trasladado el sábado, al día siguiente del fallido ataque, a las oficinas de la Policía antiterrorista cerca de París, el marroquí negó desde el principio toda motivación terrorista, afirmando que quería simplemente desvalijar a los pasajeros del tren.

Sus afirmaciones no convencieron a los investigadores, asegurados en sus sospechas por el análisis de su teléfono celular, que permitió establecer que El Khazzani consultó un video de cantos yihadistas el viernes antes de subir al Thalys.

Las autoridades consideran que el ataque, ocurrido el viernes por la tarde entre Bélgica y Francia, habría producido una "verdadera matanza" si no hubieran intervenido varios pasajeros, que neutralizaron a Ayoub El Khazzani cuando salía del baño del vagón con armas en mano. Entre esos pasajeros, tres norteamericanos, dos de ellos militares de vacaciones, y un británico, fueron condecorados el lunes por el presidente Hollande.

La Policía belga llevó a cabo el lunes por la noche dos allanamientos en Bruselas para tratar de determinar los "lugares de estadía" de Ayoub El Khazzani, indicó la Fiscalía en un comunicado. Según el diario La Dernière Heure, los allanamientos tuvieron lugar en el domicilio del sospechoso y en el de un amigo.

A principios de 2014, los servicios de inteligencia de España, donde residió varios años, señalaron a sus homólogos franceses su intención de atravesar la frontera. En España fue condenado además dos veces por tráfico de droga.

Su estancia en Francia está demostrada, ya que trabajó en una empresa de telefonía desde febrero a abril de 2014, de la que fue despedido porque no tenía documentos que le autorizaran a trabajar en Francia. El 10 de mayo de 2015, Ayoub El Khazzani fue visto en Berlín, desde donde viajó a Turquía. Ese viaje plantea la cuestión de un traslado a las zonas de Siria bajo control del grupo Estado Islámico (EI). El fiscal señaló el martes su regreso en junio pasado desde una ciudad cercana a la frontera siria.

Desde los cruentos atentados yihadistas de enero en París (17 muertos), Francia ha sido blanco de varias tentativas de ataques.

Proponen una agencia europea de inteligencia.

El ataque al tren demuestra "lo urgente que es que las agencias de inteligencia nacionales de la Unión Europea (UE) compartan informaciones y trabajen más de cerca", afirmó ayer el líder de los liberales del Parlamento Europeo, Guy Verhofstatd. Propuso la creación de "una auténtica agencia europea de inteligencia". Todos los ataques recientes demuestran que "la amenaza terrorista se cultiva cada vez más en casa", agregó.

Por tanto, "para derrotarla debemos concordar urgentemente un mecanismo para compartir mejor la inteligencia en la UE". ANSA

Allanan la casa de la hermana de El Khazzani.

La Policía belga ha efectuado registros en las viviendas de la hermana y de un amigo del presunto autor del ataque terrorista del pasado viernes en un tren de alta velocidad Thalys que cubría la ruta entre Amsterdam y París, confirmaron ayer fuentes de la Fiscalía federal. Los registros se efectuaron el lunes por la tarde en el distrito bruselense de Molenbeek-Saint Jean y los agentes se han incautado de varios objetos, entre los que no figuran armas, indicó la agencia belga, que agregó que no se produjeron detenciones ni se citó a ninguna persona para ser interrogada.

De acuerdo con los medios belgas, la hermana del presunto terrorista se llamaría Oum Badr y ella habría empleado un lenguaje religioso fundamentalista.

El presunto terrorista, Ayoub El Khazzani, marroquí de 26 años, residía en Bélgica tras abandonar España en 2014 y pasar por varios países europeos. La Fiscalía belga quiere determinar dónde durmió El Khazzani en las semanas y los días previos al ataque en el tren Thalys. La hermana de El Khazzani, Oum Badr, también fue interrogada por las autoridades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)