VIDEO

Fiscales salen al cruce de Trump y el FBI sigue indagando a Rusia

Presidente prepara una visita a la sede de la agencia tras cese del director.

Donald Trump seguía envuelto ayer en la tormenta política desatada sobre su gobierno por el cese del director del FBI, James Comey, en medio de sospechas de los demócratas de que el presidente busca bloquear la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de Estados Unidos. De todos modos, el repentino despido de Comey no detendrá la investigación en marcha, aseguró ayer jueves el director interino del FBI.

"No ha habido ningún esfuerzo de impedir nuestra investigación. Nadie puede impedir que los hombres y mujeres del FBI hagan lo correcto", dijo Andrew McCabe ante la comisión sobre asuntos de inteligencia en el Senado.

El martes, Trump cesó a Comey alegando que estaba insatisfecho con la forma en que condujo una investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado.

Sin embargo, Comey era responsable por una de las varias investigaciones que se llevan adelante sobre la intervención de Rusia en las elecciones presidenciales del año pasado, y si la campaña de Trump era parte de eso. Varios medios estadounidenses informaron que Comey fue despedido poco después de iniciar los trámites para solicitar al Departamento de Justicia más fondos para su investigación sobre Rusia.

En tanto, veinte fiscales generales pidieron el nombramiento de un fiscal especial independiente, "con plenos poderes", para que investigue la "intromisión rusa" en los comicios presidenciales.

La petición fue elevada al vicefiscal general, Rod Rosenstein, y está respaldada por los fiscales generales de estados como Nueva York, California, Massachusetts, Illinois o Nuevo México, así como el del Distrito de Columbia. El cese de Comey durante esta investigación, dice la carta de los veinte fiscales generales, representa "una violación de la confianza pública".

Rosenstein amenazó con dimitir después de que la Casa Blanca dijera que él fue quien impulsó el despido de Comey como director del FBI. El "número dos" del Departamento de Justicia se encargó de elaborar un memorando de tres páginas para explicar las razones del despido del director del FBI, un documento que la Casa Blanca afirmó desde el principio que había sido lo que llevó a Trump a concluir que Comey debía ser destituido "con efecto inmediato".

Sin embargo, funcionarios de la Casa Blanca dijeron a The Washington Post que Trump ya había decidido destituir a Comey cuando habló el lunes con Rosenstein y con el fiscal general, Jeff Sessions, por lo que el memorando solo servía para explicar las razones del despido.

Comey afirmó anoche en una carta a sus compañeros del FBI que no iba a obsesionarse en cómo su despido había sido ejecutado. "Lo que está hecho, está hecho, estaré bien", dijo en su breve misiva, de unas 180 palabras.

Entre los candidatos al FBI, está Mick Rogers, excongresista republicano. Foto: Reuters
Entre los candidatos al FBI, está Mick Rogers, excongresista republicano. Foto: Reuters

Candidato.

Trump visitaría en los próximos días la sede central del FBI. Un funcionario de alto cargo de la Casa Blanca dijo que el ex congresista republicano Mike Rogers es considerado para reemplazar a Comey en la dirección del FBI. Rogers sirvió brevemente en el equipo de transición de Trump y fue asesor de seguridad nacional para la campaña. Es un expresidente de la comisión de inteligencia de la Cámara de Representantes y fue un agente del FBI en Chicago por cinco años antes de retirarse en 1994 para comenzar una carrera política en Michigan.

Una comisión investigará el "fraude" electoral.

Donald Trump firmó ayer una orden ejecutiva para crear una comisión asesora sobre la "integridad" del sistema electoral, que investigará, entre otras cosas, sus denuncias sobre un supuesto fraude cometido en los comicios del pasado noviembre. La comisión estará encabezada por el vicepresidente Mike Pence, y presentará su informe con conclusiones durante 2018. No hubo ningún acto formal ni imágenes de Trump firmando la orden, cuyo texto fue publicado por la Casa Blanca. Tras imponerse a su rival demócrata, Hillary Clinton, Trump denunció en varias ocasiones que hubo fraude electoral. Trump ganó a Clinton en el sistema del colegio electoral por 304 votos frente a 232, pero la demócrata logró cerca de tres millones de votos populares más que el ahora presidente. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)