VIDEO

Fiscal de Trump se desliga totalmente de la trama rusa

Consideró una “mentira detestable” su implicación y contradijo a Comey.

Una "mentira espantosa y detestable". Así calificó ayer martes el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, las denuncias que lo vinculan con el espionaje ruso durante la campaña electoral que llevó a la presidencia a Donald Trump, un caso que ahora tiene en apuro a su jefe en la Casa Blanca. Sessions fue tan enfático en negar su participación como dubitativo sobre sus reuniones con el embajador ruso en Washington: "No lo recuerdo", dijo.

"Cualquier sugerencia de que he participado en cualquier colusión con el gobierno ruso para herir a este país, al que he tenido el honor de servir durante 35 años, o que he tratado de socavar la integridad de nuestro proceso democrático, es una mentira espantosa y detestable", añadió Sessions en la audiencia ante la comisión de inteligencia en el Senado.

El fiscal general y secretario de Justicia buscó disipar las dudas que penden sobre él: "Nunca me encontré ni tuve ninguna conversación con rusos o funcionarios de cualquier otro gobierno sobre interferencia en ninguna campaña en Estados Unidos", expresó.

Sessions es el funcionario de más alto nivel que declara hasta ahora en el Senado sobre este caso. La audiencia de ayer tuvo lugar escasos días después del explosivo testimonio que el exdirector del FBI James Comey ofreció ante la misma comisión.

Trump despidió a Comey a principios de mayo. Dado que como director del FBI Comey supervisaba la investigación sobre Rusia, dicho despido ha llevado a muchos a preguntarse si el mismo no puede ser considerado como obstrucción a la justicia.

Los senadores interrogaron a Sessions sobre su papel en el despido de Comey. En este sentido, Sessions dijo que no podía revelar el contenido de conversaciones del presidente.

Comey sugirió que Sessions se apartó el 2 de marzo de la investigación rusa debido a su participación en una serie de hechos que, al ser clasificados, no desveló públicamente. Según informaciones de medios locales, Comey dijo al Comité de Inteligencia del Senado que Sessions pudo haber tenido una tercera reunión —hasta ahora desconocida— con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kislyak, en el hotel Mayflower, en Washington.

Frente a los senadores, Sessions negó haber mantenido un tercer encuentro secreto con el embajador ruso, y explicó que participó en el hotel Mayflower en una recepción con multitud de asistentes, entre los que podría encontrarse Kislyak. "Si hubo algún tipo de interacción breve con el embajador ruso durante esa recepción, no lo recuerdo", afirmó Sessions.

El fiscal general insistió en que se apartó de la investigación sobre Rusia porque había participado activamente en la campaña de Trump, y no consideraba apropiado participar en una investigación que pudiera implicar al entorno del mandatario.

"Confianza".

El fiscal general afirmó por otro lado que tiene "confianza" en el exdirector del FBI Robert Mueller, encargado de la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones, aunque rechazó hablar sobre la posibilidad de que sea despedido.

En las últimas horas circuló con fuerza en Washington la versión de que Trump cesaría a Mueller, nombrado fiscal especial para el caso ruso el 17 de mayo.

El responsable de despedir a Mueller sería el "número dos" del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, quien se encargó también de nombrar a Mueller.

Pero el propio Rosenstein aseguró ayer martes que Trump no tiene motivo ni intenciones de despedir a Mueller. Preguntado sobre qué haría si el presidente le pidiera destituir a Mueller, Rosenstein respondió: "Solo cumpliré instrucciones si estimo que son legales y adecuadas".

Durante la audiencia, el presidente del Comité de Inteligencia del Senado, el republicano Richard Burr, preguntó al fiscal general si ha tenido alguna interacción con Mueller desde su nombramiento como fiscal especial, a lo que Sessions respondió brevemente: "no".

El líder demócrata del comité, Adam Schiff, advirtió en Twitter que si el presidente despide a Mueller, el Congreso "inmediatamente lo restablecería en su puesto. No nos haga perder el tiempo".

Ayer Sessions jurando antes de declarar en el comité de inteligencia del Senado. Foto: Reuters
Ayer Sessions jurando antes de declarar en el comité de inteligencia del Senado. Foto: Reuters

Advertencia a Cuba de Tillerson.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo ayer martes que Cuba "debe empezar a abordar los desafíos en derechos humanos" si quiere que Washington mantenga las relaciones bilaterales que comenzaron durante el gobierno del presidente Barack Obama.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)