De ese modo rechazó la convocatoria de diputados oficialistas al Congreso

Fiscal invoca secreto en la denuncia de Nisman

El fiscal que imputó a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento terrorista rechazó ayer la invitación de diputados oficialistas para comparecer ante el Congreso el próximo lunes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El fiscal que tomó la denuncia de Nisman e imputó a la presidenta, rechazó invitación a Congreso.

El fiscal federal Gerardo Pollicita, que quedó a cargo de la denuncia presentada por el fallecido Alberto Nisman contra Fernández, le comunicó al presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Julián Domínguez, que no asistirá al plenario de comisiones al que le habían invitado para detallar la imputación.

En una nota enviada a Domínguez, Pollicita alegó que la causa está en "estado inicial", bajo secreto de sumario, y que la visita al Congreso "no puede" estar por sobre "la finalidad que debe tener la investigación".

El miércoles, los titulares de tres comisiones de la Cámara baja dominadas por el oficialismo cursaron invitación al fiscal para que el próximo lunes brindara, en una sesión pública, información acerca de su decisión de dar curso a la denuncia iniciada por Nisman.

Pollicita solicitó la semana pasada la imputación de la presidenta, Cristina Fernández, del canciller, Héctor Timerman, y los otros acusados por Alberto Nisman cuatro días antes de fallecer en circunstancias aún sin aclarar.

Nisman, encontrado muerto el 18 de enero en circunstancias aún sin aclarar en vísperas de comparecer ante el Congreso para detallar su denuncia contra la presidenta, estaba a cargo de la investigación del atentado en 1994 contra la mutualista judía AMIA, en el que murieron 85 personas. En esa ocasión, diputados opositores lo habían convocado para que diera detalles de su investigación.

El fallecido fiscal acusó a Fernández de presunto encubrimiento de los iraníes sospechosos de haber planeado el ataque mediante la firma de un memorando de entendimiento firmado con Irán en 2013.

Basado en la denuncia de Nisman, Pollicita acusó a la mandataria argentina, al canciller y a sus colaboradores de presunto "encubrimiento por favorecimiento personal agravado" y posible "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

En la nota remitida ayer al Congreso y cuyo contenido fue difundido por la agencia oficial Télam, Pollicita recordó que los argumentos de su dictamen son públicos y que la Fiscalía "tiene por rol promover la actuación de la Justicia sin sujeción a instrucciones o directivas emanadas de órganos ajenos a su estructura".

La causa está actualmente a cargo del juez federal Daniel Rafecas, quien debe decidir en los próximos días si ordena o no las medidas de prueba solicitadas por Pollicita. Una de las interrogantes es de qué forma deberá comparecer la presidenta al requerimiento judicial.

LA TESTIGO CLAVE.

La fiscal que investiga la muerte de Alberto Nisman dijo, entre tanto, que una testigo que había denunciado a la prensa graves irregularidades en el operativo que se desarrolló en casa del procurador la noche de su muerte modificó su relato al prestar declaración testimonial.

Natalia Fernández, testigo del procedimiento judicial que se siguió en la vivienda de Nisman en la noche del 18 de enero, cuando fue encontrado con un tiro en la cabeza en el baño, "modificó su relato respecto de la información que fue divulgada a través de distintos medios de comunicación", señaló la fiscal del caso, Viviana Fein, en un comunicado que no detalla qué declaró la joven ni qué ha cambiado de su relato.

Fernández había declarado al diario "Clarín" que el personal que participó en el operativo repasó la documentación esparcida sobre la mesa de Nisman, tocaron el teléfono del fiscal, usaron los baños y la cafetera, entre otras irregularidades.

La fiscal, por otra parte, tomó ayer declaración testimonial a encargado del levantamiento de rastros en el apartamento de Nisman y lamentó la difusión de detalles de la investigación, de sus interrogatorios y de los testigos en medios locales. Pero, en particular, la fiscal se mostró molesta con la filtración de la declaración del ex espía Antonio Horacio Stiuso. El matutino Página 12, afín al kirchnerismo, publicó lo medular de las declaraciones de Stiuso, quien dijo que no hablaba con Nisman desde la pasada Navidad. El periódico asegura haber tenido acceso a las declaraciones e informó que las mismas ocupaban cuatro páginas. Pero además, en sus declaraciones Stiuso involucró a otro ex funcionario de la Secretaría de Inteligencia, a quien el matutino mencionó con nombre y apellido, ignorando los pedidos de reserva de la indagatoria.

"Por tal motivo, se solicita a todos los medios que se respete la intimidad tanto de los testigos como de sus familias y que se recabe la información a través de los carriles oficiales", concluye el comunicado de la fiscalía.

La investigación de Fein, que un mes después de la muerte de Nisman no ha logrado avances significativos en el proceso, ha sido cuestionada por la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, que descarta la hipótesis del suicidio y ha pedido veedores de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para garantizar un proceso imparcial.

Al mismo tiempo Arroyo Salgado insistió en desacreditar la hipótesis del suicidio, aduciendo el conocimiento que tenía del fiscal con quien tuvo dos hijas. La magistrada, que obra en carácter de querellante en representación de las hijas y la madre de Nisman, sumó a la indagatoria dos peritos que están examinando los resultados de cada una de las pericias forenses y criminalísticas realizadas hasta la fecha.Argentina, causa AMIA, muerte de Alberto Nisman, fiscal Gerardo Pollicita

OTRO FLANCO EN LA "RUTA DEL DINERO K"

n En un giro que sorprendió a muchos abogados, el juez de Nevada Cam Ferenbach se anticipó a la audiencia de marzo próximo y se pronunció en favor de la liberación del secreto que ahora pesa sobre la investigación de la llamada "ruta del dinero K". Promovido por los llamados "fondos buitre", ese expediente sigue la pista de supuestos hechos de corrupción atribuidos a figuras cercanas a la presidenta Cristina Kirchner . Entre ellos, los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López .

"Esa información sensible debe ser revelada", sostuvo el juez Cam Ferenbach, al hacer lugar a un pedido promovido por el periodista Jorge Lanata, quien se presentó como parte con el único propósito de que se liberara esa información. La decisión del juez le da plenamente la razón. No está claro cuándo se conocerá la documentación. [LA NACIÓN/GDA]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)