VIDEO

Fiscal chavista rebelde: "No voy a convalidar un circo"

Ortega se negó a comparecer ayer ante el TSJ que analiza su destitución.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, la funcionaria chavista de mayor rango que se rebeló contra el presidente Nicolás Maduro, rechazó comparecer ayer martes ante la máxima corte de justicia y quedó al borde de la destitución. "No voy a convalidar un circo que teñirá nuestra historia con vergüenza y dolor y cuya decisión está cantada", dijo Ortega en el Ministerio Público, acompañada de fiscales y otros colaboradores.

En ausencia de la fiscal, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) —organismo servil al régimen de Maduro— celebró una audiencia de casi tres horas y se acogió a un lapso de cinco días para determinar si Ortega cometió "faltas graves" para su remoción.

"No he cometido delitos ni faltas y no me someteré a este tribunal inconstitucional e ilegítimo", sentenció Ortega, quien aseguró que buscan callarla para que no siga diciendo "verdades como que en Venezuela hay una ruptura del orden constitucional".

La fiscal fue denunciada ante el TSJ por el diputado oficialista Pedro Carreño, quien la acusa de "mentir" al afirmar que no avaló la elección de 33 magistrados hecha en 2015 por el anterior Parlamento de mayoría chavista. "Ella le vendió el alma al diablo (...) tuvo precio, le pasó como traidora lo mismo que a Judas, que lo compraron por 30 monedas de plata", dijo Carreño.

La semana pasada el TSJ le prohibió a Ortega salir del país y congeló sus cuentas y bienes.

Apoyada por los chavistas críticos de Maduro, Ortega se convirtió en la voz más dura contra el presidente, haciéndolo responsable de romper el "orden constitucional" a través de fallos del TSJ que socavaron al Parlamento, donde la oposición es mayoría.

Si no puede ver el contenido haga click aquí

Sucesión polémica.

El TSJ designó ayer como vicefiscal a la abogada chavista Katherine Haringhton, sancionada por Estados Unidos que la acusa de violar los derechos humanos, y quien sustituiría a Ortega si es destituida.

"Es claro que el TSJ perpetrará una nueva violación a nuestra Constitución. Con este acto quedará abierto el camino para aniquilar con vías violentas el descontento popular", aseguró la fiscal.

La oposición reiteró su apoyo a Ortega y tildó de "usurpadora" a la vicefiscal Haringhton. "En cualquier país donde existiese siquiera un atisbo de justicia, en vez de (ser) vicefiscal estaría presa por hampona", aseguró el diputado opositor Henry Ramos Allup.

Solo el Parlamento tiene facultad para remover a la fiscal, pero sus decisiones son desconocidas por el TSJ, que lo considera en desacato desde que la oposición asumió su control en enero de 2016.

La fiscal fue acusada ante el TSJ tras expresar su rotundo rechazo a una Asamblea Constituyente convocada por Maduro para mantenerse en el poder.

"Me acusan de atacar las decisiones del presidente de llamar a una Constituyente. Sí lo hice y lo seguiré haciendo porque esa convocatoria viola la Constitución", retó Ortega.

Aludiendo a la fiscal, aunque sin nombrarla, Maduro advirtió este lunes que el domingo inicia la campaña por la Constituyente "así salgan mil traidores".

Por su lado, la oposición llamó a un plebiscito simbólico para el 16 de julio. En su primera alusión al llamado de la oposición a esa consulta popular, Maduro dijo ayer martes: "Nadie puede pretender establecer un estado paralelo (...), eso es lo que pretendió Hitler en Alemania (...), Mussolini en Italia".

"Orteguice".

Para la fiscal Ortega, la Constituyente convocada por Maduro —que según los oficialistas será un "suprapoder" con facultad de anular el Parlamento y destituir a la fiscal— violenta la democracia y destruye el legado del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).

La fiscal consideró el juicio en su contra es un "golpe de Estado más grotesco" que el del empresario Pedro Carmona, quien anuló los poderes públicos en la breve intentona contra Chávez en 2002.

Para el politólogo Luis Salamanca, Ortega busca quitarle al gobierno "la legitimidad que da Chávez". "Por eso buscará sacarla del juego. El gran peligro que tiene Maduro es que se le orteguice lo que le queda del régimen", dijo Salamanca.

La oposición volvió a las calles ayer martes con un "trancazo" de seis horas. En la capital, las principales vías fueron bloqueadas con neumáticos, basura, palos y diversos objetos que impedían el libre tránsito de vehículos.

"Yo tranco por un futuro mejor. La idea es hacer esto para evitar que ocurra la Constituyente", dijo Ritza Quintero, una abogada de 32 años mientras bloqueaba una avenida en Caracas.

Estados Unidos.

Maduro dijo ayer martes que espera que Dios "ilumine" la Casa Blanca para que Venezuela y Estados Unidos —país al que acusa de buscar su derrocamiento— puedan tener "relaciones de respeto".

Maduro, quien felicitó a Estados Unidos con motivo del día de su Independencia celebrado ayer 4 de julio, asegura que Washington financia supuestos planes de la oposición venezolana para darle un "golpe de Estado". Por ello, Maduro ha exigido a su homólogo norteamericano, Donald Trump, sacar sus "manos cochinas" de Venezuela.

Trump, por su parte, ha manifestado que la situación de Venezuela es una "vergüenza para la humanidad", refiriéndose a la debacle económica que se refleja en una aguda escasez de alimentos y medicinas y una inflación descontrolada.

Los dos países mantienen tensas relaciones desde la llegada al poder del chavismo en 1998, y en 2010 retiraron a sus embajadores.

Otro joven muerto, van 91 víctimas en protestas.

Un joven de 25 años murió ayer martes en disturbios durante un bloqueo de calles que realizaron opositores a Nicolás Maduro en Caracas y varias ciudades del país, con lo que suman 91 los fallecidos en tres meses de protestas. La Fiscalía confirmó la muerte de Engelbert Duque, de 25 años, en una manifestación en la localidad de Táriba, en el estado Táchira. Dirigentes opositores denunciaron también que grupos armados afines al gobierno, golpearon y dispararon contra los manifestantes en distintas zonas de Caracas. "Grupos paramilitares dispararon y lanzaron fuegos artificiales contra la entrada del Hospital de Clínicas Caracas (donde se resguardaron los manifestantes); tres heridos", aseguró en un video en Twitter el diputado opositor José Manuel Olivares.

Piquetes y basura: las nuevas modalidades de protesta en Venezuela. Foto: Reuters
Piquetes y basura: las nuevas modalidades de protesta en Venezuela. Foto: Reuters
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)