En tanto, en Suiza se investigan todas las donaciones de FIFA

Por FIFA gate los Jinkis cumplirán prisión domiciliaria

La Justicia argentina rechazó ayer el pedido de excarcelación y le concedió prisión domiciliaria a dos de los empresarios argentinos acusados por la Justicia estadounidense de cobrar sobornos para comercializar mercadotecnia y publicidad de campeonatos de la FIFA, según informaron fuentes judiciales.

"El juez Claudio Bonadio rechazó la excarcelación de Hugo y Mariano Jinkis y les concedió prisión domiciliaria en el marco de una investigación por la presunta comisión de delitos en el ámbito de la FIFA", publicó el Centro de Información Judicial.

Los empresarios, que tienen un pedido de extradición a Estados Unidos, se habían entregado ante la Justicia argentina el 18 de junio, tras permanecer prófugos casi 20 días. Hugo y Mariano Jinkis, directivos de la empresa Full Play, integraban la nómina de 14 implicados en las investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos, por presuntos delitos de crimen organizado, lavado de dinero y fraude electrónico en acciones vinculadas con la Conmebol y la FIFA.

Alejandro Burzaco, el otro empresario argentino involucrado en el caso FIFA, permanece con prisión domiciliaria en Italia.

En tanto, las autoridades suizas están examinando las donaciones para desarrollo que ha hecho la FIFA en todo el mundo como parte de su investigación sobre la organización que dirige el fútbol mundial y las adjudicaciones de los mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y Qatar, dijo una fuente cercana las pesquisas.

En particular, los investigadores están viendo cómo se gastó el dinero y si hubo falsificación de documentos, dijo la fuente, que habló bajo condición de anonimato.

Las donaciones van principalmente a asociaciones nacionales y generalmente están destinadas a campos y otras instalaciones, o para programas de entrenamiento.

La investigación suiza es paralela y en cooperación con una de Estados Unidos que llevó a una acusación criminal contra nueve funcionarios y exfuncionarios de la FIFA, además de cinco ejecutivos de empresas de marketing y transmisión deportiva por sobornos, lavado de dinero y fraude de telecomunicaciones. Especialistas en tecnologías de información de la Policía Federal suiza están revisando cúmulos de evidencia recopilada por el fiscal general, dijo la fuente.

La evidencia incluye registros internos confiscados en las oficinas del presidente de la FIFA, Sepp Blatter; del secretario general, Jerome Valc-ke y del jefe de administración y finanzas, Markus Kattner.

Entre 1999 y 2014, FIFA gastó 2.000 millones de dólares en donaciones y comprometió otros 900 millones de dólares para 2015 a 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)