Llega el 17 de mayo a Venezuela para defender opositores

Felipe piensa viajar "sin escándalo"

El expresidente del Gobierno español Felipe González aseguró ayer que no piensa "provocar ningún incidente" ni "hacer un escándalo en la frontera", si el Gobierno de Venezuela decide no dejarlo entrar el próximo 17 de mayo y reafirmó que su actitud es "buscar una solución" y "no cerrar la salida".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Felipe González no buscará confrontar.

La intención de González es colaborar en la defensa de dirigentes de la oposición al presidente Nicolás Maduro como Leopoldo López y Antonio Ledezma, pero el Parlamento venezolano declaró recientemente al político español "persona non grata".

"No quiero confrontar, sino contribuir a soluciones dialogadas sin renunciar a los principios, y no veo más salida que a través del diálogo y del pacto", dijo en un encuentro con la prensa en Madrid.

González tiene previsto llegar a Caracas el 17 de mayo, un día antes de la fecha fijada para el inicio de la vista oral en el procesamiento de Leopoldo López, en cuya defensa pretende participar como "asesor técnico exterior".

Elección.

La oposición venezolana tildó ayer de "grave" la decisión "inconstitucional" del Consejo Nacional Electoral (CNE) de eliminar la elección popular para los diputados al Parlamento Latinoamericano (Parlatino).

"El Consejo no tiene sino un solo camino que es hacer elecciones, no eliminarlas", dijo a ANSA, el diputado al Parlatino, Timoteo Zambrano, del opositor Partido Un Nuevo Tiempo.

El ente comicial venezolano informó que "conoció y acató" la decisión que tomó la Asamblea Nacional (AN) el pasado 14 de abril, cuando se acordó que los representantes al Parlatino serán elegidos en la propia Asamblea y no por votación directa, universal y secreta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)