RESTAURACIÓN EN JERUSALÉN

La fe impulsa una obra histórica

Recuperan Iglesia del Santo Sepulcro, el lugar más sagrado del Cristianismo.

La cúpula y el Edículo que protegen la Tumba de Jesucristo, en Jerusalén, aparecen como nuevos tras diez meses de restauración que han servico para recuperar el lugar más sagrado del Cristianismo.

Las tres iglesias cristianas —custodios de la Basílica del Santo Sepulcro en la Ciudad Vieja de Jerusalén— presentaron la Tumba restaurada en una histórica ceremonia que contó con la asistencia del primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras.

"No es solo una donación hecha a Tierra Santa, es una donación para el mundo entero", afirmó el patriarca greco-ortodoxo Teófilo III de Jerusalén.

Después de la ceremonia, la responsable de la rehabilitación, Antonia Maropoulou, expuso ante los cientos de asistentes el proceso y los hallazgos realizados en la losa original de la tumba de Jesús, que quedó descubierta durante el transcurso de las obras, por primera vez en cinco siglos.

"Antes, el monumento estaba completamente negro", los muros del Edículo se habían ennegrecido por el humo de las velas de los peregrinos, explicó la Moropoulou. "Hoy recibió su verdadero color, el color de la esperanza.

En los años 60 y 90 se remodelaron distintas partes de la iglesia, situada en el casco antiguo de Jerusalén, cerca de dos lugares santos del judaísmo y del islam: el Muro de los Lamentos y la Explanada de las Mezquitzas. Pero, no se tocó el Edículo.

Donde la tradición cristiana sitúa el enterramiento y resurrección de Jesús, un equipo griego liderado por Maropoulou ha trabajado desde el pasado mes de julio en una intervención de urgencia para evitar que el venerado lugar se hundiera.

"Ahora se puede ver el color y la textura, las inscripciones, los frescos", dijo Moropoulou junto a la centenaria estructura de estilo barroco otomano, conocida como Edículo, construida entre 1809-1810 tras un dañino terremoto.

Desde entonces, solo se han llevado a cabo restauraciones parciales y es ahora cuando se completa una labor integral, tras un acuerdo entre los tres Custodios responsables de su mantenimiento: el greco-ortodoxo, el armenio apostólico y el católico romano.

Símbolo.

Además del visible lavado de cara de todo el exterior del armazón, destaca como novedad la cruz greco-ortodoxa sobre lo alto de la cúpula, recién pulida, que no existía antes de la rehabilitación.

"Es un símbolo que estaba en el proyecto original del Edículo pero no se puso porque las leyes otomanas prohibían exponer cruces en lugares públicos", explicó a Efe el franciscano y arqueólogo, Eugenio Alliata.

También se ha abierto una ventana dentro del habitáculo donde está el lecho de Jesucristo que ahora permite a los visitantes ver la piedra original de la cueva donde se socavó la tumba.

Los trabajos han consistido en una limpieza pormenorizada de las láminas de mármol que cubrían el Edículo y en reforzar su estabilidad para que garantice la protección de la cueva con el lecho.

Los bloques dañados del armazón han sido reparados, del mismo modo que se han cubierto las grietas con pegamento, rellenado fisuras y reforzado soportes para un "monumento que durará para siempre", resaltó la jefa griega de la rehabilitación y profesora de la Universidad Politécnica Nacional de Atenas.

A finales de febrero se retiraron las vigas de acero, colocadas por los británicos en 1947 para apuntalar la endeble estructura.

Unión.

Moropoulou se ha mostrado satisfecha con los trabajos y pide ahora a "la comunidad cristiana que lo mantenga", incluidos los millones de peregrinos que recibe cada año y que dejan velas encendidas próximas a la estructura, lo que ha dañado y ennegrecido progresivamente el mármol.

Las obras han abordado también las filtraciones de agua subterráneas que afectan a la base pero, según el grupo científico, requerirá de un nuevo acuerdo para "estabilizar los cimientos".

El mes pasado la restauradora entregó a los tres Custodios un proyecto para continuar y supervisar los trabajos de rehabilitación, directrices que todavía se están estudiando.

Moropoulou espera que estos trabajos inauguren una "nueva era para Tierra Santa, una era de comunicación", en referencia a los tres custodios que han tardado cinco décadas en poner en marcha el acuerdo que firmaron en el año 1959 para el mantenimiento del lugar sagrado.

El Santo Sepulcro ha estado abierto durante todo el proceso de restauración y solo fue cerrado al público 36 horas, cuando se retiró la lápida que cubría la fosa original de Jesucristo, un hecho que no ocurría desde hace cinco siglos.

"Es un suceso único", describió la responsable de las obras que en su momento aseguró que los ordenadores se apagaron cuando la piedra original fue visible.

En el concepto de esta científica griega, la restauración en este emblemático lugar sagrado ha logrado unir ciencia, historia y valores.

Los peregrinos que se han acercado a la Iglesia del Santo Sepulcro han podido ver el resultado de la emblemática restauración, aunque muchos lo desconocían a la entrada. "Hemos tenido la suerte de estar en un día como hoy", declaró a Efe, Laura Cobián, llegada desde México.

Los lugares sagrados de Jerusalén son visitados a lo largo de cada año por un flujo incesante de fieles procedentes de diferentes zonas del mundo. Por las calles de la ciudad antigua se escucha diversidad de idiomas como reflejo del carácter internacional de la corriente de viajeros.

Trabajo adicional por US$ 6 millones.

La restauración del Santo Sepulcro tenía un presupuesto inicial estimado en tres millones de euros (equivalentes a US$ 2,7 millones), pero finalmente ascendió a seis millones de euros (US$ 5,5 millones), los cuales se consiguieron, en su mayoría, de donaciones internacionales. Bonnie Burnham, ex presidenta del Fondo de Monumentos Mundiales (WMF, por su sigla en inglés), manifestó a Efe que el 80 por ciento de las donaciones procede del exterior.

Los trabajos han consistido en una limpieza integral del Edículo y la cúpula que protegen el lecho de muerte de Jesús y en reforzar su estabilidad para que garatice la protección de la cueva donde está la tumba, según la tradición cristiana.

Pero, se requerirá una nueva etapa de obras, que según estimó el superior de la Iglesia Armenia, Samuel Aghoyan tendrán un costo de US$ 6 millones.

Antonia Maropoulou se refirió a esta nueva fase, todavía en estudio, y apeló a la responsabilidad de los jerarcas eclesiáticos durante una rueda de prensa en la sede del Patriarcado greco-ortodoxo: "depende de ustedes", afirmó.

Todos coincidieron en que la restauración no es solo una contribución a la religión, en el lugar más sagrado del Cristianismo, sino también a la humanidad por su legado histórico.

LOS DOS ASPECTOS DE UNA SEMANA.

Celebrará la misa en una cárcel.

El papa Francisco volvió a elegir una cárcel, como en el primer año de su pontificado, para celebrar el rito de Coena Domini (La Cena del Señor) del Jueves Santo y lavar los pies de algunos detenidos de la prisión de Paliano, en la provincia de Frosinone, situada a unos 70 kilómetros de Roma.

Celebrará misa para los cerca de 75 reclusos y personal y después procederá al lavado de los pies, en el que se repite el gesto que hizo Jesús a los apóstoles durante la última cena.

Desde que fue elegido, Francisco decidió seguir la tradición que mantenía cuando era arzobispo de Buenos Aires y, en el primer año, lavó los pies de 12 menores recluidos en una cárcel romana. El año siguiente lo hizo a 12 discapacitados de distinta edad, nacionalidad y religión de un centro de ayuda, después repitió el rito en la cárcel romana de Rebbibia, y en 2016 lavó los pies de 12 refugiados del centro de acogida de Castel Novo di Porto. (Fuente: EFE)

Entre ritos y los viajes en América.

En toda América Latina la Semana Santa tiene amplias repercusiones. Son jornadas dedicadas a la fe y a la reflexión, pero también días en los que alto número de habitantes aprovecha a viajar.

En Honduras, centenares de campesinos marcaron el inicio de la Semana Santa con su llegada a los templos católicos provistos de palmas para que sean bendecidas hoy, Domingo de Ramos.

En el caso de Tegucigalpa, la mayoría de los productores procede de comunidades cercanas y después de instalarse en el atrio de la Catedral, comienzan a elaborar manualmente ramos y cruces con tiras verdes de una especie de palma muy común en Honduras.

Por otra parte, el gobierno dio asueto durante toda la semana a unos 180.000 funcionarios públicos.

En Colombia, el director general de Migración, Christian Krüger Sarmiento, indicó que "se espera la entrada y salida de cerca de 360.000 viajeros, un 9,2% más que la misma temporada del año anterior". La gran demanda es atendida por 600 oficiales de Migración. Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)