VEA EL VIDEO

El FBI investiga conexión de atacantes de Texas con el EI

Al menos uno de los dos hombres abatidos el domingo tras disparar en las afueras de un edificio donde se realizaba un concurso de caricaturas del profeta Mahoma en Texas, había sido investigado por el FBI (Buró Federal de Investigaciones) para intentar determinar si tenía nexos con grupos yihadistas.

Los dos hombres, que aparentemente compartían una vivienda, atacaron con fusiles de asalto el edificio donde se realizaba la exposición, un evento organizado por la asociación American Freedom Defense Initiative (AFDI), una entidad consideraba abiertamente anti islámica.

Aunque las autoridades se niegan a divulgar nombres de forma oficial, la prensa local coincidió en afirmar este lunes que los atacantes fueron identificados como Elton Simpson, de 31 años, y Nadir Soofi, de 34.

Vigilado.

Hace cinco años, Simpson había sido condenado a tres años de libertad condicional por haber mentido al FBI sobre la motivación de un supuesto viaje de estudios a África, aunque las autoridades sospechaban que estaba relacionado con su intención de sumarse a una red islamista de Somalia.

En ese momento, la Justicia de Phoenix, Arizona, consideró que no había pruebas sólidas en su contra y optó por dejarlo en libertad vigilada.

Un portavoz de la Policía de Garland, Joe Harn, dijo que los dos hombres fuertemente armados "obviamente estaban allí para hacer disparos sobre personas", pero fueron abatidos por un agente que participaba de la custodia del local.

"Seguiremos investigando. Esta no será una investigación rápida. Tenemos sospechosos. Seguimos observando redes sociales y juntando inteligencia para estar seguros que no hay nuevas amenazas", comentó.

Por el momento "no conocemos las intenciones (de los ataques), más allá de que estaban dispuestos a usar sus armas y disparar contra la Policía", añadió. En el intercambio de disparos, un agente resultó herido en una pierna, dijo. Ante una consulta de la prensa sobre si las autoridades consideraban que se trató de un "ataque terrorista" se limitó a responder que "seguramente vamos a considerarlo, no lo hemos descartado".

Harn dijo que la Policía tenía conocimiento de mensajes que fueron divulgados por redes sociales antes del ataque. "No sabemos si estas personas (los atacantes) colocaron los mensajes. Es una de las cosas que estamos investigando", comentó el vocero policial.

En tanto, el padre de Elton Simpson dijo a la red de televisión ABC News que su hijo, quien había trabajado como auxiliar en un consultario de dentista, "hizo una opción equivocada".

"Somos estadounidenses y creemos en Estados Unidos. Lo que mi hijo ha hecho es muy malo para mi familia", señaló Dunston Simpson, reforzando las versiones sobre la identidad de los autores del ataque.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que los investigadores estaban concentrados en "los lazos de los asaltantes con actividades terroristas organizadas". En tanto, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, apuntó "no hay ninguna forma de expresión, por más que sea ofensiva, que justifique un acto de violencia".

La asociación American Freedom Defense Initiative (AFDI), organizadora del concurso de caricaturas, había invitado a participar como orador al líder ultra derechista holandés Geert Wilders.

AFDI es considerada una organización abiertamente anti islámica, y su presidente, Pamela Geller, es también titular del movimiento "Paren la islamización de América".

"No se puede hacer de ninguna manera una comparación" entre este ataque y el cometido por yihadistas contra la revista francesa Charlie Hebdo en París, en enero pasado, en el que murieron 12 personas, entre ellas varios dibujantes, dijo Jean-Baptiste Thoret, crítico de cine de la revista.

"En Texas ustedes tienen un movimiento antiislamista y el problema de Charlie Hebdo no es para nada el mismo. Se trataba (para la revista francesa) de criticar todo tipo de religiones, sin mencionar a personas en particular. Realmente, no tiene nada que ver", insistió Thoret.

"Nosotros no organizamos concursos. Sólo hacemos nuestro trabajo. Nosotros comentamos la información. Cuando Mahoma marca la información, dibujamos a Mahoma, y sino no. Combatimos el racismo y no tenemos nada que ver con esa gente", declaró a su vez Gérard Biard, redactor en jefe del semanario, según la transcripción de la entrevista.

Comunicaciones electrónicas de atacantes son investigadas.

El Estado Islámico se atribuyó ayer la responsabilidad por un atentado contra una exhibición de caricaturas del profeta Mahoma en Texas, donde los dos atacantes murieron abatidos por efectivos estadounidenses. El movimiento extremista hizo una declaración en su estación de radio por internet y dijo que "dos soldados del califato" llevaron adelante el ataque del domingo en la localidad estadounidense de Garland, en Texas. Expertos advierten que se sabe que ciertos grupos militantes se adjudican ataques en los que no estuvieron involucrados.

Fuentes del Gobierno de EE.UU. cercanos al caso han dicho que los investigadores están revisando las comunicaciones electrónicas enviadas y recibidas por los atacantes, Elton Simpson y Nadir Soofi, en busca de posibles contactos con movimientos islamistas en el exterior. "Creo que quizás él simplemente se enfureció cuando supo del concurso de caricaturas", dijo Kristina Sitton, una fiscal de Phoenix que lo defendió en el caso. "Ciertamente fue (...) un evento completamente incitante y quizás provocó que muchas personas devotas de su religión se enojaran", aseveró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)