PERFIL

Desde las favelas a la empresa más grande

"Vengo aquí, en condición de primera presidenta electa en Brasil, para asistir a la toma de posesión de la primera mujer presidenta de una petrolera en el mundo".

Corría febrero de 2012 y Dilma Rousseff acababa de colocar al frente de la mayor empresa de Brasil a su amiga y colaboradora Graça Foster, una ingeniera química con destacado perfil técnico y 31 años de experiencia en la compañía.

Todo eran sonrisas, a pesar de que ya entonces analistas del mercado energético avisaban de que su antecesor en el cargo, José Sérgio Gabrielli, le había dejado un campo minado. En su primer discurso, Foster prometió entre otras cosas "disciplina de capital".

No está claro a la fecha de hoy si la nueva presidenta de la empresa estaba al tanto entonces de la gigantesca trama corrupta que había desviado miles de millones de dólares en la década anterior. A María das Graças Silva Foster (Caratinga, 1953) la vida parece haberle forjado, de cualquier manera, un carácter tenaz.

Su infancia fue dura: traslado del estado de Minas Gerais a Río de Janeiro a los dos años, violencia familiar, crecimiento en una complicada favela del Norte de Río donde recogía cartones y latas para colaborar con la economía doméstica. Estudió ingeniería química en Niteroi y nada más terminar entró como becaria en Petrobras.

Su fuerte temperamento le granjeó el respeto de sus colegas. Con fama de extraordinariamente disciplinada y trabajadora, tiene dos hijos de dos matrimonios, el segundo de ellos con el empresario inglés Colin Foster.

En noviembre, tras la detención de 24 personas, Foster prometió una depuración a fondo, "duela a quien duela", y envió tres mensajes centrales: "Mejorar la producción y la transparencia de Petrobras", recuperar "el respeto" y "elevar la moral" de 85.000 trabajadores. La onda expansiva de corrupción y el descalabro del precio del petróleo han frustrado sus deseos para siempre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)