LAS DENUNCIAS DE CORRUPCIÓN EN ARGENTINA

La familia Kirchner denuncia persecución y acusa a Macri

Florencia y Máximo declararon ayer por el caso Los Sauces; hoy irá Cristina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Máximo, hijo mayor de Néstor y Cristina, llegando ayer a declarar por la causa de Los Sauces. Foto: EFE

Florencia y Máximo, los hijos de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner, declararon ayer lunes como imputados, negaron los cargos y al igual que su madre se declararon víctimas de una persecución política. La expresidenta y sus dos hijos están acusados de presunto lavado de dinero y cohecho cometidos supuestamente a través de la empresa familiar Los Sauces, que se dedicaba, según la Fiscalía, a recibir millonarias sumas de dinero por el alquiler de inmuebles a empresarios a los que previamente beneficiaba con obras públicas y licencias.

"Me veo obligada a aclarar que en ningún momento de mi vida integré una asociación ilícita criminal ni tampoco participé en maniobras de lavado de activos de origen ilícito ni en ningún otro delito", afirmó Florencia, de 26 años, en un escrito presentado ante el juez del caso, Claudio Bonadio, en el que también pidió el levantamiento del embargo que pesa sobre sus ingresos laborales.

La joven fue la primera en acudir ayer a los tribunales de Buenos Aires. Por este mismo caso comparecieron hace unos días los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez, y hoy martes lo hará Cristina.

Florencia, si bien no respondió preguntas ante las autoridades judiciales, presentó un escrito en el que además de negar los cargos aseguró que la llaman solamente "por ser la hija de Cristina y Néstor", quienes junto a Máximo fundaron Los Sauces en 2006, cuando ella contaba con 16 años. Tras la muerte en 2010 de Néstor Kirchner, se convirtió en heredera de parte de la empresa.

Máximo, de 40 años, actual diputado por el kirchnerista Frente para la Victoria, tampoco respondió preguntas y consideró un "verdadero disparate" sospechar que el pago de alquileres a Los Sauces fuera parte de "retornos" por la concesión de obra pública.

En medio de un fuerte dispositivo policial, en los exteriores de los tribunales federales, situados en el porteño barrio de Retiro, numerosos militantes del kirchnerismo, entre ellos la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se congregaron para apoyar a los Kirchner. El grueso de los militantes eran de La Cámpora, que tiene como referente a Máximo.

Tuiter a Macri.

Cristina Kirchner volvió a utilizar su cuenta de Twitter para lanzar dardos contra el gobierno. Mientras sus hijos se presentaban ante el juez Bonadio por la causa Los Sauces, la exmandataria criticó la decisión de Mauricio Macri de viajar a Jujuy para inaugurar el ciclo lectivo en esa provincia en pleno conflicto con los gremios docentes.

"Hablame de relato: viajó en un colectivo sin recorrido, saludó a una plaza vacía y ahora inaugurará las clases que no comenzarán", escribió Cristina en la red social.

Macri criticó ayer a los docentes que se plegaron al paro y convocó a "dialogar" para arribar a un acuerdo. El primer mandatario inauguró el ciclo lectivo en la escuela primaria "25 de Mayo" de la localidad jujeña de Volcán, que en enero pasado fue arrasada por un alud de barro tras fuertes lluvias, en medio del paro docente convocado por Ctera en todo el país en reclamo de que se convoque a una paritaria nacional.

Macri, que estuvo acompañado por el gobernador local, Gerardo Morales, y el ministro de Educación, Esteban Bullrich, lamentó que "muchos hayan vuelto a elegir el oportunismo, a través del paro".

EL CASO LOS SAUCES.

Imputación a la familia Kirchner.

La causa Los Sauces se inició en abril del año pasado tras una denuncia de la diputada de centro izquierda Margarita Stolbizer contra Fernández y sus hijos, en la que los acusaba de falsificación de documentos públicos, cohecho y lavado de dinero relacionados con supuestas transacciones ilícitas con los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez.

Carlos Rívolo, fiscal del caso, aceptó esa denuncia y pidió investigar como imputada a la expresidenta y su familia.

Cristina Fernández, que deberá acudir a declarar hoy martes, reitera desde hace meses que es víctima de una persecución política, mediática y judicial y acusa a su sucesor en la Presidencia, Mauricio Macri, de impulsar ese hostigamiento. El pasado viernes, en un escrito, la ex jefa de Estado pidió eximir de prisión a su hija después de que, según dijo en Facebook, le hubieran "informado" de que Bonadio quería ordenar su detención.

El fiscal Rívolo consideró que no había condiciones de detención al no haber peligro de fuga y el juez acabó concediendo la exención de prisión a la joven. Máximo, en tanto, posee fueros en su condición de parlamentario. Entre las medidas dispuestas desde la apertura de la causa, Bonadio ordenó varios allanamientos, embargar sueldos, intervenir Los Sauces, tasar todas sus propiedades y pedir a la justicia de Estados Unidos información sobre una cuenta bancaria que perteneció a Néstor Kirchner.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)