En Argentina la liberación de un violador levanta una ola de indignación

Un fallo por caso de abuso sexual desata una tormenta

En abril de 2012 Mario Tolosa dirigente de un club de Tres de Febrero en la Provincia de Buenos Aires fue condenado a seis años de prisión. El Tribunal Criminal n° 3 del Departamento Judicial San Martín lo consideró "autor penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante". Tolosa trasladaba a los niños que jugaban al fútbol de esa institución desde y hacia sus hogares, el hecho ocurrió en 2010 y su víctima fue un menor de seis años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Corte Federal recibió el pedido contra los jueces Piombo y Sal Llargués.

El fallo en primera instancia fue recusado por su defensa y finalmente los jueces de la Sala I de Casación Penal bonaerense Horacio Piombo y Ramón Sal Llargués le redujeron la pena a tres años y dos meses de prisión lo que permitió su reciente libertad. Los magistrados eliminaron la calificación de "gravemente ultrajante" argumentando la presunta orientación sexual de la víctima y exponiendo que como el niño ya había sido abusado con anterioridad, el abuso sexual por parte de Tolosa se había producido pero no entendían que fuera "tan ultrajante".

El fallo y sus argumentos se dieron a conocer en un informe del canal de noticias C5N. El rechazo, cuestionamiento y la indignación social generalizada ante la actuación de estos jueces no tardaron en llegar. A su vez, se conoció que en 2011, con un razonamiento similar, atenuaron la pena de un pastor evangélico que había violado y embarazado a dos menores de 14 y 16 años porque consideraron que se trataba de "mujeres que viven en comunidades en las que el nivel social acepta relaciones a edades muy bajas" y que "además poseían experiencia sexual". Por este fallo, ambos jueces afrontan un jury de enjuiciamiento (juicio político), que si bien recientemente tuvo luz verde por parte de la Corte Suprema bonaerense no sólo aún no tiene resolución sino que no tuvo avances sustantivos desde que se lo solicitó.

Juicio político.

"Este fallo es aberrante, vergonzoso, discriminatorio y contrario al Derecho. Está mal aplicado y está anclado en el pasado, pero no metafórica sino literalmente, porque está atado a una época anterior a los tratados internacionales en Derechos Humanos y especialmente a la Convención por los Derechos del Niño; y, aún peor, hace una interpretación homofóbica, patriarcal, machista y clasista de la víctima que, en este caso es un niño, para ser utilizado como un atenuante de la pena del acusado", afirmó a El País Greta Pena quien es abogada y la presidenta de la agrupación Cien por Ciento Diversidad y Derechos. Se trata de un colectivo conformado por lesbianas, gais, personas trans y bisexuales que luchan por la igualdad de derechos en diferentes temáticas y desde la perspectiva de la diversidad sexual y expusieron que es "totalmente ridículo" exponer que un niño de 6 años es gay. "Además la Justicia tiene que tabular a la persona, no importa si es gay o no gay, si es pobre o rico, hay que recordar que este niño es una víctima y fue abusado sexualmente y eso es lo que debe importar", señaló Pena. Por el caso, el martes de la semana pasada su organización concurrió a La Plata a reunirse con los presidentes de bloque de los diferentes partidos presentes en la legislatura provincial y presentaron una nota que exige el impulso y avance expeditivo del enjuiciamiento a ambos camaristas anexando este nuevo fallo y reclamando a los legisladores que ejerzan la potestad que poseen para suspenderlos.

El jury de enjuiciamiento a jueces puede ser iniciado por un particular, una organización social, el presidente de la Corte Suprema de la jurisdicción que corresponda o la Comisión de Juicio político existente en las legislaturas provinciales. "Pedimos que se reforme la perspectiva de la Justicia porque este no es un fallo aislado producto de monstruos que están sueltos en este tribunal, sino que tenemos una Justicia que carece de perspectiva de género, diversidad sexual y de derechos humanos en general. Eso, lamentablemente, se puede ver en la abrumadora mayoría de los fallos que se expiden respecto de la violencia contra las mujeres", agregó Pena. En Argentina el delito de abuso sexual pertenece al fuero común por la que es juzgado por el Poder Judicial de la jurisdicción en la que se producen. Se divide en tres categorías: simple, gravemente ultrajante y con acceso carnal.

El primero se reprime con penas desde seis meses a cuatro años de prisión; la pena se incrementa de cuatro a diez años cuando el abuso sea gravemente ultrajante para la víctima y, finalmente, la pena se eleva de seis a 15 años cuando hubiera acceso carnal. Argentina, justicia, fallo judicial polémico, Mario Tolosa, abuso sexual a un niño

Fragmentos del polémico dictamen


En el polémico fallo los jueces Piombo y Sal Llargués expusieron: "(…) Es claro que la elección sexual del menor, malgrado la corta edad, a la luz de los nutridos testimonios de sus próximos, ya habría sido hecha (conforme a las referencias a la recurrencia en la oferta venal y al travestismo). (…) Es por ello que creo que —ausente toda otra imputación referida a un torcimiento del desarrollo sexual del menor— efectivamente el imputado ha tenido para con este infortunado niño comportamientos lascivos (...) Me afecta al respecto una insondable duda que tiene por base esa familiaridad que el niño ya demostraba en lo que a la disposición de su sexualidad se refiriera".

Miles de firmas contra los jueces, organismo de ONU preocupado


Tras darse a conocer el fallo, el repudio y la indignación social no tardaron en expresarse más allá de los pedidos de las organizaciones sociales y políticas solicitando la suspensión y el jury a los magistrados. Estudiantes de la Universidad Nacional de La Plata realizaron una toma de la sede de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales en reclamo de un juicio académico para los camaristas de Casación Penal bonaerense a Piombo y Sal Llargués.

La viralización a través de las redes sociales se plasmó en una recolección de firmas a través del sitio Change.org para apoyar una misiva dirigida al vicegobernador y presidente del Senado de la Provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto; al senador bonaerense y jurado de Juicio Político, Roberto Costa, y varios diputados provinciales.

Este fin de semana la iniciativa había superado las 160.000 firmas que se sumaban por esa vía a la misiva generada por María Santiago. El representante regional del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Amerigo Incalcaterra, manifestó que el mismo vulnera los estándares internacionales y el principio del interés superior del niño contenido en los tratados ratificados por la Argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)