chile

Falleció Valentina, la niña con fibrosis quística que pidió morir a Bachelet

La adolescente tenía fibrosis quística avanzada. Su caso se volvió conocido en todo el mundo luego que se viralizó un video en el que la adolescente le pedía a la presidenta chilena que la dejase morir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Valentina Maureira se sacó una selfie con Bachelet. Foto: AFP

Valentina Maureira tenía 14 años y padecía fibrosis quística avanzada. Su caso se volvió conocido en todo el mundo luego que se viralizó un video en el que la adolescente le pedía a la presidenta chilena que la dejase morir.

La noticia fue confirmada por el padre de la niña Fredy Maureira a la radio chilena Bío Bío.

En febrero pasado, Valentina conmovió al mundo al colgar en su cuenta de Facebook un video que grabó en su cama de hospital. En él, se dirigía a la presidenta chilena Michelle Bachelet: "Solicito hablar urgente con la presidenta, porque estoy cansada de vivir con esta enfermedad y ella me puede autorizar la inyección para quedarme dormida para siempre".

El video saturó de "Me gusta" su perfil, saltó por redes sociales de Bogotá a Londres y tuvo una repercusión tan potente que una semana después, el 28 de febrero, Bachelet llegó a verla. "Me despertó, yo estaba durmiendo, vino muy temprano. Ahí mi papá se colocó a llorar.
En 14 años, primera vez que lo veo llorar. La invité a pescar", dijo en ese momento.
-¿Y qué te dijo?
"Me dijo que sí. Le pregunté: ¿Me da la mano o no? Y me dio la mano, se comprometió".
-¿Te dijo algo del video?
"No me tocó el tema. Ahí mi papá (Fredy) habló más, contó toda su historia".
-¿Qué piensas de tu papá?
"Es un guerrero, es muy fuerte para todo lo que le ha tocado vivir y estar así luchando".
-¿Y de tu mamá?
"Lo mismo. Mi mamá es la de los cuidados, la que se queda conmigo. Mi papá es el de los contactos, el de la fuerza".

Valentina tuvo un hermano, Michael. Ella lo conoció por fotos y videos, porque a los pocos meses de vida, Michael ya estaba luchando en el Hospital Calvo Mackenna contra la misma enfermedad. Resistió hasta los seis años, falleció en 1996. "Desde chica mis papás me contaron de mi hermano, siempre lo supe y lo entendí bien", comenta Valentina que cada cierto tiempo se acerca la mascarilla de oxígeno a la boca y a la nariz, para no agitarse al hablar.

La historia del video

Grabar ese video, le dijo Valentina a El Mercurio pocos días después de hacerlo, fue un impulso que tiene una buena historia detrás. Se juntaron varias cosas, dos de ellas muy fuertes. La primera fue ver apagarse a su mejor amigo, que también tenía fibrosis quística y que falleció a comienzos de año. La segunda, ver cómo su papá hacía lo imposible por hacer todo lo que ella quería. "Yo notaba que andaba raro y mi mamá estaba triste, estresada", dijo. Fredy Maureira, el papá de Valentina, contó después que en esos días fue al Ministerio de Salud a golpear la mesa pidiendo ayuda. "La próxima vez no voy a venir acá ni voy a ir a encadenarme a La Moneda, voy a ir a ahorcarme", recordó que vociferó en la entrada del ministerio y admite que fueron días muy tensos.

La noche que Valentina grabó el video "saqué a mi mamá de la pieza, le dije que se fuera a dar una vuelta. Yo estaba chata, bajoneada, recordando lo de mi amigo que falleció. Fue impactante para mí, porque además me acordé de todos los casos que he visto".

-¿Y por qué pedirle a la presidenta dormir para siempre?
"Es la única que lo puede hacer: es mamá, es pediatra y es presidenta".
-Tú a ella le pediste algo muy concreto. ¿De dónde lo sacaste?
"¿La eutanasia?".
-Sí.
"Lo vi en las noticias. Salió antes de Navidad: la niña que se hizo la eutanasia porque tenía cáncer (Brittany Maynard, en Estados Unidos). Ahí le dije a mi papá: si tuviera eso, me lo inyectaría altiro".
-¿Tan decidida estabas?
"Sí".
-¿Por qué?
"No sé, el cansancio, el estrés, estar hospitalizada, cómo te tratan los médicos, influye todo. No era vida lo que estaba teniendo. Si estaba tres días en la casa y después al hospital".
-¿Ha cambiado lo que piensas desde que hiciste el video?
"Sí, igual como que hay gente que me ha hecho cambiar la forma de pensar, pero no lo sé, tendría que hacerme hartas preguntas".
-Le estás dando vueltas...
"Sí".
-Hoy mismo vino Maribel a darte ánimo.
"Sí, pero tengo que seguir dándole vueltas, ver qué es lo que me conviene. Son distintos casos, distintos finales, todos relacionados con la misma enfermedad. Igual es una decisión difícil. ¿Sabe lo otro que me pasa?".
-Cuéntame.
"Sueño cosas y después las vivo. Es una cuestión bien loca. Un día soñé con la misma UCI tres veces y al otro día llegué acá. Otro día soñé con el diablo y pensé que se iba a hacer realidad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)