ARGENTINA

Exvicepresidente kircherista será indagado por facturas falsas de viáticos

Amado Boudou también es investigado por  la presunta corrupción en la compra de una imprenta de papel moneda cuando era ministro de Economía

Amado Boudou habría comprado una imprenta que imprimía papel moneda. Foto: AFP
Amado Boudou. Foto: AFP

Un juez de Argentina decidió hoy citar a declarar en calidad de investigado al exvicepresidente argentino Amado Boudou (2011-2015) por la presunta falsificación de facturas en la rendición de viáticos cuando era ministro de Economía.

Fuentes judiciales informaron que la decisión fue adoptada por el juez federal Ariel Lijo, quien también citó a prestar declaración indagatoria a Héctor Eduardo "Cachi" Romano, exjefe de la Secretaría Privada del Ministerio de Economía, y Guido Forcieri, exjefe de Gabinete de Asesores del Ministerio de Economía.

En su resolución, el juez indica que a los tres "se les imputará el haber defraudado a la Administración pública mediante la presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos".

Para ello, según el juez, habrían insertado datos falsos en las declaraciones juradas de rendición de gastos formuladas en expedientes del Ministerio de Economía "a sabiendas de la falsedad de los montos por gastos eventuales consignados, los cuales justificaron con comprobantes falsificados".

De acuerdo al escrito, habrían falsificado dos facturas del hotel Bel-Ami, de París, por 11.048 y 8.146 dólares, y una factura a favor de un traductor, identificado como Eduardo Kahanne, por 3.880 dólares.

Esos gastos se consignaron como viáticos de un viaje realizado a París entre el 17 y el 21 de febrero de 2011, cuando Boudou estaba al frente del Ministerio de Economía, durante el primer mandato del Gobierno de Cristina Fernández (2007-2015).

En esas fechas, Boudou viajó a la capital francesa para participar de una reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de Bancos Centrales del G20.

La maniobra, según el juez, habría tenido el fin de obtener un "beneficio económico directo mediante la defraudación efectuada en perjuicio de la administración pública".

Según consta en la investigación judicial, Kahanne declaró que la factura había sido falsificada y que él solamente había cobrado 2.234 dólares por sus servicios como intérprete y aportó una copia del recibo que habría realizado en aquella ocasión.

"De esta manera Boudou y Romano se habrían quedado con la diferencia", precisa el escrito.

En cuanto al hotel, el personal del establecimiento parisino informó al juez que tanto el número de las factura como los huéspedes y las fechas de estadía no concordaban con la información registrada en el hotel.

"De esta forma Boudou y Romano omitieron restituir" el dinero asignado a ese gasto, indica el escrito.

Por otro lado, en cuanto a los viáticos asignados a Guido Forcieri por su viaje a París entre el 15 y el 28 de febrero de 2011, la factura del Hotel Bel-Ami también habría sido falsificada.

Lijo también investiga a Boudou por la presunta corrupción en la compra de una imprenta de papel moneda cuando era ministro de Economía (2009-2011), caso por el cual el exvicepresidente comenzó a ser sometido a juicio oral desde este martes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)