Narrativa violenta del Estado Islámico logra frustrar a las potencias

Extremistas ganan batallas de mensajes

Una evaluación interna realizada por el Departamento de Estado pinta un cuadro sombrío de los esfuerzos del gobierno del presidente Barack Obama y sus aliados extranjeros para combatir la maquinaria de mensajes del Estado Islámico (EI), y describe una coalición fracturada que no puede tener un mensaje claro.

La evaluación surge meses después de que el Departamento de Estado dio señales de que planeaba dar renovado vigor a su campaña en las redes sociales contra el grupo extremista. Sin embargo, concluye que la narrativa violenta del EI —difundida a través de miles de mensajes cada día— ha logrado frustrar los esfuerzos de algunas de las naciones más ricas y tecnológicamente avanzadas del mundo.

El documento señala que un grupo de trabajo sobre mensajes con funcioanrios de Estados Unidos, Gran Bretaña y Emiratos Árabes Unidos, "en realidad, no se ha juntado". Agrega que Emiratos es reticente y los británicos están demasiado ansiosos, en tanto la estructura del grupo de trabajo es confusa.

Funcionarios del Departamento de Estado han señalado, de manera reiterada, que los "contramensajes" son uno de los pilares de la estrategia para derrotar al EI. Pero, el gobierno ha reconocido que el grupo extremista es mucho más ágil para difundir sus mensajes que Estados Unidos para frenarlo.

El documento interno, que fue elaborado por Richard A. Stengel, el subsecretario de Diplomacia Pública y Asuntos Públicos, indica que el mensaje que surgió de la conferencia de la coalición realizada hace dos semanas en París, de que hay decisión de destruir al EI, no dio resultado, debido a que las informaciones de los medios de comunicación destacaron la escasa sustancia de la reunión.

El vocero del Departamento de Estado, John Kirby, dijo que el memorándum "reconoce lo que dejamos en claro en el pasado: debemos actuar mejor para desacreditar al EI en el espacio de la información".

Funcionarios de Estados Unidos dijeron que planean ampliar el Centro Estratégico de Comunicaciones de Contraterrorismo del Departamento de Estado, una oficina pequeña creada en 2011, para combatir los mensajes terroristas en Internet, en tiempo real.

La evaluación de Stengel deja en claro que los funcionarios de Estados Unidos consideran que debe hacerse mucho más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)