Declaró la testigo y rectificó algunas partes de su relato a los medios

Ex esposa de Nisman pidió veedor de OEA para el caso

La presidenta argentina, Cristina Fernández, celebró ayer su cumpleaños número 62 en medio de una grave crisis política, tras el pedido de imputación en su contra por presunto encubrimiento de terroristas a raíz de una denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman. Pero las malas noticias no terminan allí. Su vicepresidente se enfrenta a la posibilidad de un jucio oral. Y en otra causa paralela, su hijo queda cada vez más complicado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Natalia Fernández declaró ayer ante la fiscal Fein. Foto: La Nación/GDA.

Según medios locales, la mandataria celebró su cumpleaños junto a sus hijos Máximo y Florencia, su nieto Néstor Iván y su nuera Rocío García en la residencia presidencial de Chapadmalal, a unos 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

"Gracias a todos y todas por los cálidos y cariñosos saludos de cumpleaños", publicó la mandataria en su cuenta de Twitter y en Facebook.

Los ecos de la multitudinaria marcha de silencio en homenaje al fiscal Nisman todavía no se apagaron.

La testigo.

Natalia Fernández, la testigo que mencionó presuntas irregularidades en el procedimiento que tuvo lugar en el apartamento de Puerto Madero donde fue hallado muerto el fiscal Alberto Nisman, declaró ayer durante tres horas y media en la Fiscalía en lo Criminal de Instrucción 45 que encabeza Viviana Fein.

Según informaron a La Nación fuentes de la Fiscalía, la joven "rectificó en parte" lo que había dicho ante los medios de comunicación. "No dijo que vio a la fiscal con una bolsa de pitutos (proyectiles) y sostuvo que al cuerpo de Nisman lo sacaron del departamento a las 5.30, y no a las 3.30 como había señalado a la prensa", explicaron las fuentes.

"Tampoco vio a nadie comiendo medialunas. Mencionó que hubo una conversación donde alguien dijo que estaría bueno comer medialunas, pero que no vio que lo hicieran", añadieron los voceros.

Con respecto a su ingreso al baño, las fuentes indicaron que Natalia declaró que "recién le permitieron ingresar al baño de servicio (no al baño en el que fue hallado el cuerpo de Nisman) luego de que la Policía Científica terminó de tomar todas las muestras pertinentes en el departamento" del fallecido fiscal. Además, aseguraron que la joven "nunca caminó por el lugar". "Siempre estuvo sentada, primero en la escalera, y luego en un sillón junto a otro testigo, custodiado por un prefecto", señalaron las fuentes.

Desde la Fiscalía aclararon también que lo que la testigo describió como "gente subrayando los papeles" que Nisman tenía sobre la mesa, en realidad se trataba de peritos que "estaban foliando el material".

Además, las fuentes destacaron que la declaración testimonial de la joven fue realizada frente a la defensa de Diego Lagomarsino y el representante de la querellante la jueza Sandra Arroyo Salgado.

La ex esposa de Nisman, volvió a desechar la hipótesis del suicidio y expresó su desconfianza en la investigación durante una entrevista concedida a una emisora tras la multitudinaria marcha del 18F. "De ningún modo admito la posibilidad de un suicidio y menos con un arma de por medio", expresó la magistrada de San Isidro.

En cuanto a la investigación, Arroyo Salgado dijo que pedirá un veedor de la OEA para tener más garantías. "Me vi obligada a pedir un veedor. En esta coyuntura judicial, política y mediática, no están dadas las garantías para que sea una investigación totalmente imparcial y sin riesgos. Me parece muy importante que sea un resultado que la opinión publica lo crea. Que la Justicia le de confianza a la gente", señaló.

Stiuso: "No, no hablé con Nisman", declaró

Una nota del diario Página 12 publicada ayer aseguró haber accedido a las declaraciones del ex jefe de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE), Antonio Horacio Stiuso.

"No, no hablé con Nisman. Desde Navidad que no hablaba con él", habría declarado Stiuso, según esta versión.

La nota asegura que la declaración del ex espía no supera las cuatro páginas y se desvincula del caso. Habría declarado que el teléfono con el que Nisman se comunicó, si bien está a su nombre no se hallaba en su poder, sino en el de otro agente de la SI, un jefe de Análisis también retirado y que, según su versión, mantenía contactos con Nisman.

Este ex funcionario será ahora citado a la fiscalía para sumar su testimonio. La versión periodística asegura que en la fiscalía quedó la idea de que Stiuso no había aportado nada importante para el esclarecimiento del caso.

Por último, los periodistas de Página 12 aseguran que luego de declarar, Stiuso viajó a Uruguay. "Después de declarar, Stiuso viajó a Uruguay: lo hizo ayer mismo por tierra, vía la ciudad de Colón, Entre Ríos. Es la vía que usa siempre cuando sale del país, para no dejar en evidencia su verdadero destino", relata el artículo. En otros medios argentinos se manejó que Stiuso había continuado viaje hacia Brasil, o bien hacia Arabia Saudita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)