UN BLOQUE EN PROBLEMAS

Europa asume que está en crisis y busca nuevo rumbo

La cumbre sin Gran Bretaña no logró avanzar en algunos temas clave.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Merkel: la canciller alemana con la responsabilidad de liderar la UE. Foto: Reuters

Europa quiere un nuevo rumbo, y no tiene empacho en admitir que está pasando por una "crisis existencial". Ayer en Bratislava los países europeos, sin el Reino Unido, buscaron esbozar ese nuevo rumbo para dejar atrás la encrucijada en la que se encuentra sumida la UE tras ocho años de sucesivas crisis, aunque sin lograr aún la ansiada unidad para hacer rodar el proyecto.

En un ambiente solemne y una vez asimilado el impacto que supuso la decisión de la mayoría de británicos de abandonar el bloque, los demás líderes comunitarios abordaron sin tapujos la situación de "crisis existencial" —en palabras del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker— en que se encuentra el proyecto europeo en estos momentos.

"Estamos en una situación crítica. Debemos demostrar que podemos mejorar", aseguró la canciller alemana, Angela Merkel, quien apeló a un nuevo "espíritu de Bratislava", tras un encuentro en el que la reflexión sobre los numerosos frentes abiertos que tiene la UE ha estado marcada por un renacido eje franco-alemán.

París y Berlín se han alineado como no lo hacían desde la salida del conservador Nicolás Sarkozy de El Elíseo, para defender un plan de trabajo centrado en tres ejes temáticos que en ocasiones se superponen: la economía y el desempleo; la migración y el control de las fronteras; la seguridad y la lucha contra el terrorismo.

"Sin la unidad europea no vamos a lograr estos objetivos", dijo Merkel en una conferencia de presa conjunta con su homólogo galo, François Hollande, quien ha defendido la necesidad de que la UE dé un paso adelante hacia una defensa común.

Esta idea, impulsada por Francia con respaldo alemán, es casi tan antigua como el propio proyecto comunitario, pero sin embargo se ha mantenido como un tabú durante décadas, ante la negativa rotunda de los británicos a considerar pasos en este sentido.

El "Brexit" parece allanar así el camino a una "defensa europea", pero para que llegue a buen puerto necesitaría reunir un mayor consenso entre países que, como los Estados bálticos, rechazan la idea de crear una estructura militar paralela a la OTAN.

Hungría, Polonia, Eslovaquia y la República Checa, por contra, se muestran a favor de la creación de un ejército comunitario, de que el trato de los refugiados sea una competencia nacional y de acotar los poderes de Bruselas.

El primer ministro húngaro, el conservador nacionalista Viktor Orbán, probablemente la voz más crítica en la UE en estos momentos, destacó que la reunión de ayer no fue exitosa ya que persiste una política de inmigración "ingenua". "Se habló más de las cuotas (de reubicación de refugiados) que de cómo detener a los inmigrantes en las fronteras", aseguró.

Declaración.

La próxima cita tendrá lugar en Malta en enero o principios de febrero de 2017. Tratarán de culminar el "proceso de Bratislava" en marzo en Roma, coincidiendo con el 60 aniversario de la creación de la Comunidad Económica Europea, embrión de la UE.

"Nos comprometimos en Bratislava a ofrecer a nuestros ciudadanos en los próximos meses una visión de una UE atractiva, en la que puedan confiar y que puedan apoyar. Estamos seguros de que tenemos la voluntad y la capacidad para lograrlo", subraya la denominada Declaración de Bratislava, capital de Eslovaquia.

"La UE no es perfecta pero es el mejor instrumento que tenemos para abordar los nuevos retos a los que nos enfrentamos. Necesitamos la UE no sólo para garantizar la paz y la democracia, sino también la seguridad de nuestro pueblo", añade la declaración.

La voluntad de los británicos de abandonar el bloque, expresada en referéndum el 23 de junio, añadió una nueva crisis a una UE a la defensiva desde la crisis financiera de 2008 y la más reciente crisis migratoria, pasando por los atentados yihadistas en el corazón de Europa.

Los 27 se mostraron, no obstante, decididos a continuar con el "indispensable" proyecto europeo pese a la marcha de Reino Unido, porque la UE garantizó la "paz" tras "guerras y profundas divisiones" en el continente.

"Estamos determinados a hacer de la UE con 27 Estados miembros un éxito, partiendo de esta historia conjunta", indica el texto.

Italia se desmarca y se retira descontenta.

Italia se retiró ayer de la cumbre de Bratislava poco conforme con los resultados. Así lo reconoció el premier Matteo Renzi, que evitó dar una rueda de prensa con Angela Merkel y François Hollande. "No estoy satisfecho con las conclusiones" de la cumbre, declaró Renzi. "Volvieron a decirse las mismas cosas", se quejó. El premier italiano aprovechó la ocasión para criticar a Europa porque la solución determinada en la cumbre de Malta "se convirtió en letra muerta". "Sobre los inmigrantes queremos ver hechos", añadió Renzi. Si lo "único que hace la guardia costera" europea "es llevar inmigrantes a Sicilia", eso "no puede continuar". Por lo tanto, según Renzi, o "la Unión Europea hace acuerdos con países africanos o los haremos solos". ANSA

Gran Bretaña dice estar lista para iniciar el retiro del bloque en 2017.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aseguró ayer que el Reino Unido estará listo a comienzos de 2017 para activar el artículo 50 de los Tratados de la Unión Europea, que inicia las negociaciones para salir del bloque comunitario. En rueda de prensa en Bratislava, Tusk indicó que la primera ministra británica, Theresa May, le dijo recientemente que es "casi imposible para su país activar el artículo este mismo año, pero es bastante posible que estén listos en enero o febrero del año que viene".

"Es una situación objetiva que nuestros colegas británicos necesitan más tiempo para prepararse para estas negociaciones", reconoció el presidente del Consejo. Al mismo tiempo, Tusk destacó que los 27 están "bien preparados" para estas negociaciones y podrían "empezar mañana mismo".

En todo caso, agregó que "las futuras negociaciones con el Reino Unido no han sido el principal tema de la reunión de Bratislava".

"Lo que hemos hecho es simplemente confirmar nuestra resolución de junio de que no hay negociación sin notificación" del deseo del Reino Unido de salir de la UE, recordó Tusk. "No es nada en contra del Reino Unido, pero tenemos que proteger nuestros procedimientos para proteger nuestro interés como comunidad europea", concluyo. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)