ANUNCIO DE DESARME

ETA anuncia para el 8 de abril la entrega total de sus armas

Gobierno español pidió la disolución final de la banda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
ETA: la banda renunció a la violencia en octubre de 2011. Foto: Reuters

La banda terrorista vasca ETA anunció que entregará las armas que le quedan antes del 8 de abril. "El gobierno vasco otorga credibilidad a esta posibilidad de desarme final a corto plazo", dijo en una breve comparecencia el presidente regional vasco, Íñigo Urkullu. Ante este anuncio "de valor histórico para nuestra sociedad", Urkullu pidió "altura de miras y canales de comunicación directos" a los gobiernos español y francés, que han exigido en repetidas ocasiones el desarme y disolución de la organización, considerada terrorista por la Unión Europea.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, pidió por su parte que ETA "se disuelva". En un acto del Partido Popular en Madrid, Rajoy advirtió que, pese al sorpresivo anuncio de desarme, "el gobierno de España lo que hará es lo que ha hecho siempre, aplicar la ley igual para todos". "ETA ha decidido, así lo ha dicho, desarmarse unilateralmente. Que lo haga, y de paso que se disuelva", añadió.

El anuncio de desarme partió de Txetx Etcheverry, militante de la organización vasca Bizi, quien señaló al diario francés Le Monde que "ETA nos ha confiado la responsabilidad del desmantelamiento de su arsenal, y la noche del 8 de abril, ETA estará totalmente desarmada".

"Existe un plan concreto en fechas determinadas para que ETA deje de ser una organización armada", abundó en declaraciones a la prensa Arnaldo Otegi, líder del partido independentista vasco EH-Bildu. "Esperamos que esta vez sí el proceso de desarme sea total y que esta vez sí el proceso de desarme sea integral, que se lleve hasta el final y hasta sus últimas consecuencias", añadió.

El presidente regional vasco Urkullu puntualizó que su gobierno "ha estado directamente informado", y expresó su deseo de "un desarme definitivo de ETA de carácter unilateral, irreversible, completo y legal".

Hasta ahora, ETA se había negado a desarmarse y disolverse, y exigía una negociación con Francia y España sobre sus presos. En la actualidad quedan unos 350 en ambos países.

Los dos gobiernos se negaron a su vez a cualquier negociación, y han venido exigiendo con regularidad la disolución y desarme de la organización, fundada hace más de 50 años.

En los últimos meses, las fuerzas francesas y españolas desmantelaron varios escondites de armas.

El último hallazgo se produjo el 8 de marzo, cuando la Guardia Civil española anunció haber encontrado cerca de Irún, en el País Vasco, siete bidones de material explosivo.

El 12 de octubre de 2016 se encontró un importante depósito de armas en el bosque de Compiègne, no lejos de París, y el 5 de noviembre fue detenido cerca de Bayona, en el País Vasco francés, Mikel Irastorza, uno de los últimos jefes de la organización.

La banda renunció definitivamente a la violencia el 20 de octubre de 2011, después de cuatro décadas de lucha armada por la independencia del País Vasco, en las que se le imputa la muerte de 829 personas en atentados, así como numerosos secuestros y campañas de extorsión a empresarios. El último atentado de Euskadi Ta Askatasuna (País Vasco y Libertad, en lengua vasca) tuvo lugar en 2010, y en él murió un policía en suelo francés.

El arsenal de ETA es bastante reducido y está en desuso desde hace más de cinco años con lo que el desarme tiene un carácter predominantemente simbólico. La última incautación de armamento de ETA por parte de la policía francesa, en diciembre, se limitaba a 12 subfusiles, 9 fusiles, 25 armas cortas y dos granadas. Entonces se especuló con que representaba el 20% del armamento. Lo que ofrece una idea de su limitación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)