BRASIL

Esposa de expresidente Lula será velada y cremada el sábado

Parlamentarios próximos a Lula ya habían informado el jueves sobre el fallecimiento de Rocco, pero la muerte todavía no había sido ratificada por el hospital.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El expresidente brasileño, Lula da Silva junto con su esposa Marisa Leticia Rocco. Foto: EFE

La esposa del expresidente brasileño Lula da Silva, Marisa Leticia Rocco, será velada este sábado en la sede del Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo antes de ser cremada, informó este viernes el perfil oficial del exmandatario en las redes sociales.

Los detalles sobre sus exequias fueron comunicados pocos minutos después que el Hospital Sirio Libanés de San Pablo emitiera un parte oficial al concluir el protocolo que constató su muerte cerebral, tras el cual se puede dar inicio al proceso para la donación de sus órganos tal como autorizó su familia.

"El velorio será este sábado en el Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, donde el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y Doña Marisa Leticia se conocieron", señaló la nota de Lula, precisando que el velatorio se realizará entre las 11H00 y las 17H00 GMT.
"Enseguida habrá en el cementerio Jardim da Colina una ceremonia de cremación reservada a la familia", añadió.

El presidente brasileño Michel Temer, que ya había visitado a Lula la noche del jueves en el hospital, emitió una nota de condolencias en la que decretó un duelo oficial de tres días por la muerte de la exprimera dama.
"En este momento de profundo dolor y pesar en la familia del expresidente Lula, yo y (su esposa) Marcela transmitimos a él, a sus hijos y demás familiares y amigos las más sinceras condolencias", señaló el texto.

"En razón de su fallecimiento decreto luto oficial de tres días", añadió.
La condición de la exprimera dama, de 66 años, había sido calificada como "irreversible" por los médicos desde la noche del miércoles, mientras que este jueves se informó que la familia ya había autorizado el procedimiento para la donación de sus órganos ante la "ausencia de flujo cerebral", como señaló el propio hospital.

"Ella tuvo muerte cerebral y hoy se le harán dos exámenes para confirmarlo porque hay que seguir un protocolo internacional", indicó a la AFP un portavoz del Hospital Sirio Libanés más temprano este viernes.
Marisa Leticia había sido ingresada el 24 de enero, después de sufrir un accidente cerebrovascular.

El mismo jueves en la Cámara de Diputados en Brasilia, los legisladores guardaron de inmediato un minuto de silencio y los mensajes de pésame y solidaridad con el exmandatario de izquierda (2003-2010) comenzaron a afluir desde dentro y fuera de Brasil.

Además de Temer, el jueves también se acercó al centro médico Fernando Henrique Cardoso, antecesor de Lula en el cargo y su rival político durante años, con quien se fundió en un emocionado abrazo.

De viaje en Europa, Dilma Rousseff adelantó su regreso y llegó al hospital en la mañana del viernes para entregar sus condolencias a Lula. Destituida en 2016 por un impeachment, Rousseff había aludido la víspera al año de turbulencias y sobresaltos judiciales para el icono de izquierda, que enfrenta cinco acusaciones ligadas a la trama de corrupción en Petrobras, algunas de las cuales involucraban a su esposa.

Ubicado en el cordón industrial de San Pablo, Sao Bernardo do Campo - donde nació Marisa Leticia - es la cuna política de Lula da Silva, donde se forjó como líder sindical.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)