En un juicio en EE.UU.

Espías del MI5 van a declarar disfrazados

Espías de la agencia de inteligencia británica MI5 (Servicio de Seguridad Británico, su verdadero nombre) declararon ayer de forma anónima, usando pelucas y maquillaje, en un juicio en Nueva York contra un presunto miembro paquistaní de Al Qaeda, sospechoso de conspirar para llevar a cabo un atentado contra un centro comercial en Reino Unido. Cuatro agentes, identificados con números de cuatro dígitos, detallaron cómo siguieron al acusado, Abid Naseer, en marzo y abril de 2009 en las ciudades de Manchester y Liverpool en el norte de Inglaterra.

El juez Raymond Dearie ordenó a los dibujantes abstenerse de descripciones detalladas de los oficiales o de dibujar sus rostros. Disimulados bajo pelucas, los agentes dijeron que siguieron al acusado cuando este visitaba un centro comercial de Manchester, que al parecer planeaba atacar. También lo siguieron cuando visitaba una mezquita, un café internet y durante un viaje a Liverpool. La fiscalía estadounidense afirma que Naseer planificó junto a la red terrorista Al Qaeda un ataque contra esta galería comercial como parte de ataques coordinados que tenían también en la mira al metro de Nueva York y a un periódico danés. Los fiscales dijeron que se trata de una de las conspiraciones terroristas más graves desde los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)