LENGUA

El Español es hablado por 567 millones en el mundo

Su valor económico representa el 16% del PIB de España.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Rey de España Felipe VI y la Reina Letizia. Foto: Reuters

El escritor Mario Vargas Llosa pidió "cuidar y defender" la lengua española, en el acto de clausura institucional del proyecto "El valor económico del español", un informe que señala que esta lengua multiplica por cuatro los intercambios comerciales entre los países hispanohablantes.

"No nos durmamos en los laureles, lo que le debemos a la lengua española es impagable. Lo que nos toca ahora es cuidarla y defenderla", dijo el premio nobel durante la presentación del proyecto financiado por la Fundación Telefónica que ha cumplido diez años (2006-2016) tras la publicación de los 14 tomos que conforman este trabajo titulado "Valor económico del español".

Con datos como que el español es la segunda lengua materna del mundo con 567 millones de hablantes —según indica el último informe del Instituto Cervantes—, tras el chino mandarín, este estudio destaca también que ha crecido en los "últimos años" apoyado en la "internacionalización" de las empresas españolas y en la cohesión idiomática impulsada por la Asociación de las Academias de la Lengua Española.

En este sentido, según el informe, la lengua española genera el 16% del valor económico del PIB (164.000 millones de euros (US$ 174.122 millones).

Asimismo, el español ha multiplicado "por tres la atracción de emigrantes de América Latina" hacia España en el decenio de 2000; y también multiplica "por cuatro" los intercambios comerciales entre países hispanohablantes, como detalló José Luís García, catedrático de economía aplicada, uno de los autores de este estudio.

García explicó que la lengua española actúa como un "potente impulsor de internacionalización" en el ámbito hispanohablante, con ahorro "muy significativo en el capítulo de costes de transacción que se acerca al 2% del total de ingresos en algunas empresas multinacionales".

"El dominio del español —añadió— incorpora también un premio en forma de diferencia positiva de salario en comparación con el que reciben los inmigrantes no hispanohablantes, premio que llega al 30% en el mercado español".

Un "premio salarial", como matizó, que ya es "detectable, aunque en proporciones mucho menores", en el mercado de trabajo de Estados Unidos, donde para quienes tienen un "buen dominio del inglés y el español", hecho éste que pone en alza el "aprecio del bilingüismo inglés-español" que se tiene en "ese gran país, tan novedoso como esperanzador, pese a quien le pese".

El proyecto, en el que han colaborado mas de 200 autores, ofrece también datos sobre el uso del español en el ámbito académico, siendo nuestra lengua un "factor determinante" para que cada curso académico decidan estudiar en España 35.000 alumnos universitarios Erasmus.

Durante el acto, presidido por los Reyes, el ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, dijo que este trabajo "concreta" lo que "siempre" se había "intuido" de la lengua española, pero que "no siempre" se ha sabido "cuantificar".

"El Siglo de Oro del español en el mundo está por llegar, pongamos manos a la obra", pidió el ministro, tras manifestar la importancia de la enseñanza del español en el mundo, así como que cada vez más esté "al alcance de todos".

Vargas Llosa recordó también que "nadie planeó" que el español, "esa lengua nacida en el corazón de Castilla", tuviera esa "trayectoria" y que "llegara a abarcar en su seno tantas naciones".

"Que se convirtiera —continuó— al cabo de los siglos en unos de los vehículos más importantes de comunicación y de cultura en el mundo moderno y que su fuerza expansiva siga siendo unos de los hechos flagrantes de la realidad lingüística de nuestros días".

Al acto acudieron, entre otros, el director de la Real Academia Española, Dario Villanueva, y el recién nombrado director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet.

En París se inició la diplomacia cultural

La delegación parisina del Instituto Cervantes, primera sede que se aventuró más allá de las fronteras españolas, cumple 25 años como piedra angular en la promoción de la lengua y cultura hispana en el extranjero. Su inauguración en una serie de actos en febrero de 1992 dio el pistoletazo de salida a la expansión del Instituto Cervantes en el mundo, que disparó el entonces ministro de Cultura, Jordi Solé Tura.

La sede parisina, que se instaló en lo que era la Casa de España y la Biblioteca Española, se convirtió en el modelo a seguir para los 76 centros internacionales que hoy trabajan en los cinco continentes. Una red que cuenta con un presupuesto de más de cien millones de euros, y sus centros organizan cerca de 5.500 eventos culturales y reciben a más de 140.000 estudiantes de español cada año. París, por ser el pionero, fue el verdadero líder del mayor proyecto de diplomacia cultural del gobierno español.

La elección de París combinó estrategia, al ser la capital de un país vecino y corazón de la Europa continental, con sentido histórico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)