LOS ASESINATOS DE GUADALAJARA

España conmovida por una familia descuartizada

El matrimonio y sus dos hijos, de 1 y 4 años, estaban en bolsas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Facebook/Janaina Diniz Diniz.

El descuartizamiento de una familia brasileña conmociona a España. Marcos Nogueira y su esposa, Janaína Americo, ambos de 39 años, fueron descuartizados y sus hijos (un varón de uno y una niña cuatro), degollados, y todos ellos introducidos en bolsas de plástico de basura en su vivienda de Pioz, Guadalajara, a 51 km de Madrid.

Habían llegado de Joao Pessoa (Estado de Paraíba, nordeste de Brasil) hace tres años y alquilado la vivienda donde fueron encontrados muertos en julio.

Según la policía, que encontró los cuerpos tras ser alertados por un vecino por el mal olor, llevaban un mes muertos.

El delegado del gobierno de Castilla La Mancha, José Julían Gregorio, afirmó que todo hace indicar que se trata de "un ajuste de cuentas" y que el caso "ha conmocionado a toda España".

Nogueira era gerente de un restaurante, mientras que su esposa no trabajaba.

La vivienda apenas estaba amueblada, lo que hace pensar a los agentes que la familia estaba huyendo.

La pareja no tenía antecedentes penales en España.

La Guardia Civil maneja la hipótesis de que el crimen fuera en realidad una manera de "mandar un mensaje" a un destinatario aún desconocido.

La crueldad del crimen y la forma en que los autores dejaron los cadáveres en el interior de la vivienda hacen pensar que fue cometido por profesionales y por encargo.

Ni las puertas ni las ventanas estaban forzadas, por lo que se sospecha que los ocupantes de la vivienda conocían a sus asaltantes.

Los vecinos cuentan que se trataba de una familia discreta y poco habladora.

Un grupo de ellos se concentró ayer a las puertas del ayuntamiento para recordar a la familia asesinada a la que apenas conocían.

Un hermano de Marcos, Valfran Campos, dijo a la televisión Globo de Brasil que es "absurdo" insinuar que la pareja estuviera relacionada con el narcotráfico, saliendo al cruce de la versión de la policía española de que se trató de "un ajuste de cuentas".

Por su parte, el cuñado de Janaína, Eduardo Braulio, dijo al portal G1 que sus familiares en Brasil no sospecharon nada porque "a veces se quedaban sin comunicación" durante un tiempo y creían que, por haberse mudado recientemente, todavía no habrían instalado internet en la casa.

Marcos y Janaína contrajeron matrimonio el 28 de agosto de 2013 y se trasladaron a vivir a España hace más de tres años para "aprovechar una oportunidad de trabajo" de Marcos, a quien le ofrecieron la gerencia de un restaurante, dijo Braulio.

Las familias de la pareja no han recibido información de la investigación por parte de las autoridades españolas y lo que saben es por los medios.

Pocos detalles más se conocen de este caso, que sigue bajo secreto de sumario desde que el pasado domingo la Guardia Civil halló en una vivienda de la urbanización La Arboleda de Pioz los cadáveres descuartizados de Marcos y Janaína y los de sus dos hijos.

Meses antes de este asesinato, la familia mantenía una tranquilidad aparente en las redes sociales. La última actualización del perfil de Facebook de Janaína corresponde al pasado 2 de junio, cuando publicó una fotografía de su hijo pequeño. En su cuenta de esta red, aparecen varias imágenes de la familia comiendo en un restaurante o haciendo compras.

Según han informado varios medios locales, la familia solo llevaba en Pioz desde el 21 de julio y eran pocos los vecinos que les habían visto o mantenido una conversación con ellos. "No les pongo cara", dijo sobre ellos el alcalde de esta localidad, Ricardo García. Antes de viajar hasta este pueblo de Guadalajara, el matrimonio y sus dos hijos residieron en Torrejón de Ardoz (Madrid).

"¿Qué error cometió para que mataran a su esposa e hijos?"

Marcos Nogueira "nunca informó" a su familia que tuviera problemas financieros o conflictos con alguna persona, declaró su hermano ayer martes. "Si él estaba con algún problema financiero o siendo presionado por alguna persona, de peleas o algo así, él nunca nos informó", dijo Walfran Campos al sitio de noticias G1 de Brasil. "La última vez que hablé con mi hermano fue el 16 de agosto y él estaba entusiasmado porque se había cambiado a una casa mejor en un condominio y estaba contento porque sabía que yo iba a visitarlo. Ya estaba programado ese viaje", relató. "¿Qué error cometió mi hermano para que mataran a sus hijos y a su mujer? Es muy fuerte y no entendemos qué pasó", declaró Campos, que desea repatriar los restos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)