UN CASO CON AMPLIA REPERCUSIÓN

Escándalo que estremece a Argentina

Hubo nuevo allanamiento en la casa de José López, quien intentó ocultar US$ 9 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La policía realizó un procedimiento en el convento donde José López había lanzado el dinero. Foto: La Nación.

La noticia recorrió el mundo entero: el martes de la semana pasada, el ex secretario de Obras Públicas durante los mandatos de los presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, y "número dos" del ministro de Planificación argentino, Julio de Vido, fue descubierto infraganti mientras intentaba enterrar dinero valuado en casi nueve millones de dólares —en diferentes monedas que incluían yuanes y divisa de Qatar— munido de un fusil semiautomático calibre 22 en un convento de la localidad bonaerense de General Rodríguez.

Ayer, por orden del juez federal Daniel Rafecas quien encabeza la investigación se realizaba el segundo allanamiento en la casa de José López.

En tanto el ex funcionario kirchnerista, que permanece recluido en pabellón psiquiátrico del Penal de Ezeiza, se negó a declarar ante Rafecas y por orden de un "reposo médico durante 24 horas" no pudo participar de la indagatoria por la única causa que tiene ante la justicia ordinaria (del fuero de la Provincia de Buenos Aires) debido a la tenencia del arma de fuego, ya que tenía la habilitación vencida.

Los rumores que agregan condimentos a esta trama en la que la realidad supera la ficción son múltiples: su abogada dijo que estaba bajo un cuadro psicótico y sufría alucinaciones, luego se desdijo, y trascendió pasó su primera noche detenido a los "gritos y pidiendo cocaína". Aunque tras pericias psicológicas se determinó que no había motivos para considerarlo "inimputable". En tanto, Rafecas, quien investigaba a López por una causa previa por enriquecimiento ilícito, recibió ayer las copias de las actuaciones hechas desde el hallazgo de dinero y la aprensión del ex secretario de Obras Públicas, luego de que la justicia de Moreno aceptara la inhibitoria planteada por un juez bonarense para dejar de intervenir y que ese tramo de la causa pasara a manos de la Justicia Federal. Como López se negó a declarar, el magistrado tiene diez días hábiles para resolver su situación procesal.

El jueves, mediante un escrito fiel a su estilo y divulgado en las redes sociales, la ex presidenta Cristina Fernández indicó: "El dinero que el Ing. López tenía en su poder, alguien se lo dio. Y no fui yo. Ni ninguno de los militantes que integran este espacio político. Que nadie se haga el distraído. Ni empresarios, ni jueces, ni periodistas, ni dirigentes. Cuando alguien recibe dinero en la función públicaes porque otro se lo dio desde la parte privada".

En la mira.

Desde frentes ultra-kirchneristas como los que integran la madre de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y el dirigente social Luís DElía se trató a López de traidor.

"No es ningún traidor fue un perfecto miembro de una asociación ilícita", consideró el diputado de la Coalición Cívica Fernando Sánchez y agregó: "Al FpV lo veo cómplice como siempre, cínico y de doble discurso, porque por un lado dicen que vaya preso quien tenga que ir preso pero a la vez votaron en contra del pedido de allanamiento a un compañero de bloque (De Vido), pero en la próxima sesión en un tiempo lograremos que se logre la aprobación porque va a necesitar mayoría simple y la mayoría de los diputados va a acompañar".

Sánchez forma parte del espacio que lidera Elisa "Lilita" Carrió y que forma parte del frente oficialista Cambiemos. La CC fue la primera en generar una denuncia contra el ex ministro de Planificación Julio de Vido, en el año 2008. "Algunos decidimos pelear contra el saqueo, otros decidieron disfrutar la fiesta y hoy estamos pagando la fiesta. La denuncia nuestra fue oportuna y lamentamos muchísimo que en realidad la Justicia no haya querido investigar y que haya brindado impunidad todos estos años y que gran parte del pueblo argentino no haya querido lo que era evidente y obvio que era que nos estaban robando. Si la Justicia se hubiese hecho cargo nos hubiésemos evitado muchos perjuicios y mucha degradación, hoy la Argentina está degradada por lo que pasó durante todos estos años", dijo a El País Sánchez sobre el caso López.

Señaló que la corrupción no se trata de un "típico movimiento de la política argentina". "Hay políticos, como nosotros, que no nos llevamos ni un sólo peso que no nos corresponde. Lo que sí, el kirchnerismo potenció y organizó con eficacia lo que siempre pasó en la Argentina: la obra pública corrupta. Néstor Kirchner organizó junto a Julio de Vido, López y otros un sistema de corrupción que empezó por obra pública pero que después siguió con energía, con el transporte y con todas las áreas que quieras", afirmó.

Sobre los dichos de Cristina Fernández, Sánchez consideró que a los empresarios involucrados "debe tocarles la responsabilidad penal que les toque".

"No es sólo Lázaro Báez, hasta acá la Justicia no hizo casi nada, hace años que denunciamos el caso de Sueños Compartidos (un caso por desvío de fondos que involucró a una cooperativa para construcción de viviendas sociales creada por la línea de Madres de Plaza de Mayo liderada por Hebe de Bonafini), y ahora recién tras lo de López llaman a indagatoria, la causa la tenía el juez Oyarbide", denunció el diputado.

Se mostró cauteloso sobre lo que pasará a continuación con los casos de corrupción que su fuerza política ha denunciado: "No sabemos que va a hacer la Justicia; yo en la Justicia creo, es un valor, pero en el Poder Judicial argentino no creo. Hoy jueces y fiscales están más para garantizar impunidad que otra cosa. Los jueces y los fiscales dependen de que el poder político no los eche de sus cargos, porque no pueden justificar sus patrimonios y por lo tanto la devolución de favores es inmediata: el poder judicial les garantiza impunidad y el poder político les garantiza su permanencia en el cargo y no les revisa sus declaraciones juradas", denunció.

Plantearán en Montevideo que sea destituido como miembro de Parlasur.

Tras un intento fallido para ser candidato a una gobernación, durante las presidenciales de 2015, José López fue electo como integrante del Parlasur. El próximo martes, en Montevideo se presentará la moción para que sea "destituído del cargo". Quien ya redactó una moción es la legisladora Fernanda Gil Lozano, del frente UNA que lidera Sergio Massa. "Es una situación muy dolorosa y vergonzosa, yo pienso que en esos bolsos están las viviendas que no tenemos, los remedios que le faltan a los jubilados, la energía que tenemos que comprar…", dijo la parlamentaria del Mercosur a El País y agregó que mañana viajará a Montevideo y hablará con los miembros de otros países ya que para la remoción se necesita una mayoría especial integrada por los diputados de todos los países miembros del Mercosur. Al respecto, Gil Lozano explicó que "el reglamento es muy claro ante hechos tan bochornosos como los que involucran al ex funcionario José Francisco López".

"Estoy segura vamos a tener amplio apoyo incluso de los parlamentarios del Frente para la Victoria (que son la mayoría de los parlamentarios argentinos: 26 del FpV, 13 de Cambiemos y 4 del frente UNA) porque es un delito infraganti que ensucia a todo el cuerpo", estimó. "Esto no tiene que ver con un partido sino con las personas. Yo no creo que los partidos sean limpios, creo que hay personas muy honestas y que hay delincuentes lamentablemente en todos los partidos, sino sería muy fácil".

REPERCUSIONES DEL CASO.

La fiscalía podría citar a Cristina.

El fiscal federal Federico Delgado, que actúa en la causa por presunto enriquecimiento ilícito del ex secretario de Obras Públicas, José López, aseguró que si en la causa se pasa a investigar a López por lavado de dinero, "claramente la ex presidente Cristina Kirchner debería declarar", aunque "si lo acotamos al enriquecimiento ilítico, no, porque es simplemente una cuenta".

El fiscal sostuvo además que si la ex mandataria "está en condiciones de decir yo no le di el dinero, se puede hacer algunas preguntas como quién se lo pudo haber dado".

El fiscal Delgado se refería a las afirmaciones que hizo Cristina Fernández en su cuenta de Facebook sobre el caso de López.

Además de las derivaciones judiciale, el caos suscitó el pedido de explicaciones por parte de figuras públicas que se mostraron afines al "modelo kirchnerista" como el actor Pablo Echarri y el periodista Víctir Hugo Morales. Cartas públicas y declaraciones invadieron el escenario en ese sentido reclamando una respuesta por parte de la dirigencia, especialmente de la ex presidenta Cristina Fernández.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)