El presidente de Turquía con total apoyo legislativo

Erdogan fortalecido en parlamentarias

El islamista AKP, fundado y dominado por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, inició ayer mismo los trámites para iniciar lo antes posible su cuarta legislatura consecutiva, tras recuperar el domingo la mayoría absoluta que había perdido en los comicios de junio pasado.

Un incremento de 4,5 millones de votos (hasta el 49 %) ha permitido al partido de Justicia y Desarrollo (AKP) subir de los 258 a 317 escaños en el Parlamento, aunque se queda algo por debajo de los 327 obtenidos en 2011.

Formará nuevamente un gobierno en solitario que, salvo sorpresas, durará cuatro años, durante los que no habrá nuevas citas con las urnas, ni parlamentarias ni presidenciales. En 2019 Turquía celebrará elecciones nacionales, presidenciales y locales.

Así, esta legislatura se presenta como una larga "travesía del desierto" para la oposición socialdemócrata, nacionalista y pro-kurda de izquierdas, que en la campaña había pedido al electorado impedir, ante todo, esta mayoría absoluta del AKP.

El ambiente en el partido ganador oscila ahora entre el triunfalismo y los mensajes de modestia y reconciliación.

"No daremos ningún paso para alejarnos de la democracia, la ley, la compasión y el amor. Todo el mundo tendrá sus derechos garantizados; los derechos de nuestros 78 millones de ciudadanos se protegerán", prometió el primer ministro, Ahmet Davutoglu.

"Nuestra nación pidió estabilidad y confianza. Ha dicho abiertamente que pide una solución para sus problemas", evaluó.

EE.UU., aliado de Turquía, manifestó su inquietud por los ataques a periodistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)