"EL CHAPO" Y EL PERIODISMO

Entrevista desata una polémica ética y legal

Abogados y periodistas opinan sobre si Sean Penn cometió un delito por encubrimiento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mientras miles buscaban a "Chapo", el actor mantuvo un encuentro con el narco en la selva. Foto: RS.

Los actores Sean Penn y Kate del Castillo protagonizan el nuevo capítulo de la insólita historia de Joaquín "El Chapo" Guzmán, al que entrevistaron en México en octubre cuando era el delincuente más buscado del mundo, lo que abrió en las últimas un debate sobre las consecuencias legales de su acción.

En las primeras 24 horas desde que la revista Rolling Stone publicara un amplio texto redactado por Penn con los detalles de su encuentro con el capo en una zona selvática de México se ha especulado sobre la posibilidad de que la Fiscalía vaya tras ellos.

Una fuente del Gobierno federal descartó esa posibilidad, al considerar que se trata de un asunto "irrelevante para el proceso que se va a seguir" contra el líder del cártel de Sinaloa, si bien la entrevista contribuyó a que las fuerzas de seguridad dieran con su paradero.

"El Gobierno no lo va a hacer, lo va a dejar pasar de lado", dijo la fuente a Efe al asegurar que la entrevista con los actores quedará "en el rincón del olvido y pasará a la Historia como una anécdota más del Chapo".

El abogado Samuel González, experto en procedimientos trasnacionales, indicó que los dos actores "pueden ser llamados a declarar" como testigos, pero negó la posibilidad de que sean imputados por el delito de encubrimiento.

"Yo no alcanzo a ver ninguna conducta ilícita", dijo a Efe González, catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien explicó que ambos acudieron al encuentro como periodistas y "escribiendo para una revista".

La legislación mexicana es "muy protectora de los periodistas", más que la estadounidense, y el Código de Procedimientos Penales Federales establece que un periodista no está obligado a revelar sus fuentes bajo ninguna circunstancia, afirmó.

Le ley le otorga absoluta inmunidad para no revelar sus fuentes y tampoco está obligado a denunciar, por lo que no puede ser imputado por encubrimiento, añadió González, quien aclaró que ello no quiere decir que no haya periodistas que estén involucrados con la delincuencia organizada.

Eso ocurre cuando cruzan la línea y realizan acciones directamente en favor de la organización, como hacer mandados o amenazar a personas, pero en el caso de Penn y Del Castillo, quien sirvió como traductora en el encuentro, no se ve conducta ilícita alguna, comentó.

El abogado indicó que como el Gobierno "está sensible" en torno a este tema, puede citarlos para que ambos declaren, algo que pueden hacer en EE.UU. ante el representante de la Fiscalía en el consulado de México. Penn puede realizarlo en virtud del tratado de asistencia legal mutua que existe entre ambos países.

Sin embargo, "yo creo que no hay ningún interés de irse contra ellos; ya tienen al Chapo, que era lo importante", añadió el catedrático.

El coordinador de Comunicación de la Presidencia mexicana, Eduardo Sánchez, fue consultado sobre qué la parecía la entrevista. Se limitó a contestar: "No hay comentarios".

Debate ético.

En la entrevista, Penn accedió a las condiciones establecidas por el capo del narcotráfico, entre ellas permitirle revisar el artículo antes de su publicación y hacer cambios a los nombres de algunas fuentes y lugares para proteger sus identidades.

Una portavoz de Rolling Stone aseguró que el co-fundador del medio Jann Wenner no estaba disponible el domingo para hacer comentarios sobre este episodio.

Andrew Seaman, jefe de la comisión de ética de la Sociedad de Periodistas Profesionales, criticó el hecho que se le permitiera a una fuente periodística revisar y aprobar un artículo antes de su publicación final.

"Es inexcusable que se permita a cualquier fuente tomar control sobre el contenido de la historia. La práctica de preaprobación desacredita toda la historia, ya sea que el sujeto pida o no cambios", escribió en un blog el sábado por la noche.

Pero un reportero del Vice News, Danny Gold, dijo en Twitter posteriormente el sábado: "Nunca seré un fan del periodismo de Penn pero yo y cualquier otro periodista habría comprometido mucho más para tener una entrevista con El Chapo".

Marty Baron, director ejecutivo del Washington Post, publicó el domingo en su cuenta de Twitter un enlace a un artículo titulado "Censura o muerte" que abordaba las técnicas de intimidación de miembros del cártel contra periodistas mexicanos, presionándolos para que se autocensuren.

"Es un buen momento para recordar lo que sucede a los verdaderos periodistas que cubren a los narcotraficantes mexicanos", declaró Baron.

OPINIÓN DE LA CASA BLANCA

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, reaccionó a la entrevista que le hizo Sean Penn a Joaquín "El Chapo" Guzmán al asegurar que este acercamiento planteaba "muchas dudas muy interesantes" tanto para Penn como para otros implicados que participaron del encuentro.

Sin embargo, no quiso adelantarse a los acontecimientos al ser preguntado si la Casa Blanca intervendría para dar acceso al actor en caso de que México quisiera interrogarlo.

Kate Del Castillo está "muy tranquila"

El actor mexicano Eric del Castillo, padre de Kate del Castillo, dijo ayer que su hija está "muy tranquila" y la "apoya a morir" después de que se divulgara que ayudó a Sean Penn a realizar una entrevista al capo Joaquín "el Chapo" Guzmán cuando aún estaba prófugo.

En declaraciones al programa de la cadena Televisa Hoy, el actor dijo que en la familia habían "acordado no decir media palabra porque cualquier cosa se puede malinterpretar".

Sin embargo, comentó que tanto la familia como su hija, con la que hablan constantemente, "está muy tranquila".

"Conozco a mi hija buscando un bien común", afirmó Del Castillo, quien preguntó al periodista si él, como comunicador, no hubiera hecho lo mismo.

"Somos una familia unida y la apoyamos a morir", remató. Antes de que se diera a conocer la entrevista, la cadena Univisión preguntó a Kate del Castillo si estaba involucrada en un proyecto para rodar la cinta autobiográfica del capo.

"Cualquier cosa cuando debe ser y como debe ser, no me vuelvas a llamar", respondió tajante, según la cadena de noticias Univisión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)