ARGENTINA

Una empresa de los Kirchner tenía ganancias millonarias y un empleado

Se trata de un jubilado que la familia contrató para la sociedad anónima Los Sauces.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Máximo Kirchner, el hijo de la expresidenta, beneficiario de la ruta. Foto: AFP

-Buenas tardes, ¿se encuentra Ramón Díaz Díaz?

-¿De parte de quién?

-El diario La Nación para confirmar una información con él.

Silencio. Fin del diálogo. El hombre delgado y con seño desconfiado, sin más respuesta, cerró la puerta detrás de él y echó doble llave a la cerradura. Pese a la espera, ya no volvería a salir.

El intercambio de palabras ocurrió durante la siesta del sábado pasado en el Barrio Cañadón, El Calafate, donde vive Ramón Ángel Díaz Díaz, un jubilado de 68 años que es el único empleado de Los Sauces S.A., según los registros de la Anses que pudo analizar La Nación.

El dato resulta más que llamativo ya que se trata de la empresa que llevó a Cristina y a Máximo Kirchner a su segunda imputación judicial en un mes. Si bien esa empresa cuenta en los papeles con Díaz Díaz como único empleado, la sociedad anónima le reportó dividendos millonarios a la ex familia presidencial gracias al alquiler de ocho inmuebles a firmas de Lázaro Báez y Cristóbal López.

A pesar de administrar departamentos, casas y terrenos en Río Gallegos, El Calafate y Puerto Madero, esta sociedad anónima presentó un llamativo personal: tuvo un solo empleado que, además, es jubilado.

Este lunes, la diputada argentina Margarita Stolbizer realizará una ampliación de denuncia en la causa Los Sauces y pedirá que la Justicia cite a Díaz Díaz a prestar declaración testimonial (de lo que se informa por separado).

Díaz Díaz cobra su pensión en la sucursal del Banco Nación de El Calafate. Vive en una casa modesta de cemento sin revocar y rejas verdes sobre una calle de tierra, en el Barrio Cañadón, a unas diez cuadras del centro.

Según pudo reconstruir La Nación, Díaz Díaz presta servicios de mantenimiento en la casa de Cristina Fernández en la localidad de El Calafate. Su Renault 19 blanco fue visto en varias oportunidades en la casa de la expresidenta en los últimos meses, estacionado junto a su tranquera.

Los Kirchner contrataron a Díaz Díaz en diciembre de 2014 y le realizaron aportes jubilatorios y de seguridad social, al menos, hasta marzo. Por este motivo, este santacruceño figuró con dos obras sociales: el PAMI y la de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra).

Tener empleados jubilados no es ilegal. Según las particularidades del caso, es posible que cambie el régimen de aportes que debe hacer el empleador y también que se registren descuentos en la pensión del trabajador que está bajo ese régimen mixto.

El lunes pasado, la exmandataria y su hijo fueron imputados por el fiscal Carlos Rívolo por presunto lavado de dinero, por el cobro de alquileres supuestamente simulados, a empresas de Báez y López. Se trata de las rentas de los ocho inmuebles que pertenecen a Los Sauces S.A., cuyos accionistas son Cristina, Máximo y Florencia Kirchner. El expediente recayó en el juzgado de Claudio Bonadio.

"Resulta llamativo que la sociedad de Cristina Kirchner reciba millones de las empresas de Báez y López pero haya tenido un solo empleado, que curiosamente es un jubilado. Para nosotros es un indicio del carácter simulado de esta empresa", dijo a La Nación Silvina Martínez, abogada patrocinante de la diputada Margarita Stolbizer.

Los Sauces S.A. tiene varios problemas de papeles. La Justicia se llevó la primera sorpresa cuando quiso allanar la empresa en julio del año pasado y se encontró con que había declarado un domicilio apócrifo. La pesquisa se complica aún más porque la firma tampoco presentó sus estados contables entre 2008 y 2015.

Buena parte de la prueba de Los Sauces S.A. ya había sido recolectada por Bonadio el año pasado en el marco de la otra causa que complica a los Kirchner, Hotesur. Luego de ese operativo, el magistrado fue recusado y la Cámara le sacó el caso.

Pero la semana pasada Bonadio retomó parte de aquella pesquisa con esta nueva causa focalizada en Los Sauces SA. En julio último, la Brigada de Investigaciones de la Policía Metropolitana allanó esa empresa en su domicilio fiscal de Río Gallegos. En esa dirección, los efectivos se encontraron con que en la fachada se exhibía un cartel que rezaba "Manzanares, Pombo y Asociados", en alusión al estudio contable de Víctor Manzanares, histórico contador del matrimonio Kirchner.

Pero cuando la policía entró al lugar, no pudo secuestrar ninguna documentación. El contador Néstor Pombo se presentó como el presidente del estudio y dijo que estaba separado de su socio, Manzanares, desde marzo de 2011. Aseguró que ya no había ningún documento ni nada relacionado a Los Sauces S.A. en ese domicilio. Por eso, ahora la Justicia investiga si la sede de Los Sauces es ficticia.

Además, Los Sauces no presentó la mayoría de sus estados contables ante la Dirección de Personas Jurídicas de Santa Cruz. La empresa recién hizo los informes pertinentes en 2015, es decir, luego de que estallara el caso Hotesur.

Hoy, los documentos de Los Sauces, que investiga Bonadio, y de Hotesur, que pesquisa Julián Ercolini, están juntos y guardados en una oficina de la Prefectura.

La causa acumuló tantos cuerpos que los documentos no cupieron en los juzgados. Cristina Fernández quiere que ambas causas se unifiquen. Su abogado Carlos Beraldi ya presentó un escrito y argumentó que se trata del mismo objeto y que las pruebas son las mismas.

Datos de una sociedad polémica

Cristina Fernández
Los Sauces es una de las tres causas en las que está involucrada la exmandataria. También está investigada en Hotesur por el delito de presunto lavado.

Balances atrasados
Los Sauces S.A. no presentó sus estados contables ante la Dirección de Personas Jurídicas de Santa Cruz entre 2008 y 2014. La empresa recién hizo las presentaciones pertinentes en 2015, es decir, luego de que estallara el caso Hotesur.

Empleado de lujo
La sociedad anónima, que le reportó dividendos por al menos $20 millones a los Kirchner, tiene un solo empleado para administrar sus ocho inmuebles, ubicados en Río Gallegos, El Calafate y Puerto Madero. Se trata de un jubilado de 68 años que vive cerca de la vivienda de Cristina Fernández. Es la única empresa de la ex familia presidencial argentina con personal: ni Hotesur, ni Comasa registraron empleados.

Domicilio confuso
La sociedad de los Kirchner declaró su domicilio fiscal en la calle Alcorta 76, Río Gallegos. Se trata de la misma dirección donde tuvo su estudio de Víctor Manzanares, histórico contador de la familia. Sin embargo, cuando la Policía metropolitana allanó el lugar, se encontró con que ese profesional se había mudado y que ya no había ningún documento relacionado a Los Sauces S.A. en ese domicilio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)