Oficialismo reclama reemplazo del juez Carlos Fayt por su avanzada edad

Embestida kirchnerista contra la Corte Suprema

El Gobierno argentino reclamó ayer a la Corte Suprema que reemplace a quien no esté "en condiciones de trabajar todos los días", en referencia al juez Carlos Fayt, de 97 años, que rechaza abandonar su puesto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cristina Fernández saluda a adherentes de la organización juvenil La Cámpora. Foto: Casa Rosada.

Durante su encuentro diario con los medios, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, sostuvo ayer que la situación en el máximo tribunal argentino "no da para más" y que hay que apelar "a la racionalidad, la inteligencia y el respeto por la nación a quienes son los responsables de la Corte".

"Hay que reemplazar lo que se tenga que reemplazar, encontrar una salida posible para que se vuelva a contar con hombres y mujeres de estatura en condiciones de trabajar todos los días para resolver el problema de los argentinos", recalcó el funcionario.

Las declaraciones de Aníbal Fernández se producen en medio de una nueva embestida contra el Poder Judicial de parte del oficialismo, que desde la semana pasada elevó el tono de las críticas contra el nonagenario Fayt, cuya capacidad para cumplir sus funciones ha sido puesta en duda en público por varios altos cargos, incluida la propia jefa de Estado, Cristina Fernández.

La mandataria no habló públicamente sobre el tema, pero se valió de un artículo editorial publicado ayer en el diario oficialista Tiempo Argentino, titulado "La Corte de la minoría automática" en el que se siguen los lineamientos de las declaraciones de los últimos días de referentes del kirchnerismo muy cercanos a la presidenta.

Cristina Fernández reprodujo en su cuenta de Twitter y en su blog extractos de un artículo que firma Roberto Caballero, que la jefa de Estado consideró "uno de los análisis más lúcidos en relación a la situación institucional del más alto tribunal".

"La pregunta que toda la ofendida tribuna republicanista no pudo dar por respondida en una larga semana de dimes y diretes es si Carlos Fayt entiende lo que firma o le hacen firmar", fue uno de los fragmentos que tomó la presidenta para reproducir. "Estar vivo no es estar lúcido", dijo Caballero en otra parte de su editorial.

Mensaje.

Ante las dudas sembradas sobre su estado de salud, el propio Fayt salió a asegurar que se encuentra "bien" y "trabajando como siempre", en un escueto mensaje difundido por Radio América.

En respuesta, el jefe de Gabinete contestó ayer que no le "consta" que la persona que habló en la radio sea realmente Fayt y pidió que se haga una filmación y se retransmita por televisión.

Está previsto que hoy se discuta la situación de Fayt en la comisión de juicio político del Congreso argentino, que recientemente cambió de cúpula y pasó a estar encabezada por una diputada oficialista.

La diputada del Frente para la Victoria, Diana Conti, advirtió que no iniciarán un proceso para desplazar del tribunal al magistrado, pero que intentarán citarlo al Congreso para "charlar con él".

"Se ha planteado una situación de incertidumbre respecto de la capacidad para ejercer el alto cargo que es ser ministro de la Corte y de alguna manera el Congreso y la Comisión tienen que atender la situación de la manera más cordial, menos lesiva a la dignidad y el honor de Fayt, que es un hombre de un prestigio elevado", señaló en declaraciones a la prensa.

Mientras tanto, el diputado por el Pro, pablo Tonelli, miembro de la comisión de juicio político, advirtió que el oficialismo buscará llevar a cabo medidas en contra de Fayt.

"El kirchnerismo pretende que se resuelva una especie de información sumaria para determinar el estado de salud psicofísica del juez Fayt (pero la comisión) solo puede llevar adelante esas medidas de prueba siempre y cuando haya un pedido de juicio político, cosa que aquí no ocurre", expresó Tonelli en una entrevista radial.

El jefe de gobierno porteño y precandidato presidencial por el Pro Mauricio Macri se sumó al rechazo que mostraron diferentes dirigentes de la oposición durante la última semana ante el ataque contra Fayt.

"No hay democracia posible si no hay respeto a la división de poderes", dijo Macri a través de su cuenta de Twitter.

Desde el pasado 1° de enero la Corte funciona con un miembro menos de los que establece la ley, ya que el magistrado Raúl Zaffaroni renunció al cumplir 75 años.

Edad tope.

La reforma cons-titucional de 1994 establece la jubilación de los jueces argentinos a los 75 años, pero Fayt, que ya era ministro del Supremo, logró un fallo del tribunal para conservar su cargo y sobrevivió a los cambios en la Corte, como la reducción de sus miembros que impulsó el fallecido expresidente Néstor Kirchner.

A solo cinco meses de las elecciones generales que designarán al sucesor de Cristina Fernández en la Presidencia y con múltiples causas judiciales abiertas contra altos cargos, incluida la propia Fernández, el Gobierno se encuentra en una situación incómoda al no haber logrado ocupar la silla vacante en el máximo tribunal con el candidato de su elección, el abogado Roberto Carlés.

Para nombrar nuevos ministros de la Corte el oficialismo necesita el apoyo de dos tercios del Senado, pero los bloques opositores en la Cámara Alta han cuestionado la independencia de Carlés y buscan que la definición del nuevo juez quede en manos del próximo Gobierno.

Desde el Gobierno acusan además al presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti de actuar con motivaciones políticas y de falta de independencia.

Abal Medina demandará a Carrió.

El senador nacional por el Frente para la Victoria, Juan Manuel Abal Medina, anunció ayer que presentará una denuncia ante la Justicia contra la diputada y precandidata a presidente Elisa Carrió , por sus polémicas declaraciones a La Nación, en las que dijo haberlo visto "pasado de droga" en el Congreso.

"Nunca me gustó judicializar la política, pero no tengo más remedio que hacer una denuncia. Esperemos que no en demasiado tiempo salga con contundencia porque es una bajeza tan profunda", afirmó el ex jefe de Gabinete, quien afirmó no haber tomado nunca cocaína.

"Alguien tenía que decir la verdad en este país, y me tocó a mí. Abal Medina estaba pasado de droga en el Parlamento Nacional. Lo sacaron de jefe de Gabinete por eso", había afirmado Carrió. "Yo estoy en el país para decir las cosas que no dicen por cobardía", añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)