EL ZIKA Y LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Ejército y farmacéutica contra el zika

Investigadores militares de EE.UU. y laboratorio francés crearán una vacuna contra el virus.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Brasil confirmó la transmisión del virus del Zika en abril de 2015, pero sólo hacia finales de año se desencadenó una ola de pánico. Foto: Reuters.

Sanofi, la compañía farmacéutica francesa, anunció que se ha asociado con investigadores del Ejército estadounidense para trabajar en una vacuna contra el virus del zika, que ha provocado miles de defectos congénitos, principalmente en Brasil.

Sanofi Pasteur afirmó que empezará a trabajar con el Instituto de Investigación del Ejército Walter Reeds (Wrair, por sus siglas en inglés) en el desarrollo de una posible vacuna. El instituto transferirá su tecnología sobre el virus inactivado del zika a Sanofi Pasteur, lo que abre la puerta a lo que la compañía farmacéutica calificó como una "colaboración más amplia con el Gobierno de EE. UU.".

Sanofi afirmó que está trabajando en estudios preclínicos que usan una tecnología que se utilizó previamente y con éxito para desarrollar sus vacunas contra el dengue y la encefalitis japonesa.

"El zika, la encefalitis japonesa y el dengue pertenecen a la misma familia de virus (flavivirus); son transmitidos por el mismo tipo de mosquito y comparten algunas similitudes a nivel genético, y ya hemos obtenido la licencia de vacunas contra esos flavivirus", dijo en un comunicado de prensa de la compañía John Silver, vicepresidente principal de investigación y desarrollo en la compañía Sanofi Pasteur.

El mes pasado, los investigadores del Wrair reportaron que dos estudios realizados con ratones respaldaron la posible efectividad de dos vacunas candidatas contra el zika.

Este "primer paso fundamental" llevará a que se realicen ensayos en monos y en humanos, "y nos da una confianza desde el principio en que el desarrollo de una vacuna protectora contra el virus del zika para los seres humanos es factible", comentó el investigador, el Cnel. Nelson Michael. Michael es colíder del Wrair, en Silver Spring, Maryland, y miembro de un equipo que trabaja en la investigación sobre una vacuna contra ese virus transmitido por mosquitos.

La infección con el zika durante el embarazo puede provocar un devastador defecto congénito conocido como microcefalia, en que un bebé nace con una cabeza y un cerebro anómalamente pequeños. En Latinoamérica, miles de bebés ya han nacido con microcefalia, y las autoridades sanitarias están trabajando para prevenir la aparición de casos en Estados Unidos a medida que se acerca la temporada de mosquitos del verano.

En la edición del 28 de junio de la revista Nature, los investigadores dijeron que una de las nuevas vacunas experimentales se desarrolló en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston, y que se basa parcialmente en una cepa de zika aislada en Brasil.

La otra vacuna, en la que se ha usado una cepa aislada en Puerto Rico, la ha desarrollado el equipo de Michael en el Wrair. Ambas vacunas protegieron a los ratones contra la infección de zika con solo una inyección, indicaron los investigadores.

"Mostramos que los anticuerpos inducidos por la vacuna ofrecieron protección, algo parecido a las vacunas existentes contra otros flavivirus", dijo el doctor Dan Barouch, director del Centro de Virología e Investigación sobre Vacunas en el Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston.

Los investigadores estudiarán a los deportistas que concurran a los Juegos Olímpicos de Brasil para ofrecer un amplio espectro de protección contra el virus del zika.

Fondos para el combate al zika.

El gobierno del presidente Barack Obama y legisladores demócratas presionaron para que el Congreso de EE.UU., controlado por los republicanos, apruebe fondos para combatir el virus del zika antes del inicio de su receso estival de siete semanas. La semana pasada, Obama hizo un llamado al Congreso para que apruebe los 1.900 millones de dólares de fondos.

LAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN.

Las vías de transmisión del virus.

Las autoridades sanitarias han recomendado a las mujeres embarazadas que no vayan a los Juegos, que empiezan el 5 de agosto. Pero el virus del zika también puede propagarse a través de la actividad sexual. Algunos deportistas de varios países ya han dicho que no irán a los Juegos por la preocupación de una posible infección con el zika. Ningún país ha resultado más afectado por el zika que Brasil, adonde se estima que 5.000 bebés han nacido con microcefalia.

Hasta la fecha, la gran mayoría de las infecciones con el zika se han producido en América Latina y el Caribe.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. afirman que hasta ahora no se ha reportado ninguna transmisión a nivel local. Pero las autoridades sanitarias de EE.UU. dicen que anticipan ver transmisiones a nivel local, sobre todo en estados de la Costa del Golfo, como Florida, Luisiana y Texas. Por lo general, el zika se contagia por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Pero la transmisión a través de relaciones sexuales es, según autoridades de la Organización Mundial de la Salud, más frecuente de lo que se creía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)