yihadistas comenzaron a matar combatientes de la filial de Al Qaeda

EI suma más enemigos: ahora contra Al Qaeda

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) lanzó ayer dos ataques simultáneos en el norte de Siria contra el enclave kurdo de Kobani, fronterizo con Turquía, y los barrios en poder del régimen de Bashar Asad en la ciudad de Al Hasaka.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Milicianos de EI enarbolan la bandera negra en un tanque capturado. Foto: Reuters

Ambas acciones, que comenzaron ayer al amanecer, derivaron en combates que se prolongaron durante la jornada.

En Kobani, en el norte de la provincia de Alepo, los extremistas lograron penetrar en la población tras detonar tres coches bomba en distintos lugares.

Desde dentro de la ciudad, el activista kurdo sirio Mustafa Bali dijo a Efe por teléfono que el ataque empezó sobre las 05:00 hora local desde tres puntos por el este de la localidad.

Según esta fuente, los extremistas tuvieron como blancos el cruce fronterizo de Mursitpinar, que une Kobani con Turquía; la zona del hospital de Mushtanur, en el sureste, y la carretera que enlaza la localidad con el pueblo de Helinch, en el este.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos destacó que los yihadistas lograron infiltrarse en Kobani porque iban disfrazados de milicianos kurdos y de rebeldes sirios.

La ONG agregó que a esta área han llegado refuerzos de las Unidades de Protección del Pueblo, milicias kurdo-sirias, que están tratando de frenar el ataque del EI. Los enfrentamientos se concentran en las inmediaciones del paso de Mursitpinar, en una calle de Kobani y los alrededores del hospital de Mushtanur.

Hasta el momento, al menos 35 civiles y combatientes kurdos han perdido la vida en el asalto del EI, que ha sufrido al menos catorce bajas, indicó el Observatorio.

Al sur de Kobani, al menos 23 vecinos del pueblo de Burj Butan fallecieron durante un ataque de los radicales, tanto en combates como por fuego cruzado y disparos directos de los extremistas contra civiles.

Al final, los yihadistas se retiraron de Burj Butan tras un bombardeo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos que opera en Siria contra el EI. Kobani es un símbolo de la resistencia kurda frente al EI porque durante más de cuatro meses, entre septiembre y enero pasados, soportó el asedio de los radicales, que acabaron replegándose ante la acción de las fuerzas kurdas sobre el terreno y los bombardeos de la coalición.

Otro frente.

En paralelo, el EI inició ayer una ofensiva contra las zonas bajo control del régimen sirio en Al Hasaka, capital de la provincia homónima, en el noreste del país. Su avance fue rápido y conquistó una cuarta parte de esta ciudad que estaba en poder de las autoridades, explicó por Internet el activista del grupo Un Paso en Contra, Ali Ahmad, que utiliza un nombre falso por temor a los yihadistas.

Hasta ahora, el 60% de Al Hasaka estaba bajo el dominio de las fuerzas kurdas, mientras que el 40% se encontraba en manos del Gobierno. Los extremistas tuvieron como objetivo sólo las áreas en poder de las autoridades, donde, según el activista, no había presencia del Ejército, sino de milicias leales a Al Asad.

Ahmad apuntó que las fuerzas kurdas no están interviniendo para defender esa parte de la población. El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, confirmó que la superficie tomada por el EI es grande.

Sin embargo, el EI no es la única amenaza para el Gobierno de Asad, que hace frente a otras organizaciones armadas.

Precisamente ayer los rebeldes de varias facciones, incluido el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, iniciaron una ofensiva para hacerse con los distritos en poder del régimen en Deraa que ha derivado en combates que aún continúan. El EI también difundió un video en el que muestra la decapitación de 12 milicianos de la rama de Al Qaeda, a los que acusó de infieles.

SABER MÁS

Ataque con drones de EE.UU. matan a 9 yihadistas.


Al menos nueve presuntos miembros de Al Qaeda murieron en las últimas 24 horas en ataques de drones estadounidenses en el sur de Yemen, indicaron el jueves responsables locales. Un ataque dirigido contra un vehículo en la ciudad de Rafadh, en la provincia de Chabwa, mató a sus cinco ocupantes, supuestos miembros de la red yihadista, declararon un responsable local y miembros de una tribu. Los otros caídos fueron en ataques en Mukala y Ghil Bawazhir. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)