VIDEO

Ecuador en vilo: tres días para definir la elección

La oposición alerta sobre un fraude; “este país no quiere ser Venezuela”.

Ecuador ingresó ayer en una tensa espera. El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció que presentará el jueves los resultados finales de la elección presidencial del domingo debido a anomalías en actas de votación.

El presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, llamó a los electores a "esperar los resultados oficiales en un ambiente de paz, pues existen márgenes estrechos para definir si hay segunda vuelta", cuando "efectivamente se está peleando voto a voto el que exista o no" el balotaje.

Hasta ayer lunes, los datos parciales del CNE incluían un 88,75% escrutado, con el candidato oficialista Lenin Moreno (Alianza País) a la cabeza con 39,13% frente a 28,31% del opositor Guillermo Lasso (Movimiento Creo).

Decenas de simpatizantes de Lasso permanecen desde el cierre de las urnas, el domingo, en las afueras del Consejo Electoral en vigilia para exigir transparencia en el conteo de votos y denunciar un eventual fraude.

Militares y policías custodian el edificio del CNE, ubicado en el norte el Quito, registrándose pequeños roces con los manifestantes.

Para ganar en primera vuelta, como lo hiciera el presidente saliente Rafael Correa en 2009 y 2013, se necesita un 40% de los votos válidos y una diferencia de diez puntos porcentuales sobre el segundo.

"Tenemos actas inconsistentes, tenemos actas rezagadas", explicó Pozo, anotando que varios miles de actas de votación están siendo revisadas por mostrar anomalías, como no llevar firmas de los titulares de las mesas electorales.

Alrededor de 12,8 millones de ecuatorianos estaban convocados para elegir también a 137 diputados y cinco parlamentarios andinos, así como para responder Sí o No en una consulta planteada por Correa para prohibir a los políticos tener capitales en paraísos fiscales.

"Huele mal".

El candidato opositor Lasso, dijo ayer que "huele mal" el anuncio de la autoridad electoral de entregar en tres días resultados definitivos. "Huele mal eso. ¿Cómo se van a demorar tres días por un 12%, cuando ayer en dos horas, o en media hora, ya tenían escrutado un 12%", dijo Lasso en una comparecencia ante sus simpatizantes en la ciudad costera de Guayaquil. Pozo dijo que existe un 12,22% de las actas que todavía están pendientes de incluir en el cómputo de votos, entre ellas las que presentan "inconsistencias".

Con los resultados que se conocen, Moreno sostiene que con toda probabilidad su candidatura vencerá en primera vuelta, mientras que Lasso se muestra seguro de que habrá una segunda ronda de votaciones e incluso ha pedido a las demás fuerzas de oposición que se sumen con él a un pacto por la gobernabilidad del país.

Según Pozo, existe un 5,49% de las actas que presentan irregularidades numéricas, es decir, diferencias entre el número de votantes y el de votos registrados; un 1,45% que son ilegibles; un 2,43% que están "en procesamiento por mal corte" y un 0,30% que no cuentan con firma del presidente o del secretario de la junta receptora de voto (mesa electoral).

Además, un 1,76% están en fase de llegada desde diferentes lugares del país a las juntas provinciales electorales para su procesamiento; un 0,43% procedentes del exterior están todavía pendientes de procesamiento y un 0,36% están en procesamiento.

Evitar una Venezuela.

"Que no jueguen con la voluntad del pueblo ecuatoriano. (...) si juegan saldremos a las calles y que asuman la responsabilidad", apuntó Lasso. Y añadió: "Imagínense ustedes la sinvergüencería de venirnos a decir que les va a tomar tres días escrutar el 12%, no señor, eso es, evidentemente, el intento de meterle mano al proceso electoral", consideró.

Lasso insistió en que habrá una segunda vuelta y reiteró su llamamiento a la oposición para establecer una mesa de gobernabilidad donde estén presentes líderes políticos, sociales, gremiales y representantes de varios sectores de la sociedad.

De su lado, Jaime Nebot, el opositor alcalde de Guayaquil, una de las ciudades más pobladas de Ecuador, dijo que se debe "evitar la mínima posibilidad de que un fraude electoral se consume".

"Este es el momento de defender el pronunciamiento popular de ayer (por el domingo) que determinó que habrá segunda vuelta", escribió Nebot en su cuenta de Twitter, en la que añadió: "más del 60% del país no quiere ser Venezuela. Hemos estado y estamos en contra de todo lo que significa Socialismo del S. XXI desde el año 2007".

Añadió que "los rumores de fraude electoral están por doquier, pero el fraude aún no se ha consolidado, ni permitiremos que se consolide".

Nebot apuntó que desde hoy mismo promoverán "una gigantesca movilización para, de ser necesario, defender la democracia en las calles" y se digirió a todos quienes tengan liderazgo en las ciudades, "prepararse de la misma manera".

"¡A perder el miedo! Guayaquil no lo ha tenido nunca y el país no tiene por qué tenerlo", dijo al agregar que "el que vive con miedo es como el que vive con odio: pierde la capacidad de servir y hacer realidad los sueños de sus conciudadanos".

Parlamento.

Por su parte, el presidente Correa aseguró ayer que el movimiento oficialista Alianza País logró la "mayoría absoluta" en la Asamblea Nacional. "Hemos obtenido mayoría absoluta en la Asamblea. Cerca de 75 asambleístas", escribió Correa en su cuenta de Twitter sobre los resultados de la elección en el Legislativo.

Con el 57,9 % de las actas escrutadas para asambleístas nacionales (23.766 de 41.042) Alianza País tiene el 38,66%, seguido del opositor Movimiento Creo con 21,55%, según la web del CNE. En tercer lugar figura el Partido Social Cristiano con 13,21%, de acuerdo al CNE.

Evo Morales busca llegar hasta 2025.

Un año después de que un referéndum le cerró las puertas de la reelección, el presidente de Bolivia, Evo Morales, busca otro camino legal para extender su mandato hasta 2025. Morales sostiene que su derrota por un escaso margen el 21 de febrero del año pasado —la primera desde que asumió en 2006— fue producto de un escándalo mediático que involucró a la firma china CAMC y a su expareja, Gabriela Zapata, quien alegaba tener un hijo del gobernante, aunque finalmente se estableció que el menor no existe. Tras el caso, Zapata, quien representaba a CAMC —con millonarios contratos con el Estado— cumple prisión como parte de una investigación por legitimación de ganancias ilícitas. Desde la cárcel, reveló el domingo que quien financió una campaña de desprestigio contra Morales fue su principal opositor, el empresario Samuel Doria Medina.

AFP

Simpatizantes del opositor Lasso ayer frente al Consejo Electoral. Foto: AFP
Simpatizantes del opositor Lasso ayer frente al Consejo Electoral. Foto: AFP
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)