ECUADOR DEMOCRÁTICO

Ecuador se encamina a una definición en segunda vuelta

Lenin Moreno, candidato oficialista, fue el más votado, seguido por Lasso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lenin Moreno y Guillermo Lasso fueron los candidatos más votados. Foto: AFP

El oficialista Lenín Moreno fue el candidato más votado en las elecciones presidenciales de ayer en Ecuador, pero se encaminaba anoche a una segunda vuelta con el opositor Guillermo Lasso. Según los datos oficiales del Consejo Nacional Electoral (CNE), escrutado el 77% de las mesas, Moreno tenía el 38,8% de los votos y Lasso el 28,6%.

Si ninguno de los candidatos logra la mayoría absoluta de los votos válidos, debe obtener, al menos, el 40% con una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre su rival más cercano, para evitar ir a una segunda vuelta el 2 de abril.

Más temprano, tres encuestas a boca de urna también le daban la ventaja a Moreno y una de ellas lo declaraba ganador en primera vuelta.

"A esta revolución no la para nada ni nadie", dijo Moreno, acompañado del presidente Rafael Correa tras escuchar los datos de las encuestas. "Hemos ganado estas elecciones en justa lid".

Los escándalos que salpican a funcionarios cercanos a Correa, en una trama corrupta de la estatal Petroecuador y una red de sobornos de la brasileña Odebrecht, le habrían restado puntos a Moreno.

"El pueblo ecuatoriano quiere un cambio. De eso no cabe duda. En la segunda vuelta electoral todos nos uniremos", dijo el opositor Lasso en su natal Guayaquil.

Lasso, de 61 años, pidió a los otros seis candidatos opositores unirse para una eventual segunda vuelta, buscando ponerle fin a una década de Gobierno izquierdista, el más largo y estable de la historia reciente de Ecuador. Lasso, ex presidente del Banco Guayaquil, encarna el descontento de una parte de los ecuatorianos con las políticas socialistas de Correa y su estilo confrontacional, así como el manejo de la economía dolarizada fuertemente golpeada por la caída de los precios del crudo.

Lasso centró su oferta electoral en la creación de empleos, reducción de impuestos, mayor inversión extranjera y la convocatoria a una consulta popular para reformar la Constitución del 2008.

En las elecciones generales de 2009 y 2013, Correa ganó con holgura en primera vuelta.

Pero la ausencia de Correa, un carismático y polémico economista que desde 2007 ha liderado el período más estable de la historia reciente ecuatoriana, y una golpeada economía tras el fin de la bonanza petrolera, que le sirvió para modernizar el país y elevar sus índices de desarrollo, dejaron al correísmo desgastado.

El politólogo Simón Pachano, profesor de Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), advierte que los resultados de una segunda vuelta en las elecciones ecuatorianas han sido sorprendentes.

"Ecuador es el país donde más veces se ha producido reversión del resultado de primera vuelta", explica a la AFP.

Los ecuatorianos votaron muy condicionados por el deterioro económico, producto según el gobierno de factores externos como la debacle petrolera, la devaluación de monedas vecinas, el fortalecimiento del dólar o los costos del terremoto del pasado abril.

La oposición, en cambio, vió una posibilidad de atizar el descontento de las clases medias y bajas, que hablan de derroche y mala gestión.

Moreno, cuyo estilo conciliador contrasta con el temperamental Correa, representa el continuismo de un sistema que combina un disparado gasto social con altos impuestos y elevado endeudamiento.

Lasso promete fomentar la inversión extranjera y bajar los impuestos para estimular el consumo y la producción.

"Llegue quien llegue a la presidencia, se convertirá en el sepulturero del Socialismo del siglo XXI (como suele denominarse el gobierno de Correa), porque ya no es viable con esta realidad económica. Tendrá que hacer ajustes", explica a la AFP el economista Alberto Acosta-Burneo, consultor del Grupo Spurrier.

El resultado ayer domingo puede ser decisivo para el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a quien Ecuador mantiene asilado en su embajada en Londres desde 2012 para evitar su extradición a Suecia por supuestos delitos sexuales que él niega.

Moreno es partidario de mantener el asilo, pero Lasso dijo a la AFP que, de llegar al poder, se lo retirará.

Candidatos.

Lenin Moreno y Guillermo Lasso fueron los candidatos más votados ayer en las elecciones en Ecuador, y disputarán una segunda vuelta el 2 de abril. Moreno (63), que fue vicepresidente entre 2007-2013, es el candidato del oficialista Alianza País, el partido que lidera el presidente saliente Rafael Correa. Moreno es licenciado en Administración Pública. Lasso (61) es el candidato del Movimiento Creo, fue gobernador de la provincia Guayas y banquero. Lasso es licenciado en Administración de Empresas.

Votan según elección de género por primera vez.

Transgéneros ecuatorianos votaron ayer por primera vez de acuerdo a su elección de género. Ecuador aprobó en 2016 una ley permitiendo a la gente elegir un género en su cédula de identidad. "Esto es importante porque se están reivindicando nuestros derechos, no ha sido fácil", dijo la activista y candidata al congreso, Diane Rodríguez. Se estima que 200 personas en el país andino de 16,5 millones de habitantes han cambiado su género en su tarjeta de identificación desde que se aprobó la ley. Rodríguez, una psicóloga de 34 años que nació biológicamente hombre, va camino a convertirse en la primera legisladora transgénero en Ecuador. Venezuela eligió a su primera legisladora transgénero en el 2015, Tamara Adrián, firme opositora al gobierno de Nicolás Maduro. Pero Rodríguez dice que las dos están cerca a pesar de ser políticamente opuestas. "Es compañera de lucha. Más allá que esté en un movimiento de derecha, nos une el avance de derechos", dijo. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)