FOTOGALERÍA

Duro golpe del terrorismo en Londres: cuatro muertos y 40 heridos

La policía sigue la pista islamista, reserva sobre el atacante.

Atentado en Londres dejó cinco muertos y decenas de heridos. Foto: Reuters
Atentado en Londres dejó cinco muertos y decenas de heridos. Foto: Reuters
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: AFP
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: AFP
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: AFP
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: AFP
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: Reuters
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: Reuters
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: AFP
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: AFP
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: EFE
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: EFE
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: EFE
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: EFE
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: Reuters
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: Reuters
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: Reuters
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: Reuters
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: Reuters
Atentado en Londres dejó varios muertos y heridos. Foto: Reuters

Cuatro muertos —cinco si se cuenta al terrorista— y 40 heridos dejó ayer el atentado en Londres, que volvió a prender el alerta ante acciones de los llamados "lobos solitarios" que responden a grupos yihadistas. Precisamente la pista islámica es la que seguía anoche la policía buscando a los responsables ideológicos del atentado. El autor material fue abatido a la entrada del Parlamento británico.

El atentado ocurrió en una de las zonas supuestamente más vigiladas del mundo, donde se concentran las dependencias de los tres poderes de Gran Bretaña. El terrorista atropelló con un automóvil a peatones que cruzaban el puente de Westminster, y se dirigió luego a la entrada del Parlamento, donde mató a cuchilladas a un policía antes de caer abatido. En total mató a cuatro personas e hirió a otras 40.

Anoche la policía seguía sin revelar la identidad del autor del ataque, que ocurrió en la media tarde de Londres. "No voy a hacer comentarios sobre la identidad del atacante (...) pero privilegiamos la pista del terrorismo islamista", dijo Mark Rowley, comandante de la unidad antiterrorista de Scotland Yard. La policía centra sus pesquisas en la "motivación y preparación" del sospechoso y de posibles "asociados", declaró, y está interrogando a cientos de testigos y examinando imágenes de cámaras de seguridad.

El análisis forense de la amplia zona donde se perpetró el ataque es "complicado" y llevará "cierto tiempo reunir todas las pruebas relevantes", indicó el responsable policial.

Entre los heridos, hay tres policías en estado grave. El policía muerto se llamaba Keith Palmer, de 48 años.

La primera ministra Theresa May tildó el ataque de "nauseabundo y perverso". "Nunca nos rendiremos al terror. Y nunca permitiremos que las voces del odio y el mal nos dividan", añadió May, tras presidir una reunión del gabinete de seguridad.

Un médico del Hospital de Saint Thomas, que se encuentra a 200 metros del lugar de los hechos, y que atendió a las víctimas, describió las heridas como "catastróficas". Entre los heridos hay estudiantes franceses cuya vida no peligra, además de rumanos y surcoreanos. Se ignora la identidad de las cuatro personas muertas.

El presidente estadounidense Donald Trump, el francés François Hollande y la jefa de gobierno alemana Angela Merkel, expresaron sus condolencias y solidaridad con el Reino Unido. Además, el Parlamento escocés suspendió la votación sobre un nuevo referéndum de independencia. Las luces de la Torre Eiffel se apagaron para recordar a las víctimas.

El atentado dio paso a escenas de caos y pánico. La gente corría por las calles de Westminster, los diputados se encerraron en sus oficinas, y el sonido de las sirenas y los helicópteros se apoderó de todo el centro de Londres.

El ataque se produjo justo el día en que Bruselas conmemoraba el primer aniversario de los ataques que dejaron 32 muertos en el aeropuerto y el metro de aquella ciudad.

El área de Westminster, con el Big Ben, la sede del Parlamento y la mayoría de ministerios y dependencias gubernamentales, es muy concurrida por turistas y funcionarios.

La estación de metro más próxima al Parlamento, Westminster, fue cerrada al público, y la policía pidió a la gente que evitara las zonas de Whitehall, los puentes de Westminster y Lamberth, la calle Victoria y el embarcadero de Victoria, así como la zona de Embankment, para permitir el tránsito de los servicios de emergencia.

El de ayer fue el peor ataque en Londres desde el que perpetraron cuatro islamistas en el sistema de transportes de la capital en julio de 2005, en hechos que dejaron 52 fallecidos.

Isabel II cancela una visita a Scotland Yard.

La reina Isabel II canceló la visita que tenía previsto realizar hoy jueves a la sede central de la Policía metropolitana de Londres. "A la luz de los acontecimientos de hoy (por ayer), se ha tomado la decisión de posponer el compromiso de la reina", afirmó un portavoz de la reina, que horas antes había declinado hacer comentarios sobre posibles medidas de seguridad adicionales en el palacio de Buckingham. Isabel II tenía previsto visitar junto con su esposo, el duque de Edimburgo, el nuevo edificio de Scotland Yard en Victoria Embankment, junto al río Támesis, cerca de donde se produjo el atentado.

Mantienen el nivel de amenaza en "severo".

La primera ministra británica Theresa May anunció que no elevará el nivel de amenaza terrorista, pese al atentado ayer miércoles en Londres. "El nivel de amenaza ha estado en severo durante cierto tiempo, y eso no cambiará", dijo May en un mensaje ante Downing Street.

El grado de "severo" es el segundo más alto, significa que es altamente probable que haya atentados, y está por debajo de "crítico", que se activa en caso de amenaza inminente.

May, que leyó su mensaje vestida de negro, estaba en el Parlamento cuando el atentado en la tarde londinense. "Para los que estábamos en el Parlamento en el momento del atentado, es un recordatorio de la valentía de la policía", añadió.

"El escenario del atentado", prosiguió, "no es una coincidencia. El atacante eligió golpear en el corazón de nuestra capital, donde gente de todas las nacionalidades, religiones y culturas se reúnen para celebrar los valores de la libertad, la democracia y la libertad de expresión".

Escocia aplazó el debate por referéndum.

El Parlamento escocés suspendió ayer miércoles un debate crucial sobre la autorización de un referéndum de independencia, tras el ataque terrorista en Londres. "El hecho de que nuestro Parlamento hermano sufrió un serio incidente afecta a este particular debate", dijo el presidente de la asamblea escocesa, Ken Macintosh. El Parlamento escocés, donde los nacionalistas son la primera fuerza pero sin mayoría absoluta, tenía que votar ayer miércoles si reclamaba un segundo referéndum de independencia.

Cuando se reanude la discusión si, como se espera, los diputados verdes apoyan la solicitud de la primera ministra regional Nicola Sturgeon, la demanda prosperará y el gobierno de Theresa May tendrá que decidir si concede el segundo plebiscito de independencia a Escocia. La demanda escocesa abriría un nuevo frente para Londres, antes de que May dé inicio al proceso de salida de la Unión Europea con la invocación, el 29 de marzo, del Artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)