Un diplomático catalán analiza la posibilidad de ser reconocido por la ONU

Dudas sobre un país catalán con asiento en Naciones Unidas

Si efectivamente se produce la independencia, Cataluña tendrá una serie de desafíos que enfrentar. Uno de ellos es ingresar a Naciones Unidas (ONU).

Albert Royo-Mariné, secretario general del Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña, dijo a El País que la comunidad internacional "acomodará" la supuesta "nueva realidad" si se concretase el secesionismo.

El pasado 30 de octubre, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo a medios españoles que "Cataluña no está entre los territorios con derecho a la autodeterminación".

Sobre este punto, el diplomático contestó: "Tampoco lo estaba Sudán del Sur o las 20 repúblicas que se independizaron en Europa hace 25 años".

"La comunidad internacional es pragmática y lo será también ahora. Me acuerdo que en 1990, el entonces secretario general de la ONU dijo que nunca se reconocería a Eslovenia y Croacia. Hoy día, ambos países son independientes y están representados en la Unión Europea y en la ONU".

Royo-Mariné señaló que un proceso "pacífico y democrático como el catalán no puede ser ignorado por el mundo civilizado".

El diplomático catalán también criticó al Gobierno español. "Se ha negado a cualquier tipo de negociación política y se limita a amenazar con suspender la autonomía de Cataluña y a perseguir legalmente a las autoridades catalanas". Y agregó: "Vamos a seguir insistiendo en Madrid para que se establezca un diálogo entre las partes".

Como principal objetivo si se llega a consolidar la independencia, Royo-Mariné cree que esta región debe "seguir apostando a las políticas de integración". En este sentido, dijo que una sociedad "tan mezclada como la catalana", debe seguir "recibiendo inmigración y mantenerse cohesionada".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)