CRISIS EN BRASIL

Dilma juega sus últimas cartas

La presidencia anunció reajuste en el programa insignia de su gobierno para combatir el hambre y dijo, en acto público, que nunca recibió coimas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rousseff anunció un plan para dejar contentos a los grupos de izquierda. Foto: AFP

La mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, dio ayer un nuevo impulso a los programas sociales en un intento de tender la mano a sus bases, a las que quiere reactivar de cara a la eventual apertura de un proceso de destitución en su contra y la posible llegada al poder del vicepresidente Michel Temer.

Con motivo del Día de los Trabajadores, Rousseff anunció un reajuste del 9 % en la asignación del Bolsa Familia, el programa bandera del Gobierno de combate al hambre, y un ajuste al impuesto sobre la renta que beneficia a los asalariados.

En la que podría ser la recta final de su mandato, la jefa de Estado ha intensificado el contacto con los grupos de izquierda y deberá anunciar a lo largo de la semana más medidas de carácter social, una especie de "paquete de bondades" con el que pretende recuperar el respaldo de sindicatos, movimientos sociales y las propias bases del Partido de los Trabajadores (PT).

Estos grupos están desencantados con Rousseff por el escándalo de corrupción que ha salpicado al PT, por las medidas de austeridad propuestas por la presidenta para sanear las cuentas y por la grave crisis económica que vive el país, la cual ha provocado un alza del desempleo y un aumento de la inflación.

Esas cuestiones se colaron ayer en el Día de los Trabajadores, que contó con manifestaciones en todo el país, tanto a favor de Rousseff como en contra.

"Un Golpe especial".

El PT, por su parte, ha comenzado una movilización de cara a una eventual gestión de Temer, quien sucedería a Rousseff si esta finalmente es apartada de su cargo, y ha intensificado el mensaje de que un juicio político es un "golpe" de Estado porque la mandataria no cometió ningún "crimen de responsabilidades".

"Es un golpe especial, no es golpe con armas y tanques en las calles, como ya vimos. Ellos rasgan la Constitución", aseguró ayer Rousseff en Sao Paulo durante el acto organizado por la Central Única de los Trabajadores (CUT), el mayor gremio obrero del país."Nunca recibí coimas y tampoco fui acusada de corrupción", agregó.

La mandataria volvió a criticar duramente al presidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha, y dijo que la oposición se alineó con los traidores, en referencia a Temer, para realizar unas "elecciones indirectas".

No obstante, la jefa de Estado advirtió que "resistirá y luchará hasta el final", como, según recordó, hizo durante la dictadura, época en la que pasó casi tres años presa y sufrió torturas por sus vínculos con un grupo que se alzó en armas contra el régimen.

"Es una lucha por la resistencia, contra la pérdida de derechos, una lucha a favor de las conquistas sociales, una lucha por la democracia", dijo Rousseff.

La jefa de Estado alertó de que si Temer llega al poder las conquistas de los trabajadores serán recortadas y posicionó al PT como la única formación capaz de mantener los avances sociales, como el Bolsa Familia.

El programa contra el hambre fue creado por el Gobierno de su padrino político, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011).

El Bolsa Familia concede subsidios de 164 reales (unos 48,2 dólares) mensuales de media a cerca de 14 millones de familias pobres, según datos del Gobierno.

La presidenta lanzó el reajuste del programa contra el hambre a pesar de la oposición de su equipo económico, que en el último año ha lanzado impopulares medidas de austeridad para sanear las cuentas y que generaron críticas dentro del propio PT.

Rousseff aseguró que la medida ya estaba prevista en el presupuesto aprobado por el Congreso en 2015 y que, por tanto, no repercutirá en el rumbo de las cuentas públicas.

Más acusaciones.

Si bien el PT y Dilma Rousseff están en el ojo de la tormenta, numerosos políticos que la critican están inmiscuidos en causas de corrupción.

El fin de semana, la Corte Suprema de Brasil abrió una nueva investigación contra el presidente del Senado, Renan Calheiros, para esclarecer si el político participó en una trama de "ventas" de medidas provisionales en el Congreso, informaron fuentes judiciales al diario O Globo.

El inicio de la investigación fue ordenado por la magistrada Cármen Lúcia, que también abrió un proceso contra el senador Romero Jucá, presidente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y uno de los hombres más cercanos al vicepresidente Michel Temer.

Calheiros y Jucá, ambos del PMDB, ya eran investigados por la máxima corte del país en el marco de la "Lava Jato", como se conoce a la operación que indaga sobre la gigantesca trama de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

En el nuevo proceso, la Corte Suprema inquiere ahora si Calheiros y Jucá recibieron sobornos para conseguir la aprobación de enmiendas que beneficiaban al sector del automóvil.

La trama para la supuesta "compra" de medidas provisionales está en el punto de mira de la llamada "Operación Zelotes", que investiga la actuación un grupo de empresas del sector automotor que sobornó a funcionarios del Gobierno que promovieron unas medidas decretadas posteriormente por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, mediante las cuales les fue reducida la carga tributaria.

La Justicia acepta denuncias contra el PT

La Justicia brasileña aceptó el viernes las denuncias formuladas por la Fiscalía contra el publicista del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Joao Santana, por su supuesta implicación en la corrupción de Petrobras. El juez federal Sergio Moro también decidió abrir causa penal contra la mujer de Santana, Mónica Moura, y el expresidente de la constructora Odebrecht, Marcelo Bahia Odebrecht por lavado de dinero y corrupción.

El 1° de Mayo alrededor del mundo

Cuba | Lideardo por el régimen

Cientos de miles de trabajadores cubanos marcharon este domingo por el 1 de Mayo en apoyo a las medidas de flexibilización económica de Raúl Castro, quien presidió la movilización en La Habana. A diferencia de otros países, no hubo incidentes.

Austria | Canciller abucheado

El canciller socialdemócrata Werner Faymann de Austria fue recibido con abucheos reclamando su dimisión al dirigirse a una multitud de unas 80.000 personas en Viena, mientras intentaba defender la política migratoria y de empleo en este país.

Corea | Contra una reforma

En Corea del Sur, decenas de miles de personas protestaron contra una reforma anunciada de las condiciones de trabajo, un proyecto de la presidente Park Geun-Hye y de su partido, conservador, que prevé facilitar las condiciones de despido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)