TERRORISMO EN EUROPA

Detienen a segundo sospechoso de ataque al subte de Londres

Luego de la actuación policial, baja el nivel de alerta de ataque terrorista.

La Policía sigue detrás de la pista de los terroristas. Foto: AFP
Londres rebaja el alerta terrorista tras arresto de otro sospechoso

"El centro de análisis terrorista decidió rebajar el nivel de alerta terrorista de crítico -el nivel máximo- a grave", anunció por la tarde la ministra del Interior, Amber Rudd. La amenaza de atentado ya no se considera por lo tanto "inminente" como el viernes por la noche, sino "altamente probable".

Un hombre de 21 años fue detenido en Hounslow, en la periferia oeste de la capital. A pocos kilómetros del lugar, las fuerzas de seguridad llevaban a cabo un registro en relación con el atentado, añadió la policía.

El sábado por la mañana, los agentes habían detenido a un hombre de 18 años en el sur del país por su presunta implicación en el ataque.

El atentado -el quinto en seis meses en Reino Unido- fue cometido con una bomba de fabricación casera colocada en un vagón de metro en hora pico, cerca de las 8:30 AM en la estación de Parsons Green, situada en un barrio acomodado del suroeste de Londres.

Amenaza.

Antes de anunciar el cambio del nivel de alerta terrorista, la ministra del Interior había asegurado que era "demasiado pronto para sacar todas las conclusiones" y había prometido que se haría "todo lo necesario para entender" cómo se radicalizó el sospechoso de 18 años.

"Es una investigación que avanza muy rápido. Hemos realizado progresos considerables y seguiremos haciéndolo lo mejor que podamos para reducir las amenazas en este país", había declarado la jefa de la policía londinense, Cressida Dick.

El gobierno británico afirmó ayer haber concluido con la Unión Europea (UE) un nuevo tratado de seguridad, que permitiría proseguir la cooperación en materia de lucha contra el crimen y el terrorismo tras el Brexit. El balance del atentado del viernes podría haber sido mucho peor, según las autoridades. El artefacto explosivo buscaba provocar enormes daños.

Fotos difundidas en Twitter mostraban cómo un cubo blanco poco dañado ardía dentro de una bolsa isotérmica de un supermercado, en el interior de un vagón del metro, cerca de las puertas automáticas. Unos cables eléctricos salían de la bolsa.

Un testigo, Peter Crowley, afirmó haber visto "una bola de fuego".

Los restos de la bomba están siendo examinados por científicos, según la policía, que no quiso comentar las informaciones de la prensa británica sobre el supuesto fallo del retardador de la bomba o el hecho de que el artefacto contuviera clavos y TATP, un explosivo utilizado por los yihadistas.

En lo que va de año, Gran Bretaña sufrió do otros cuatro ataques que causaron un total de 36 víctimas mortales. En los otros incidentes en Londres, en las inmediaciones del Parlamento, en el Puente de Londres y cerca de una mezquita en Finsbury Park, en el norte de la ciudad, se emplearon autos y cuchillos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)