BRASIL

Detienen al ex secretario general y a un extesorero del PT

La Policía Federal brasileña realizó una serie de allanamientos en una nueva fase del escándalo de corrupción llamado Lava Jato.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Movilización en apoyo a Dilma y Lula. Foto. AFP

La Policía Federal (PF) brasileña detuvo hoy al ex secretario general del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) Silvio Pereira y al propietario de un diario, en el marco del operativo realizado en San Pablo como parte de la causa por el escándalo de corrupción en Petrobras, conocido como "Lava jato".

La operación, denominada "Carbono 14", está centrada en el estado de San Pablo e incluye dos órdenes de prisión temporaria y dos de detención con fines de interrogatorio, precisó la Policía federal (PF) en un comunicado.

Entre las personas interrogadas también figura Delubio Soares, un extesorero del PT durante el escándalo del 'mensalao' (el salariazo) con el que el PT se aseguraba el apoyo de legisladores, un escándalo que había ensombrecido el primer mandato del presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Soares había sido condenado a seis años y ocho meses de cárcel, y en agosto de 2014, tras cumplir un sexto de la pena, fue autorizado a purgar el resto en régimen abierto.

Las requisas del viernes constituyen la 27ª fase de la operación Lava Jato (lavado a presión), lanzada en 2014 por el juez Sergio Moro, que puso al descubierto una gigantesca red de corrupción centrada en la estatal petrolera Petrobras.

La PF pretende "profundizar la investigación sobre el esquema de blanqueo de capitales por cerca de 6 millones de reales (1,66 millones de dólares al cambio actual), procedentes de la gestión fraudulenta del Banco Schahin, cuyo perjuicio fue asumido posteriormente por Petrobras", indica el comunicado.

El esquema consistía en el otorgamiento de un préstamo a un particular en 2004, por 12 millones de reales, que "tenía por finalidad 'quitar' deudas del Partido de los Trabajadores".

La investigación del Lava Jato ha sacudido a la política brasileña y a las principales empresa constructoras del país.

Las investigaciones han descubierto una red de corrupción, en la que empresas pagaban  a altos cargos de Petrobras para que se les entregarán obras de construcción  de la petrolera estatal. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)