VIDEO

Desesperados, buscan a víctimas del fuego en Londres en las redes sociales

Tras el trágico incendio en un edificio de 24 pisos en Londres, los familiares recurren a las redes sociales para buscar a víctimas del fuego. Los muertos ya suman 17.

Familiares de afectados en el incendio de una torre residencial en Londres recurren hoy a las redes sociales en un intento por localizar a sus seres queridos que siguen desaparecidos tras el fuego, donde al menos 17 personas han muerto.

Los portales Facebook y Twitter se han llenado de llamamientos desesperados de personas que buscan noticias de algunos de los residentes del bloque de 24 plantas que ardió el miércoles, sin que aún se conozca la causa, y de quienes no han vuelto a tener contacto.

El diputado laborista David Lammy, del barrio londinense de Tottenham, colgó en su cuenta de Twitter un mensaje con el que trataba de recabar alguna información sobre Khadija Saye, una fotógrafa de 24 años que vivía en el inmueble, que acababa de exponer su trabajo en la Bienal de Venecia.

En su tuit, Lammy pidió ayuda a fin de hallar a su "querida amiga, alma bella y artista emergente".

El ciudadano Adam Smith también recurrió a Twitter en busca de datos sobre su madre, la octogenaria Sheila, residente en el apartamento 132 del edificio calcinado, y de quien no se tienen noticias desde el siniestro.

En Facebook, amigos y familiares de otro de los inquilinos de la torre, Tony Disson, hacían un llamamiento para tratar de localizarlo. Su hijo, Lee, escribía: "Si alguien ha visto a mi padre, Tony Disson, podría comunicárnoslo. Mi corazón está con todas las personas de la Grenfell Tower".

 

Incendio en Londres. Foto: EFE
Incendio en Londres. Foto: EFE

También la familia de la colegiala Jessica, de 12 años, desaparecida en el incendio, trataba de hallar a la niña, que se separó de sus familiares al desatarse el fuego.

Su tía, Ana Ospina, indicó a medios británicos que ha recorrido los hospitales de Londres, donde se trata actualmente a los heridos, buscando a su sobrina, quien sigue desaparecida y a quien, al parecer, se la llevaron los médicos que atendieron a los afectados por el fuego en una ambulancia.

Por su parte, los bomberos de Londres, que han desplegado a más de 250 efectivos, admitieron hoy que "desconocen" la cifra exacta de desaparecidos por el suceso.

Los bomberos tampoco esperan hallar a nadie más con vida en el inmueble siniestrado.

En el fuego, de enormes dimensiones y que se desató hacia las 00.15 GMT del miércoles, 17 personas murieron y 34 están hospitalizadas, 17 en estado crítico, según los servicios de emergencia.

En el edificio, que constaba de 120 apartamentos, vivían entre 400 y 600 personas, muchas de ellas familias jóvenes.

La primera ministra británica, Theresa May, ordenó hoy una investigación pública sobre el incendio del bloque de viviendas sociales de Londres, en medio de la indignación creciente de los vecinos.

La "completa investigación pública", que examinará también la acción de las autoridades, servirá para asegurarse de que "esta terrible tragedia es investigada apropiadamente", dijo May a la televisión.

"Se lo debemos a las familias, a la gente que ha perdido a sus seres queridos", estimó May, que este jueves visitó el edificio calcinado en el que los bomberos buscaban a numerosos desaparecidos sin esperanzas de que estén vivos.

May visitó el lugar pero evitó a la gente. No en cambio el alcalde la capital británica, Sadiq Khan, que fue abucheado por los vecinos en varios momentos y constantemente interrumpido cuando trataba de hablar a la prensa.

Khan dijo que, al margen de la investigación, "hacen falta ahora mismo" medidas para asegurarse de que los otros bloques de viviendas sociales de Londres cumplen con los requisitos anti-incendios. "Entiendo perfectamente el enfado" de los vecinos, agregó.

El balance aumentará a medida que los bomberos avancen dentro de la estructura calcinada de gran parte del edificio, una probabilidad reforzada porque hay familias de las que no se sabe nada.

Treinta y siete personas seguían hospitalizadas, 17 de ellas graves, y no se espera ya encontrar supervivientes.

La comandante de los bomberos de Londres, Dany Cotton, dijo que hay partes del edificio que no son seguras y que llevará tiempo inspeccionar todos los rincones.

Hay "un número desconocido" de gente dentro, pero "sería un milagro que quedara alguien vivo", explicó a Sky News.

"Llevará semanas despejar el edificio e inspeccionarlo apropiadamente", añadió.  (AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)