Oficialismo busca instalar el miedo y retrocede en sondeos

Denuncian "campaña sucia" del kirchnerismo

A menos de tres semanas de la segunda vuelta presidencial en Argentina, la oposición denuncia una "campaña del miedo" desplegada por el kirchnerismo, que ha llegado a comparar la política económica del candidato conservador, Mauricio Macri, con la de la última dictadura militar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Anibal Fernández, secretario general de la Presidencia. Foto: AFP

"Vean bien lo que es la explicación de la economía de lo que pensaba (el exministro de Economía José Alfredo) Martínez de Hoz (1976-1981) y las explicaciones que dan Macri y sus economistas: son exactamente iguales", dijo ayer el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en su contacto diario con la prensa.

Fernández defendió así la difusión, el domingo de noche, durante el descanso de un decisivo partido de fútbol de la liga argentina transmitido por la televisión pública, de un polémico vídeo electoral en el que se mostraban discursos de Martínez de Hoz y Macri en defensa del libre mercado.

"Las políticas que quieren llevar a la práctica son todas políticas antipopulares 100 por ciento, porque van a despedir gente, tanto en maestros como en alumnos, van por más de 50.000 becas", advirtió ayer el jefe de ministros argentino.

"¿Decir la verdad es meter miedo? ¿O no será que ellos practican políticas de miedo que la sociedad tiene que conocerlas?", cuestionó.

Campaña de miedo

Para Macri, líder de la alianza opositora Cambiemos, el oficialismo practica "una estrategia oscura de llenar de pesadumbre y de miedo a la población, con el único objetivo de asustarlos ante la posibilidad de cambiar".

"Pero no va a funcionar. Ya sentimos el olor del aire fresco. Ya sentimos la felicidad que da la proximidad de un nuevo comienzo. Ya nos dimos cuenta que somos millones y millones. Ya abrimos los ojos y no los volveremos a cerrar", dijo Macri en una carta publicada en una conocida red social.

Precisamente ayer las redes se convirtieron en escenario alternativo de la intensa pelea electoral por la Presidencia argentina. El hashtag #SiMacriGana, impulsado por simpatizantes oficialistas, se volvió en su contra por la respuesta de los seguidores de Macri.

"#SiMacrigana la Argentina se viene abajo", alertaba a primera hora un usuario de Twitter, mientras otros acompañaban esta etiqueta con lemas como "#PatriaoMacri", "#Macriotusderechos". Poco después, los macristas respondieron: "#SiMacriGana Máximo Kirchner deberá terminar la secundaria...", bromeaba un usuario de Twitter sobre el hijo de la presidenta argentina, Cristina Fernández, diputado electo por el gobernante Frente para la Victoria, mientras que otro señalaba que "#SiMacriGana se termina el Kirchnerismo de ladrones". Memes, fotomontajes y bromas de ambas partes han situado el tema entre los más populares de la red social, superando a los usuarios que celebraban la conquista del título de liga por parte del club de fútbol Boca Juniors. Este enfrentamiento virtual se produce después de la polémica provocada por la difusión de mensajes de simpatizantes oficialistas sobre las supuestas consecuencias de un triunfo de Macri, en especial por un vídeo en el que se ve a una niña llorando desconsoladamente por temor a que el candidato conservador "venda el país".

Para calmarla, su madre le responde que, si gana, le sacarán de la Presidencia en helicóptero, como ocurrió con el radical Fernando de la Rúa en diciembre de 2001, en pleno crack económico.

Mientras la tensión política aumenta, las encuestas mantienen a Macri como favorito.

La última encuesta, divulgada ayer por el estudio Polldata, adjudica al candidato conservador un 55,9 % de votos frente a un 44,1 % para Scioli, y refleja, además, que la agresiva campaña kirchnerista no tiene el resultado deseado: casi seis de cada diez entrevistados no cree en los negros augurios del oficialismo en caso de una victoria de Macri, para el 17,6 % es muy creíble y para el 23,1 % más o menos creíble.

Aníbal Fernández "espió" reunión de rival


En medio de la fuerte ofensiva del kirchnerismo, que desde la semana pasada busca instalar el "miedo a Macri" por supuestos ajustes en su eventual plan de gobierno, el jefe de Gabinete y ex candidato a gobernador, Aníbal Fernández, lanzó una polémica amenaza: sostuvo que miembros de su equipo "filmaron" una reunión en la que, supuestamente, la electa gobernadora María Eugenia Vidal promete recortar un plan de asistencia universitaria en la provincia de Buenos Aires.

"Van a despedir gente del Programa Envión, tanto en maestros como en alumnos. 50.000 becas", aseguró Aníbal, y agregó que "están atacando caso por caso situaciones que van a significar reducciones de fondos en lugares sensibles. Son despidos lisos y llanos", aseguró Fernández.

El funcionario, quien viene de perder la elección justamente a manos de Vidal, amenazó con exponer pruebas de lo que denuncia. "Hay compañeros nuestros que formaron parte de esa reunión y que lo tienen filmados con los teléfonos. Oportunamente lo vamos a mostrar", señaló, en referencia a encuentros en los que miembros del equipo de la gobernadora electa habrían revelado el plan de ajuste.

"No es verdad lo que dicen", indicó Fernández sobre la desmentida que la misma Vidal hizo sobre las denuncias que circularon desde el oficialismo el fin de semana. Vidal negó durante su paso por el programa de Mirtha Legrand que tuviera planeado el cierre de programas sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)