LABERINTO VENEZOLANO

Demanda al Parlamento por "usurpación de funciones"

Presidente de Veneuzuela acusa a la oposición por el planteo ante la OEA.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Almagro pidió que se active referendo revocatorio. Foto: EFE

El gobierno de Venezuela demandó ayer ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por "usurpación de funciones" a la directiva del Parlamento —controlado por la oposición—, por haber pedido a la Organización de Estados Americanos (OEA) debatir la severa crisis del país.

"Presentamos un recurso de amparo constitucional contra la pretensión del Poder Legislativo de inmiscuirse en las funciones que tiene el Poder Ejecutivo", informó Elvis Amoroso, consultor jurídico del presidente Nicolás Maduro, en una entrevista con el canal de televisión estatal VTV.

"Las relaciones internacionales corresponden exclusivamente al presidente de la República, no a la Asamblea Nacional y a su junta directiva", señaló Amoroso, al introducir el recurso ante la Sala Constitucional del TSJ.

El portavoz citó que la Constitución venezolana señala que es la presidencia la que debe "dirigir las relaciones exteriores de la República".

El presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, gestiona un derecho de palabra ante la OEA, que aprobó el miércoles una resolución en respaldo al diálogo entre gobierno y oposición en Venezuela.

Amoroso calificó como "inaceptable" que "la OEA, la ONU o la Unión Europea reciban a estos señores" y adelantó que la decisión que tome el TSJ será presentada ante organismos internacionales.

La oposición pidió a la OEA activar la Carta Democrática, un mecanismo que se aplica en caso de alteración del orden constitucional, invocada el martes por el secretario general del organismo, Luis Almagro.

En reacción, Maduro había adelantado, en un acto público frente a miles de seguidores, que la directiva del Legislativo sería demandada por "usurpación de funciones" y "traición a la patria".

Para Maduro, la oposición busca con sus gestiones ante la OEA una intervención estadounidense en Venezuela, por lo que convocó masivas movilizaciones de seguidores en los próximos días.

Diálogo, referéndum.

Desde la oposición han manejado en varias oportunidades su voluntad al diálogo. Pero el requisito innegociable es que el Consejo Nacional Electoral (CNE) —al que los opositores acusan de ser servil al Gobierno— active el referéndum revocatorio iniciado hace un mes contra el mandato de Nicolás Maduro.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, que ha mantenido varios cruces con Maduro, volvió a manifestarse en la misma línea que la oposición.

En una entrevista en Washington, Almagro consideró hoy que el diálogo promovido por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y tres expresidentes de España, Panamá y República Dominicana "está carente de los elementos que le den sustancia a la posibilidad de que las partes tengan confianza mutua".

"Si no largás (liberas) a los presos políticos, si no pones fecha al referendo revocatorio, ¿de qué te vas a sentar a hablar? ¿Cuáles son las bases de la confianza para que eso se haga? Un diálogo (sin esos compromisos) es como consolidar un status quo con presos políticos", argumentó el jefe de la OEA.

Almagro, que la semana pasada cumplió un año en el cargo, es una de las voces internacionales que ha denunciado con más contundencia "las graves alteraciones del orden constitucional" en Venezuela.

"El diálogo como entelequia abstracta puede ser muy negativo, diálogo hubo en el pacto de Múnich (1938) y los países en ese momento, como dijo (el ex primer ministro británico Wiston) Churchill, entre el deshonor y la guerra eligieron el deshonor e igual tuvieron la guerra. Hay que asumir que el diálogo no es un concepto vacío, tiene que tener bases muy claras en su proceso de acción y ejecución", consideró Almagro.

"El diálogo debe tener bases claras y compromisos firmes, es muy difícil creer en un diálogo cuando tienes una de las partes violando sistemáticamente la Constitución, si no respetan la Constitución que se hicieron a su medida, entonces ¿qué respeto van a tener a los compromisos que puedan surgir de una mesa de diálogo?, agregó.

Almagro, que por el momento solo tiene el apoyo explícito de Paraguay en el proceso de la Carta Democrática, está "muy tranquilo" de que su iniciativa prosperará porque "los países cuando tengan que tomar las decisiones van a tomar las decisiones correctas y van a estar del lado correcto de la historia".

El jefe de la OEA está a la espera de que el Consejo Permanente, cuya presidencia de turno ostenta Argentina, ponga fecha a la sesión extraordinaria que él ha pedido entre el 10 y el 20 de junio para votar si se aplica o no la Carta a Venezuela.

"Nadie puede pedirme, ni remotamente (...) que yo mire para otro lado. No hay neutralidad moral en tiempos de crisis", expresó.

Admiten apelación de condena a Leopoldo.

La justicia venezolana admitió una apelación contra la condena de casi 14 años de cárcel que cumple el dirigente opositor Leopoldo López, informó su abogado, Juan Carlos Gutiérrez, quien anunció que la primera audiencia será el 20 de junio.

"El recurso presentado por la defensa ha sido admitido con los argumentos sólidos e irrebatibles para su legítima procedencia. Esa admisibilidad trae una convocatoria a una audiencia oral que debe ser pública y que va a ser celebrada el día 20 de junio", dijo el jurista a periodistas.

La Sala I de la Corte de Apelaciones de Caracas aceptó una impugnación a favor de López, en prisión desde el 18 de febrero de 2014, cuando se entregó tras ser acusado de instigar la violencia en las protestas ocurridas entre febrero y mayo de ese año, que dejaron 43 muertos y centenares de heridos. Gutiérrez pidió a la Corte que "haga una revisión jurídica del caso, ponga orden legal al mismo y dicte una sentencia de carácter absoluto".

Capriles: "Tenemos que validar las firmas".

La oposición juntó 1.800.000 firmas (solo se exigen 200.000) para dar el primer paso con el objetivo de activar el referéndum. Hasta ayer, el CNE tenía tiempo de ratificar las rúbricas. Eso no sucedió, lo que desató la furia de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición de partidos opositores al gobierno.

Por este motivo, la MUD convocó a una actividad para el próximo lunes para que las personas firmaran, nuevamente, en una reafirmación de que quieren que se haga un revocatorio.

"Estamos llamando a todas las dos millones y medio de personas que firmaron a que acudan a jornadas masivas en toda Venezuela a reiterar su decisión de cambio, para reiterar su decisión de revocar a este Gobierno, esto va a ocurrir en todas las capitales de estado", dijo a periodistas el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba.

"Vamos a pedirle a cada venezolano que haya firmado y a los millones que quieren firmar que expresen su voluntad, que expresen por escrito su razón para revocar a este Gobierno y que si están dispuestos que graben su testimonio porque vamos a hacer decenas de miles de piezas en Internet", afirmó.

Ayer, el dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles matizó la decisión que tomó su propia fuerza política y pidió una movilización en forma de protesta el lunes hasta la sede del poder electoral para exigirle que anuncie el paso a la siguiente etapa.

"Nosotros no tenemos que volver a firmar, nosotros tenemos que ir a validar nuestras firmas, nosotros el día lunes tenemos que movilizarnos (...) para exigirle a las señoras del Consejo Nacional Electoral (CNE) en un protesta, que ellas tienen que respetar esta Constitución", dijo en rueda de prensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)