INVESTIGACIÓN

Declara Stiuso por la muerte de Alberto Nisman

El ex jefe de operaciones de los servicios secretos de Argentina Antonio "Jaime" Stiuso, cuyo testimonio fue reclamado por la Justicia en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman, declarará hoy ante la justicia.

El exespía, que regresó a Argentina el pasado 10 de febrero por el paso de Gualeyguaychú, fue buscado por Interpol (policía internacional) tras el pedido del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Por ese pedido, la oficina de Interpol en Brasilia comunicó el año pasado que el ex jefe de operaciones de Inteligencia argentina había viajado en febrero de 2015 a Miami (EE.UU.) desde la ciudad brasileña de Porto Alegre, con pasaporte italiano.

Sin embargo, desde la delegación de Interpol de Washington no precisaron el paradero del exespía, pero reconocieron que estaba en Estados Unidos.

Stiuso colaboraba estrechamente con el procurador especial de la causa por el atentado contra la mutualista judía AMIA, el fallecido fiscal Alberto Nisman, cuya muerte, en enero del año pasado, aún no ha sido esclarecida.

Nisman murió cuatro días después de denunciar a la entonces presidenta argentina Cristina Fernández por supuesto encubrimiento de los iraníes señalados como responsables del ataque contra la AMIA.

El abogado de Stiuso, Santiago Blanco Bermúdez, consensuó con la jueza del caso, Fabiana Palmaghini, una fecha para declarar como testigo.

"Es indudable que Stiuso sabe mucho, por una deducción lógica. Es la persona con la que el fiscal interactuaba profesionalmente en la investigación del caso AMIA. Una relación que se extendió durante varios años, de forma tal como cualquier relación o vínculo profesional estrecho", dijo Manuel Romero Victorica, abogado de las hijas del fiscal fallecido.

Además, la Justicia reclama a Stiuso para tomarle declaración a fin de "dar cuenta del objetivo y alcance de las distintas tareas realizadas en el marco de la investigación" del atentado contra la mutualista judía AMIA, en el que murieron 85 personas en julio de 1994.

Mails.

La jueza Fabiana Palmaghini pidió ayuda a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para abrir los correos electrónicos de Nisman y, de esa manera, continuar con el esclarecimiento de su crimen.

Con la declaración de un testigo —un viejo amigo de Nisman—, los investigadores se enteraron de que el fiscal tenía una cuenta de correo electrónico que no se conocía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)