vea el video

Decenas de refugiados muertos

La Policía austríaca encontró ayer cuerpos en descomposición de decenas de inmigrantes en un vehículo. El camión, que contenía unos 50 cadáveres, fue encontrado abandonado en un área de descanso de una autopista del estado de Burgenland (este), cerca de Hungría, también desbordada por la llegada masiva de migrantes.

El vehículo, que llevaba el logo de una empresa avícola, tenía una placa de matriculación húngara y salió de Budapest el miércoles por la mañana. Del camión salían "fluidos de cuerpos en descomposición", dijeron las autoridades.

El macabro hallazgo fue anunciado en momentos en que los países europeos participaban en una cumbre con dirigentes de los países de los Balcanes, los cuales exigieron un "plan de acción" del bloque para contener esta ola migratoria que los afecta directamente.

Es que Europa se enfrenta a su mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial. Desde principios de 2015 ha recibido una cifra récord de migrantes procedentes de zonas de conflicto en África, Asia y Oriente Medio.

Punto caliente.

Hungría es uno de los puntos migratorios más calientes de Europa y principal zona de tránsito para miles de personas que buscan refugio en el viejo continente.

El Gobierno ultraconservador de Viktor Orban anunció el miércoles pasado que reforzará la frontera con Serbia —vía de entrada de sirios, afganos, iraquíes y pakistaníes— con más de 2.100 agentes de Policía, que contarán con el apoyo de helicópteros y perros.

Será a mediados de septiembre, justo cuando el Ejecutivo tiene planeado terminar la valla metálica de 175 kilómetros. Mientras tanto, las familias acampan escondidas en tierra de nadie, junto a las vías del tren, a la espera del mejor momento para avanzar sin ser vistos por la autoridad.

Los inmigrantes y refugiados, que en el 90% de los casos huyen de Siria, cruzan constantemente la frontera entre Serbia y Hungría a través de una vía de tren en desuso que parte en dos un alambrado de metro y medio de alto, repleta de cuchillas que el Ejecutivo pretende acabar a fin de mes.

"¿Me van a registrar", "¿Están pidiendo huellas dactilares?", preguntaban horrorizados aquellos que iban llegando a este cruce. Algunos se veían aún con fuerzas y se dirigían directamente a la policía, un par de kilómetros al norte por la misma vía.

Los demás decidieron hacer el recorrido en la noche escondidos entre los campos de cultivo serbios para intentar entrar en Europa sin ser registrados. Y, los más arriesgados, cruzaron entre arbustos sin pasar por el registro y sin ser vistos a plena luz el día.

Es el máximo temor que reina en este sofocante lugar, ya que Budapest no solo aumentará la vigilancia en breve, sino que el Gobierno ha comenzado trámites legales para desplegar al Ejército, algo que requiere el respaldo del Parlamento.

Muchos de los inmigrantes que han llegado hasta Hungría no quieren aparecer en los registros del Gobierno, pues al continuar su camino hacia el norte de Europa —adonde la inmensa mayoría se dirige— serían devueltos al primer país de llegada de la UE; Grecia, Italia, Hungría o su país de origen. Muchos de ellos como Khaled, de 25 años y original de Daráa, una localidad al sur de Siria, saben que Alemania no les echará del país y por eso se ha convertido en su objetivo principal.

La canciller alemana, Angela Merkel, anunció el pasado martes que su Gobierno no devolverá a ningún ciudadano sirio que entre en territorio alemán.

"Si (la Policía húngara) toma mis huellas dactilares, iré a Alemania. Si no, seguiré a Suecia", sugiere otro joven de Damasco que lleva más de un mes viajando junto a otros seis miembros de su familia, incluido un bebé. Otro compañero de viaje, Jasem, que en un principio quería ir a Reino Unido "para ganar más dinero", ahora se plantea el destino. Sus familiares quedaron en Siria y él solo quiere tranquilidad y seguridad.

Reunión.

Los jefes de Gobierno de Alemania y Austria, Angela Merkel y Werner Faymann, respectivamente, instaron ayer en Viena a contribuir a resolver la crisis de refugiados que llegan a Europa con un mayor sentido de solidaridad.

"Es mi firme convicción de que Europa, como continente rico, está en situación de resolver el problema" de la masiva llegada de personas que huyen de los conflictos y buscan refugio y una vida segura, dijo Merkel en rueda de prensa.

Por su parte, Faymann su-brayó la necesidad de acordar "un reparto justo, con una cuota vinculante" del número de refugiados entre los socios de la Unión Europea.

La jefa del Gobierno germano se mostró "conmocionada" por la noticia del hallazgo de los refugiados muertos en un camión frigorífico abandonado en Austria.

"Esta personas estaban en camino para buscar mayor seguridad y protección y han muerto de forma trágica", afirmó, para criticar a los traficantes de personas que juegan con la vida de personas por mero beneficio.

"Esta tragedia nos insta a afrontar el tema de la inmigración de forma rápida y con espíritu europeo, el de la solidaridad", agregó.

La canciller recordó que por la "experiencia histórica de Europa", el continente tiene "el deber" de ofrecer ayuda y protección a los refugiados.

Para afrontar el problema se debe actuar con solidaridad, resaltó la canciller.

Miles de familias del este europeo huyen hacia los países centrales. Foto: Reuters
Miles de familias del este europeo huyen hacia los países centrales. Foto: Reuters
SABER MÁS

Este europeo está en alerta


Rumania se suma a la lista de países que prestan atención a sus fronteras con el propósito de prevenir una posible llegada masiva de refugiados e inmigrantes ilegales desde Serbia, anunció ayer el viceprimer ministro, Gabriel Oprea.

El jerarca explicó que se intensificará la cooperación entre las autoridades nacionales de su país y Serbia, y se aumentará la capacidad operativa en acciones conjuntas con ese país. Oprea indicó que garantiza la seguridad de 2.070 kilómetros de frontera exterior de la Unión Europea, de los cuales 546 kilómetros son colindantes con Serbia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)