FOTOGALERÍA

3.000 damnificados y tres días sin agua debido a los huaicos en Lima

Son más de 9.000 las personas afectadas por las precipitaciones que desde la madrugada del miércoles se suceden en las ocho provincias de la capital peruana.

Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.
Miles de afectados tras las inundaciones en Perú. Foto: Reuters.

La ciudad de Lima, donde viven 9 millones de habitantes, amaneció el miércoles rodeada por "huaicos", como se denomina en idioma quechua a los deslizamientos, y desbordes de ríos en los caminos que conducen al norte, centro y sur de esta urbe.

Según la evaluación del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), realizada en ocho provincias del departamento de Lima, hay al menos 2.739 personas damnificadas y 9.550 afectadas por esta situación.

El informe señala que hay hasta el momento dos personas fallecidas, 24 heridas, 354 viviendas colapsadas, 392 viviendas en condición de inhabitables y 1.813 que, en total, quedaron afectadas.

Además, las precipitaciones presentadas en una intensidad de moderada a fuerte en las provincias de Lima ocasionaron inundaciones, huaicos, desbordes y deslizamientos, afectando casas, instituciones educativas, establecimientos de salud, áreas de cultivo y vías de comunicación.

Las provincias afectadas son Huarochirí (Santa Eulalia, Ricardo Palma, San Antonio, Chicla, Huarochirí, Antioquía, Cuenca, Huachupampa, Laraos, Mariatana y San Mateo de Otao); Barranca (Paramonga y Pativilca); Yauyos (Huantan, Lincha, Cacra, Tomas, Alis, Catahuasi, Huancaya, Madean, Quinches, Tupe y Viñac), Cañete (Zuñiga, Quilmaná, Lunahuaná y Cerro Azul); Huaral (Atavillos Alto, Pacaraos y Veintisiete de Noviembre); Huaura (Paccho, Sayán, Santa María y Ambar); Oyón (Caujul, Andajes y Cochamarca) y Canta (Canta, Huaros, Arahuay, Santa Rosa de Quives y Lachaqui).

En relación con las instituciones educativas colapsadas, el número llega a seis, mientras que las escuelas afectadas suman 24 y son dos las que están en condiciones inhabitables.

Otro tipo de infraestructura dañada es la que corresponde a establecimientos de salud. De acuerdo con el reporte alcanzado, son siete los afectados, uno ya colapsado y cinco que quedaron en condición de inhabitables.

Los caminos rurales destruidos suman un total de 40.83 kilómetros, de un total de 115.74 kms afectados. Por otra parte, 526.57 kms de carreteras quedaron completamente destruidos, y otros 507.62 fueron afectados de alguna forma. 29 colapsaron y otros 30 quedaron afectados.

Las autoridades peruanas señalaon que el monitoreo de estos incidentes provocados por las severas condiciones climatológicas es permanente, y que la cifras varían constantemente.

Sin agua

El Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal) informó que desde el miércoles 27 distritos de Lima y Callao se han quedado sin servicio de agua potable. Está situación se mantendrá al menos hasta la tarde de hoy.

A través de un comunicado, Sedapal indicó que el corte de agua se debe a “la alta turbidez que mantienen las aguas del río Rímac con alta concentración de lodo, sumados a los restos sólidos que llegan hasta la Bocatoma de la Planta de Tratamiento de La Atarjea”.

Los huaicos continúan cayendo con fuerte intensidad en las cuencas, especialmente de Huaycoloro, y no permiten “captar el recurso hídrico con normalidad”. De acuerdo a Sedapal, la situación se normalizará en la medida que baje la intensidad de los huaicos.

Además, han puesto en operación 270 pozos y mantienen la producción de la Planta de Tratamiento de Agua Chillón y la distribución mediante 25 camiones cisternas a los hospitales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)