El escándalo que sacude a Brasil tiene una nueva ramificación

Cuentas "camufladas" de Petrobras

La Justicia de Suiza investiga si la filial en ese país del banco británico HSBC ayudó a camuflar parte de los sobornos que involucran a la petrolera estatal brasileña Petrobras y a otras empresas sumergidas en un gigantesco escándalo de corrupción en Brasil, informó ayer la prensa brasileña.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Justicia Suiza investiga las cuentas secretas que tenían exdirectores de Petrobras. Foto: O Globo/GDA.

Responsables por la investigación en Suiza confirmaron al diario O Estado de São Paulo que cuentas de exdirectores de la estatal brasileña y de ejecutivos acusados por la Justicia de Brasil serán objeto de análisis.

El miércoles, la Justicia del cantón de Ginebra anunció la apertura de una investigación por lavado de dinero agravado contra la filial suiza del HSBC.

La investigación penal involucra igualmente a otras entidades o individuos cuya identidad oficialmente se mantiene en reserva, conforme a los procedimientos que se aplican en Suiza. Hace 11 días, una red internacional de periódicos sacó a la luz detalles de la utilización de la filial suiza del banco británico para la apertura o mantenimiento de cuentas utilizadas por ciudadanos de numerosos países para evadir impuestos.

Camuflaje.

En el caso brasileño, el escándalo de corrupción se refiere al supuesto uso, con base en declaraciones de exdirectivos, de la petrolera estatal como una "caja recaudadora" de fondos para abastecer campañas políticas.

En el curso de la investigación fueron detenidos tres exdirectores de área de Petrobras, el empresario Alberto Youssef, quien presuntamente dirigía una mafia de lavado de dinero en sus casas de cambio, y ejecutivos de siete de las principales constructoras del país.

Las constructoras están acusadas de pagar sobornos a los entonces directores de la petrolera para beneficiarse de contratos. Aunque no incluyó el cálculo en su balance, Petrobras estimó que sus activos fueron sobrevalorados en 88.600 millones de reales (unos 34.500 millones de dólares), debido al aumento del precio de 31 contratos con constructoras y proveedores entre 2004 y 2012, aunque esta cifra no incluye las pérdidas derivadas del pago de sobornos.

La noticia de Suiza se conoce un día después de que el Soros Fund Management, brazo de inversiones del multimillonario de origen húngaro George Soros, comunicó al órgano regulador del mercado en Estados Unidos que reducirá en un 60% su participación en las ADR (American Depositary Receipts) de Petrobras.

Según lo informado el último 27 de enero tras dos aplazamientos de sus resultados y sin el aval de la auditoría externa contratada, Petrobras obtuvo un beneficio neto de 3.087 millones de reales (unos 1.190 millones de dólares) entre julio y septiembre de 2014, una cifra 38% inferior a la del trimestre anterior. En el acumulado de enero a septiembre de 2014, la ganancia neta fue de alrededor de 5.190 millones de dólares, un 22% menos que los 6.675 millones de dólares registrados en los primeros nueve meses de 2013.

La crisis en torno a la petrolera estatal se ha visto reflejada en el mercado de valores. Ayer los títulos de Petrobras figuraban entre los de mayores bajas por las dudas de los inversores. Los papeles de Petrobras retrocedían un 3,56% luego de cuatro sesiones consecutivas al alza. Esos títulos encontraron recientemente respaldo en la recuperación del precio del petróleo y en declaraciones del nuevo presidente ejecutivo de la compañía sobre un ajuste a su plan de negocios.

La economía se contraerá

La economía brasileña se contraerá este año un 0,42%, según previsiones de expertos del mercado financiero divulgadas por el Banco Central, que reflejan un aumento del pesimismo entre los agentes del sector privado. En la primera semana de enero, los analistas consultados por el BCB esperaban un crecimiento del 0,50% este año, pero sus previsiones siguen cayendo.

Dilma ante un año de mal en peor

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, que cumplió 50 días de su segundo mandato, enfrenta el que puede ser un "annus horribilis", con la economía estancada, su base parlamentaria fragmentada y a la espera de un muy probable terremoto político por la corrupción en la estatal Petrobras. Si es verdad el mito de que los primeros 100 días son claves para un Gobierno, a la mandataria, reelecta en octubre pasado y que inició su nuevo mandato el 1º de enero, se le agotó la mitad de ese período y el clima que ya es turbio puede agravarse en el corto plazo. En las próximas semanas, la Fiscalía General oficializará ante la justicia la denuncia sobre la vasta red de corrupción enquistada en la petrolera estatal, en la que, según ha adelantado la prensa local, serán imputados decenas de políticos y parlamentarios, en su mayoría de la base de apoyo a Rousseff. La investigación transcurre bajo secreto judicial, pero ya ha llevado a prisión a poderosos empresarios y exdirectores de la petrolera, que, según la Policía, inflaban el precio de los contratos de obras y se apropiaban de la diferencia. Además, la economía no da buenas señales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)